La Fundación EU-LAC y la Fundación Carolina, en presencia del ARVP, Josep Borrell, firman un acuerdo de colaboración

 

 

La Fundación Unión Europea-América Latina y el Caribe (Fundación EU-LAC) y la Fundación Carolina han expresado su voluntad de colaboración con la firma de un convenio marco en el que se establecen las bases de cooperación institucional para desarrollar actividades en áreas de interés mutuo.

Estas áreas de colaboración pueden incluir la evolución de las relaciones entre la UE, América Latina y el Caribe así como los desarrollos en los países de ambas regiones, además de organización conjunta de eventos, realización de seminarios y talleres, el intercambio de información y documentos pertinentes y la elaboración conjunta de publicaciones, entre otras modalidades.

La firma se ha realizado a través de una videoconferencia en la que han participado el director ejecutivo de la Fundación EU-LAC, Adrián Bonilla y el director de Fundación Carolina, José Antonio Sanahuja, teniendo como testigo de honor al Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Políticas de Seguridad, Josep Borrell.

Con este convenio, la Fundación Carolina y la Fundación EU-LAC refuerzan su compromiso con la cooperación como mecanismo para contribuir a la visibilidad y el fortalecimiento de las relaciones transatlánticas entre la Unión Europea, América Latina y el Caribe.

La estrategia de respuesta conjunta de la Cooperación Española a la crisis de la COVID-19

La crisis de la COVID-19 está teniendo un impacto de enorme magnitud en todo el mundo, pero éste es aún más acusado en los países en los que los índices de pobreza y de desigualdad son más elevados y que cuentan con sistemas de salud frágiles, en los que las medidas de protección social no suelen poder hacer frente al gran reto que causa esta pandemia. Es por ello que el pasado julio se aprobó la Estrategia de respuesta conjunta de la Cooperación Española a la crisis de la COVID-19.

Ante el nuevo escenario global que se presenta, la respuesta del conjunto de la cooperación española debía recalibrarse. Tal y como indica el documento: «La situación de crisis nos llama a reforzar lo ya logrado en derechos humanos, igualdad de género y no discriminación, a reforzar nuestra cooperación en la promoción de los bienes públicos globales, con una respuesta que refuerce el nexo humanitario y de desarrollo y que combine una estrategia de mitigación de los impactos de la pandemia en todas sus dimensiones».

Además, al ser una crisis multidimensional: de carácter sanitario, social, económico y fuertemente ligada a la crisis medioambiental, indica, «tiene el potencial no sólo de causar ingentes pérdidas humanas, sino también de revertir los progresos sociales de reducción de la pobreza y el hambre de las últimas décadas, así como de retrocesos en cumplimiento de derechos humanos y en gobernabilidad democrática».

Una estrategia a futuro

Para hacer frente a estos retos, la estrategia establece tres prioridades: salvar vidas y reforzar los sistemas de salud pública, proteger y recuperar derechos y capacidades, así como preservar y transformar los sistemas socioeconómicos, recuperar el tejido productivo y reforzar la gobernabilidad democrática. Esta Estrategia, además, parte de una visión de futuro para cuando la pandemia haya sido superada, que consiste en abordar, urgentemente, las transformaciones sistémicas necesarias para alcanzar los Objetivos de Desarrollo sostenible de la Agenda 2030.
El conjunto de la Cooperación Española movilizará un total estimado en 1.720 millones de euros para dar respuesta a la crisis de la COVID-19. Estas cuantías se actualizarán periódicamente según vaya evolucionando la crisis, dada la incertidumbre asociada a la misma.

Marcelo Ebrard, José Antonio Sanahuja y Josep Borrell, conversan sobre las relaciones Europa-América Latina y el multilateralismo

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, y el catedrático de Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid y  director de la Fundación Carolina, José Antonio Sanahuja, han participado en la sesión «Europa y América Latina: socios en el multilateralismo, el cambio climático y la inclusión social», moderada por el Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y Vicepresidente de la Comisión Europea, Josep Borrell

Esta sesión forma parte del seminario “Quo Vadis Europa? VIII. Europa en el mundo post Covid-19: reforzando el multilateralismo en tiempos de crisis», dirigido por Josep Borrell y José Ignacio Torreblanca, profesor de Ciencia Política de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, que se ha celebrado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo del 19 al 21 de agosto.

