Publicados los Trabajos de Fin de Grado y de Fin de Máster galardonados con los Premios «Universidad, Conocimiento y Agenda 2030»

Crue Universidades Españolas, Fundación Carolina y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) han publicado este martes, 5 de mayo, los trabajos de Fin de Grado (TFG) y Fin de Máster (TFM) galardonados en la primera