Marcelo Ebrard ha destacado en sus intervenciones la importancia de fortalecer un espacio latinoamericano, especialmente tras la pandemia de la covid-19 que ha impulsado una mayor cooperación en la región, como el reciente acuerdo entre México y Argentina para garantizar el acceso a las vacunas, o el plan de trabajo acordado en enero por la CELAC. «Mas allá del ámbito regional, pensamos que la Unión Europea es un socio principal con el que hay muchas similitudes y coincidencias de valores, intereses políticos y de carácter global. El multilateralismo es la única vía posible», ha afirmado.

Sanahuja, ha explicado la propuesta de la Unión Europea hacia América Latina, lanzada en 2019, que está tratando de recuperar un espacio latinoamericano de concertación y formulación de políticas, basada en la horizontalidad, la repolitización, el enfoque selectivo y nuevas prioridades de cooperación. Una agenda compartida aún más relevante frente a la pandemia de la covid-19, para buscar conjuntamente salidas verdes y con cohesión social. «Es importante retomar el diálogo birregional no tanto en la lógica de los equilibrios de poder ,sino en una lógica en la que la agenda esté centrada en las preocupaciones d ela sociedades», ha manifestado.

Video de la sesión (fuente: uimptv.es)

 

El objetivo del curso ha sido discutir y evaluar el impacto internacional de la pandemia del COVID-19, especialmente en lo relativo al multilateralismo, que ya  se encontraba sumido en una importante crisis debido a las tensiones comerciales y geopolíticas entre EEUU y China. A lo largo de seis sesiones ha tratado diversos actores, temáticas y espacios geográficos, incluyendo las perspectivas de crisis o recuperación económica, tanto globales como europeas.

Maestras y maestros de Colombia: Miradas y realidades educativas

La publicación «Maestras y maestros de Colombia: Miradas y realidades educativas», editada por Fundación Carolina Colombia, recoge las experiencias de las maestras y maestros que participaron en el XV programa Maestros sobresalientes de Colombia, que se celebró entre el 25 y el 30 de noviembre de 2019.

Un año más, la Fundación Carolina en España y Colombia, invitaron a España a un grupo de docentes de Colombia. Se trata de 6 maestros y maestras, de los/as cuales tres habían ganado el Premio Nacional al Docente BBVA: Paola Andrea Flórez García, Jildre Esther Jimenez Miranda y Néstor Joaquín Rojas Carrillo. En el grupo también había dos ganadoras de Hazañas Maestras de Noticias RCN: Leidy Efigenia Usuga Arbelaez y Yeimy Pachón Forero, y un ganador del Premio Compartir al Maestro: Carlos Enrique Arias.

Ampliar el conocimiento sobre los sistemas educativos de ambos países

Tal y como recoge la publicación, el objetivo de la visita «fue promover una valoración social más justa de la profesión […] y apoyar la profesionalización de la educación básica y media». Fundación Carolina busca así fortalecer estas relaciones entre cuerpos docentes, «que permiten ampliar el conocimiento sobre los sistemas educativos de ambos países y fomentar el intercambio de experiencias educativas». Además, la finalidad de esta iniciativa es «fomentar el compromiso por una educación de calidad, promover la valoración social de la docencia, así como perfeccionar su profesionalización».

Los nuevos aprendizajes «abren mentes»

Tras la experiencia, algunas de las conclusiones que plasman los maestros y maestras en la publicación son, por ejemplo, la necesidad de unificar los saberes en Colombia: «el saber popular, el espiritual nativo y afro con el saber científico, no para homogeneizarlo, […] sino para ampliar referentes y hacer dialógico el discurso pedagógico y científico», tal y como subraya Carlos Enrique Arias. Por su parte, Yeimy Pachón Forero, destaca que fue «una experiencia grandiosa» y que «conocer nuevos lugares y nuevas personas, siempre te dejan nuevos aprendizajes y te abre la mente».

La educación: base para el desarrollo de un país

Néstor Joaquín Rojas Carrillo, concluye su relato resaltando que el punto clave para mejorar el sistema educativo colombiano es la formación del profesorado, «y esto básicamente se logra con voluntad política, planes de estímulos y un cambio de mentalidad del propio profesorado». Por último, Jildre Esther Jiménez Miranda, apunta que «la educación es la base del desarrollo de un país» y que se debe apostar por la invesrsión en ella, «para poder alcanzar los niveles de equidad y prosperidad colectiva».

Accede a la publicación pinchando aquí.

Bienvenida al director de la AECID, Magdy Martínez Solimán

El pasado 28 de julio, el Consejo Rector de la Agencia Española de Cooperación Internacional y para el Desarrollo, nombró nuevo director a Magdy Martínez Solimán, cargo que asumió el 1 de septiembre.

Licenciado en Derecho por la Universidad de Málaga, Martínez Solimán es funcionario de las Naciones Unidas, organismo internacional donde ha trabajado las dos últimas décadas en políticas de desarrollo, paz y seguridad. Su último destino ha sido en Barbados como representante residente del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en la región del Caribe Oriental.

Fue director general de Juventud en el Gobierno, viceconsejero de la Presidencia en la Junta de Andalucía y concejal en el Ayuntamiento de Málaga. También ejerció tres años como profesor de prácticas de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales en la Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga

Su carrera internacional comenzó como experto parlamentario para Asia y Pacífico en Bangladesh y, desde 2001, ha estado vinculado a las políticas de desarrollo de Naciones Unidas en distintos países.

Desde la Fundación Carolina le enviamos nuestras más calurosas felicitaciones y bienvenida, y en tanto miembro de su Patronato y de su Junta Rectora, nos ponemos a su disposición desde el mutuo compromiso con el desarrollo sostenible y los ODS en Latinoamérica a través de nuestro trabajo en el ámbito de la educación superior, la ciencia y la tecnología.

 

Ricardo Rozemberg y José Antonio Sanahuja hablan sobre América Latina y la Unión Europea ante el escenario internacional post pandemia en Diálogo BID – INTAL

Organizado por el Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (INTAL) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el 23 de julio se celebró el 15º encuentro de Diálogos sobre comercio e integración en tiempos de pandemia, bajo el título América Latina-Europa ante el escenario internacional post pandemia. Nuevos (y viejos) desafíos. En este evento virtual participaron Ricardo Rozemberg, especialista en comercio e integración de BID INTAL y José Antonio Sanahuja, catedrático de Relaciones Internacionales y director de Fundación Carolina.

El diálogo se enmarcó en la situación actual provocada por la COVID-19, en los cambios paradigmáticos en el sistema económico global, en el impacto de éstos en América Latina y la Unión Europea, en los principales cambios en el sistema de comercio internacional, de integración regional, y en los nuevos mecanismos de gobernanza global. Uno de los temas sobre el que se hizo más énfasis fue en el acuerdo alcanzado por la Unión Europea unos días antes para salir de la crisis causada por la pandemia de la COVID-19. Un acuerdo que, según el director de Fundación Carolina, «representa un paso muy importante en la preservación del regionalismo y del multilateralismo». Tras este acuerdo, añadió, «nos encontramos ante un momento muy relevante en cuanto a integración fiscal e integración financiera de la Unión Europea.»

A lo largo del diálogo se trataron otros asuntos clave, como las estrategias a seguir ante la posible fragmentación del sistema global ante la crisis, así como las relaciones entre organismos regionales, haciendo especial hincapié en el acuerdo Mercosur – Unión Europea, que según Ricardo Rozemberg, puede ser «un juego de suma positiva para ambas partes». Otro de los temas tratados fue la necesidad de aprovechar la coyuntura actual de digitalización y logística global, pero siempre, tal y como indicó José Antonio Sanahuja, sin dejar de «hacer frente a la desigualdades», de apostar por la expansión de los mercados internos y tratando de continuar estableciendo actividades productivas en todos los países.

Ante la cuestión planteada por Ricardo Rozemberg sobre cuál es el rol de la Unión Europea en el escenario geoestratégico global en relación a América Latina, el director de Fundación Carolina manifestó que la Unión Europea debe «aproximarse a América Latina a través de una agenda social y de una política de cooperación en la que se hable de lo que pueden y quieren hacer juntos, que es mejorar las políticas públicas para garantizar la inclusión social, la sostenibilidad ambiental, la seguridad ciudadana» y otras cuestiones que respondan a las preocupaciones de la ciudadanía: «Tanto la Unión Europea como América Latina deben afirmar una agenda distinta, una agenda societal. Esa es la forma de ser actores geopolíticos», sentenció.

 

Andres Isch, participante en la edición 2017 del programa Liderazgo Público Iberoamericano, nuevo ministro de Trabajo de Ecuador

Andrés Isch,  un destacado abogado especialista en políticas públicas, ocupa desde el 9 de julio de 2020 la cartera de Trabajo en el Gobierno de Lenin Moreno, en Ecuador.

Con una amplia trayectoria en el sector público y privado, ha trabajado en proyectos de desarrollo, transparencia, gobierno abierto y participación ciudadana. Es Abogado por la Universidad Internacional del Ecuador y cursó el Programa de Gobernanza y Liderazgo Político de IDE. Anteriormente fue asesor jurídico en la Secretaría General de coordinación territorial y participación ciudadana del Municipio de Quito.

Isch, que en 2017 desempeñaba el cargo de secretario General de Planificación del Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, participó como representante de Ecuador en la II edición del programa Liderazgo Público Iberoamericano, organizado por la Fundación Carolina en colaboración con CAF Banco de Desarrollo de América latina y en BBVA.

Entrevista a Andrés Isch en el diario El Comercio (23 julio 2020)

Fundación Carolina y el apoyo prestado a sus becarios/as durante la pandemia

La pandemia ha sido un proceso totalmente imprevisto. También para los becarios/as de Fundación Carolina que, en el momento en el que se comenzó a confinar a la población, estaban realizando sus estudios o investigaciones en España. Del ajetreo de las aulas o centros de investigación, se pasó, con el objetivo de evitar aglomeraciones, al aislamiento en casa y a la formación e investigación online. Durante este tiempo, la Fundación Carolina ha trabajado y continúa trabajando para que puedan culminar sus estudios o investigaciones y regresar a sus países de manera segura. En este sentido, el trabajo del Área de Formación de Fundación Carolina ha sido fundamental, ya que ha brindado un apoyo integral al estudiantado y personal investigador con beca de la Fundación.

Información, apoyo y vuelos de repatriación

En primer lugar, se ocuparon de facilitar la información disponible al comienzo de la pandemia en torno a las opciones de regreso a sus países de una manera segura, en una situación de cierre generalizado de los espacios aéreos a nivel mundial. También proporcionaron continuo respaldo a quienes habían finalizado su periodo de beca, pero no podían regresar a sus países, con casos de personas que han tardado hasta dos y tres meses en poder retornar.

Además, se ha gestionado el contacto con las embajadas y consulados en España, con el objetivo de informarles del estado de sus nacionales y para que pudieran acceder a los vuelos de repatriación, en aquellos países que han contado con estos vuelos . Cuando ello no ha sido posible, han estado pendientes de facilitar cualquier información sobre vuelos chárter o comerciales, en los países que los han mantenido  durante la pandemia, como México o Brasil.

Seguimiento académico

En el plano académico, la Fundación Carolina ha mantenido una interlocución permanente con las instituciones académicas españolas sobre la situación de su estudiantado y personal investigador, con el objetivo de garantizar el correspondiente seguimiento académico y posibilidades de finalizar sus estudios. La parte más compleja de gestionar han sido las prácticas, pero desde el Área de Formación se han buscado diferentes soluciones, como hacerlas virtuales, convalidarlas con otro tipo de trabajos o aplazarlas para poder hacerlas desde sus países de origen.

Atención personalizada

En el plano más personal, se ha realizado una atención personalizada de cada caso, atendiendo a todas las llamadas telefónicas, correos electrónicos, etc. En especial, la Fundación Carolina se ha volcado con aquellos becarios y becarias envueltos en situaciones de salud o personales más delicadas, manteniendo contacto diario con los pocos que contrajeron la enfermedad y que no precisaron de ingreso hospitalario.

A pesar de que la situación en España ya no es de confinamiento total, la crisis de la COVID-19 persiste y su virulencia permanece o empeora en muchas regiones del mundo. Por ello, la Fundación Carolina continuará brindando el apoyo que el personal investigador y estudiantado precisen. Tal y como afirman desde el Área de Formación: “Mantendremos todas las líneas de trabajo que hemos llevado hasta ahora mientras un solo becario o becaria se vea obligado u obligada a permanecer en España a causa de esta situación”.

Fundación Carolina y la generación de conocimiento experto para afrontar el escenario postpandemia

Pese a las turbulencias con las que empezaba el año (ralentización económica, desafección institucional, pujanza de los nacionalismos) era inimaginable pensar que, por efecto de una pandemia, en los meses de marzo y abril el 90% del mundo iba a cerrar total o parcialmente sus fronteras, y el 50% de su población fuese a estar confinada. La crisis de la COVID-19, cuya virulencia persiste en muchas regiones del planeta —empezando por América Latina—, vino a truncar la senda de progreso de un mundo que acababa la década socialmente fragilizado e institucionalmente desunido.

La generación de conocimiento experto como recurso clave

No obstante, en la Fundación Carolina pensamos desde el primer instante en la necesidad de redoblar los esfuerzos, no solo para trasladar una información sociosanitaria nítida para aplanar la curva. Asimismo, hemos tratado y seguimos tratando de contribuir, junto con el resto de actores del sistema de la cooperación, a la reconstrucción de un contrato social —a escala europea, latinoamericana y global—, que reconecte con los Objetivos de Desarrollo Sostenible que definen nuestro mandato. Para ello, se activó de inmediato una de las palancas principales de las que disponemos, y que la crisis ha revelado como un recurso clave para afrontar el escenario postpandemia que se avecina: la generación de conocimiento experto.

Análisis académicos y reflexiones en torno a la formación virtual

En apenas cuatro meses se han publicado más de 30 análisis académicos, en su mayor parte elaborados por especialistas de la región, presentando diagnósticos, prospectivas y mecanismos de respuesta tanto desde una perspectiva de país, como multilateral. En ellos no han faltado enfoques sectoriales, centrados en las medidas a impulsar en materia de protección social (incluyendo especialmente a las mujeres), transformación fiscal, así como en pro de un modelo de desarrollo que tome verdaderamente en serio la situación crítica que amenaza a los países de renta media. Por descontado, la Fundación ha reservado igualmente un espacio singular a la reflexión educativa, consciente de la complejidad que ha supuesto garantizar la continuidad y calidad de la formación virtual en estos meses y, sobre todo, atenta a que las tendencias por venir no generen desigualdades, socavando la función de cohesión social y prosperidad que la educación conlleva. De ahí que se abriese un convocatoria internacional de contribuciones sobre el tema, cuya serie completa ya está publicada y en acceso abierto en nuestra web.

Análisis, debate, intercambio y pensamiento crítico a través de seminarios y reuniones virtuales

La labor de intercambio y difusión de ideas que ha asumido la Fundación Carolina se ha reforzado con motivo de la pandemia de la COVID-19. En particular, se han gestionado simultáneamente, y con un notable éxito de participación y audiencia, varios seminarios web, que nos han introducido , a marchas forzadas, en un nuevo formato de conversación digital en el que podemos interactuar con nuestros pares de cualquier rincón del mundo, trasladando conocimiento experto a toda persona interesada con conexión a internet. Bajo esta modalidad, la Fundación ha celebrado cinco seminarios web, y su dirección ha participado en otros tantos, organizados por entidades como la Fundación EU-LAC, el Instituto Hegoa de Estudios sobre Desarrollo y Cooperación de la Universidad del País Vasco, la Red Española de Estudios del Desarrollo (REEDES), o el Parlamento Europeo. En ellos se ha constatado que la multidimensionalidad que acarrea la crisis, remueve tal cantidad de factores (laborales, financieros, de inclusión o medioambientales), que acordar un orden consensuado de prioridades no resulta en absoluto sencillo. Ahora bien, a su vez, también se ha hecho evidente que la deliberación pública y la suma de voces es imprescindible para articular una narrativa eficaz de acción conjunta, útil para informar las estrategias de nuestra acción exterior.

Reunión virtual para hacer frente a la crisis en América Latina

A este respecto cabe citar, la reunión de especialistas y responsables políticos, convocada por la Fundación Alternativas y Fundación Carolina, con el fin de concertar una iniciativa de apoyo financiero y asistencia técnica hacia los países latinoamericanos, que contó, entre otras figuras, con la participación de la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya. Esta reunión tuvo carácter preparatorio para la Conferencia de Alto Nivel: «Juntos por una respuesta para América Latina y el Caribe ante la COVID-19», organizada por el Gobierno español el pasado 24 de junio, y destinada a proponer medidas que contribuyan a que los países de la región puedan afrontar la crisis con garantías, si no de éxito, cuando menos de resilencia. Su meta es lograr que las instituciones financieras pongan en marcha herramientas que aseguren la liquidez y los flujos de capital, que amplíen el “ espacio fiscal” de los países con mayores dificultades de acceso a la financiación, y que reimpulsen la actividad productiva, o que refuercen los sistemas de salud.

La generación de conocimiento como elemento clave de la cooperación internacional

Encuentros como este ilustran el propósito de la Fundación de ponerse a disposición del sector público para trasladar a los y las responsables de toma de decisiones institucionales los resultados del análisis, el debate y el pensamiento crítico en aras de configurar las políticas públicas más beneficiosas y pertinentes para una ciudadanía hoy ya plenamente global. En esto consiste también situar el conocimiento como clave de bóveda de la cooperación internacional.

El seminario web sobre las relaciones Unión Europea-América Latina y el Caribe ante la COVID-19 analiza las crisis y oportunidades para la cooperación birregional

El pasado 9 de julio, se celebró el webinar «Las relaciones Unión Europea-América Latina y el Caribe ante la COVID-19: pandemia, crisis y oportunidades para la cooperación birregional», organizado por la Fundación EU-LAC, Institut des Amériques, Sección de Europa- América Latina de LASA, y Fundación Carolina.

En el seminario participaron Adrián Bonilla,  director ejecutivo de la Fundación EU-LAC; Carlos Quenan, vicepresidente del Institut des Amériques y del FAP ALCUE; José Antonio Sanahuja, director de la Fundación Carolina y catedrático de Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid, y Miriam Saraiva, profesora asociada Universidad Estatal Río de Janeiro. La sesión moderada por Susanne Gratius, profesora de la Universidad Autónoma de Madrid  y presidenta de la Sección Europa-América Latina de LASA.

Gratius introdujo el debate recalcando la importancia de la nueva etapa que se inicia en las relaciones entre Europa, América Latina y el Caribe, que protagonizarán el diseño de una gobernanza global multilateral clave para solucionar esta crisis, en cuyo epicentro situamos a América Latina.

Adrián Bonilla, en su intervención inicial, analizó las analogías de la crisis actual con la crisis de los años 80 y 90, en cuanto a fenómeno global con múltiples efectos transversales, incidiendo en su afectación económica en América Latina. En un marco de reconstrucción social, recalcó la importancia de reforzar dinámicas extrarregionales de colaboración, así como de la modificación de la agenda en cuanto a inserción de seguridad ciudadana y nacional provocada por la ausencia de recursos.

En términos económicos y financieros, Carlos Quenan resaltó la similitud de la crisis actual con la crisis de los años 30, en cuanto a la caída de la actividad económica, con la particularidad del componente sanitario que plantea una nueva problemática en las relaciones con Europa. Señaló, a consecuencia de esto, la importancia de crear una dinámica de cooperación con Europa a través de la apertura de fondos de financiamiento internacional en aras de sostener la lucha inmediata contra la pandemia a corto plazo desde América Latina y la reorientación a través de la financiación de los modelos de desarrollo y cooperación entre Europa y América Latina.

José Antonio Sanahuja señaló la gobernanza global como un imperativo de supervivencia ante la situación actual y la necesidad de un enfoque interregional para su resolución, dividiendo su intervención en cinco enseñanzas. La primera de ellas se relaciona con la propia configuración del sistema internacional que limita la capacidad de respuesta al Estado-nación, empeorando el impacto de la pandemia ante la inadecuación de nuestras estructuras a nivel global. Por otro lado, han quedado expuestos los problemas de desarrollo y las políticas públicas debilitadas anteriores a la pandemia, siendo un imperativo solucionarlos para atenuar el impacto que está teniendo. En tercer lugar, señaló la importancia vital de los bienes públicos globales, siendo la salud el principal y en el que hay que trabajar individual y colectivamente. En cuarto lugar, señala la cooperación internacional y regional como una necesidad de ayuda humanitaria y de recursos, más allá de la ayuda al desarrollo. Por último, planteó que ha de entenderse la cooperación internacional a escala global de manera horizontal, dejando atrás la tradicional idea norte-sur de la cooperación al desarrollo, y diseñar instrumentos  para fortalecer de forma conjunta nuestras políticas públicas y responder colectivamente.

Por último, intervino Miriam Saraiva exponiendo la situación de crisis económica y política que se sufría previamente en Brasil, donde el enfrentamiento entre la presidencia, el ejecutivo y las instituciones democráticas es una situación constante que agudiza el impacto que está teniendo la pandemia. Posteriormente, en el turno de preguntas, recalcó la importancia de la sociedad civil en cuanto a cooperación y resolución de errores provocados por el gobierno, abriendo la puerta al diálogo para saldar la polarización y la incapacidad presidencial.

El webinar incorporó la participación del público a través de preguntas a los ponentes, en las que se resaltaron como claves la importancia del multilateralismo y la reactivación y actualización las organizaciones ya existentes en América Latina

Así mismo, se resaltó la importancia de reforzar un marco global y multilateral para fortalecer la eficacia del Estado nación y su capacidad de respuesta colectiva ante un bien público y global como la salud.

Fundación Carolina y Fundación Alternativas reúnen a un grupo de especialistas para identificar propuestas de financiación en América Latina frente a la crisis tras la COVID 19

 Junto a la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González-Laya, y la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica y el Caribe, Cristina Gallach, participaron un grupo de especialistas de la academia, y representantes de organismos multilaterales y regionales, financieros y de cooperación.

El objetivo de esta reunión, realizada por videoconferencia y con acceso restringido a especialistas y altos funcionarios/as de gobierno y de organismos regionales, como SEGIB o CEPAL, ha sido la identificación de propuestas para la acción exterior española en el ámbito multilateral en apoyo de los países de ingreso medio y “desarrollo en transición” de América Latina y el Caribe, orientadas a mejorar su acceso a la financiación externa y evitar nuevas crisis de sobreendeudamiento en el contexto de la emergencia sanitaria y los riesgos de retroceso económico y social que plantea la COVID-19.

Tras las intervenciones de apertura de la ministra y de la secretaria de Estado, se realizó un diagnóstico de la situación en América Latina, en el que se describió una región con economías estancadas, bajos indicadores de crecimiento y con un visible retroceso social; situación que se ha agudizado tras la pandemia y que puede dar lugar a un desplome económico y a una grave crisis social, en la que factores como la escasa presión fiscal, la polarización política, la precariedad de los mercados laborales y la inexistencia de sistemas de protección universales, dificultan aún más el escenario. El diagnóstico determinó que, además de hacer frente a la emergencia sanitaria y salvar la economía, es necesario plantear reformas a largo plazo respecto a la formalización del empleo, la definición de nuevos pactos fiscales, el fortalecimiento de las políticas públicas y la legitimidad de las democracias, y la recuperación de la cooperación y la integración regional.

En la reunión fueron presentadas diversas propuestas, como la moratoria temporal de la deuda, la recapitalización de los Bancos de Desarrollo, o la necesidad de reforzar la respuesta del Fondo monetario Internacional. Igualmente se valoró el rol de España y de la Unión Europea para impulsar esas respuestas y facilitar soluciones promoviendo una mayor coordinación y cooperación económica.

Fundación Carolina, una de las entidades impulsoras de la iniciativa Facultad Cero

Fundación Carolina impulsa, junto a otra entidades, Facultad Cero, una iniciativa lanzada por la Universidad de Granada que tiene como objetivo compartir experiencias y repensar el modelo de la educación superior post COVID-19. Se trata de un espacio digital para organizar encuentros virtuales en los que se compartan innovaciones docentes que se han desarrollado en los últimos meses con el fin práctico de mejorar el diseño del próximo curso. El proyecto pretende constituir un proceso de aprendizaje compartido y de diálogo que permita generar conocimiento en los más diversos campos de la educación universitaria.

Tal y como aparece en su página web, Facultad Cero es un espacio digital para compartir experiencias y organizar encuentros virtuales para aprender de los cientos de innovaciones docentes que se han desarrollado en los últimos meses con el fin práctico de mejorar el diseño del próximo curso. Se pretende generar conocimiento en los más diversos campos de la educación universitaria: recursos docentes, plataformas y herramientas digitales, evaluación, gestión de las emociones y organización de actividades, entre otros. Además de contribuir a un mejor diseño de las distintas materias, se busca realizar un necesario ejercicio de reflexión sobre la situación tan extraordinaria que hemos vivido.

 


La Junta Rectora de la Fundación Carolina propone lanzar proyectos educativos que ayuden a frenar la brecha digital

El miércoles, 3 de junio, se celebró la 58ª sesión ordinaria de la Junta Rectora de la Fundación Carolina, a la que asistieron la secretaria de Estado de Cooperación Internacional , Ángeles Moreno Bau, la directora en funciones de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), Carmen Castiella; el director de Relaciones Culturales y Científicas de la AECID, Miguel Albero; el director de la Fundación Carolina, José Antonio Sanahuja y el secretario general de la Fundación Carolina, Hugo Camacho.

En la reunión se han tratado las actuaciones realizadas por la Fundación Carolina en respuesta a la COVID-19, así como asuntos relacionados con la situación actual de los becarios y becarias latinoamericanos que continúan en España y la concesión de las becas de la convocatoria 2020-2021, que se encuentra en el proceso de selección de candidaturas. Igualmente se ha valorado la posibilidad de realizar la reunión del patronato de la institución.

Se ha planteado también la necesidad de poner en marcha, en coordinación con el resto de instituciones vinculadas a la cooperación española, proyectos educativos que puedan ayudar a frenar la brecha digital existente.

Fundación Carolina continuará asimismo con las actividades recogidas en su Plan de Actuación 2020 con ocasión de su 20 aniversario.

Experiencias innovadoras de formación virtual en Iberoamérica en el ámbito de la Educación Superior

El 2 de junio se publicó el primer Análisis Carolina de la serie Formación Virtual, una selección de trabajos escritos sobre propuestas y experiencias innovadoras del uso de las nuevas tecnologías, métodos y experiencias de formación virtual en Iberoamérica en el ámbito de la educación superior, que se irán publicando a lo largo de las próximas semanas con número de ISSN y DOI. Los trabajos se presentaron a una convocatoria de contribuciones de la Fundación Carolina, tras el necesario recurso de las nuevas tecnologías y la formación virtual como consecuencia de la pandemia de la COVID-19.

Los trabajos que se presentaron a la convocatoria, que cerró el 15 de mayo, tenían que ser inéditos, con una extensión entre 3.000 y 4.000 palabras. Un total de 46 trabajos concurrieron a la misma, y han sido evaluados por una Comisión Evaluadora, que ha seleccionado los de mayor interés.

La educación superior, clave para la cooperación avanzada en Iberoamérica

La educación superior es uno de los elementos clave de una agenda de cooperación avanzada en Iberoamérica, en países de desarrollo en transición. La Agenda 2030, por su parte, en su Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 4 otorga a la educación superior un papel crucial en el proceso de ampliar capacidades y opciones. No en vano, la educación superior es el subsistema al que la sociedad encarga la tarea de formar capital profesional (humano, social, decisorio); de educar a las personas como ciudadanos/as libres y críticos; y de desarrollar conocimiento experto.

Respuestas ante el impacto de la crisis por COVID-19

El mundo ha asistido y asiste a una crisis sin precedentes asociada a la pandemia provocada por el coronavirus, que ha obligado a las universidades a cambios muy rápidos y de gran alcance respecto a su función docente e investigadora, en cumplimiento con su compromiso con la sociedad. Interesa conocer y analizar desde el punto de vista de la reflexión académica, y desde la óptica de la cooperación internacional, cómo los sistemas iberoamericanos de educación superior están respondiendo y pueden responder al impacto de esta crisis a través de la incorporación de las nuevas tecnologías y la aplicación de modelos de formación virtual.

El primer Análisis Carolina de esta serie se titula «Docencia no presencial de emergencia: un programa de ayuda de emergencia en el ámbito de la educación superior en tiempos de la COVID-19», y fue elaborado por Gemma Xarles i Jubany y Pastora Mártín Samper, de la Universitat Oberta de Catalunya. Reúne los resultados preliminares de la primera iniciativa de Ayuda de Emergencia de la Universitat Oberta de Catalunya, que busca evitar retrocesos del ODS 4 en tiempos de COVID-19.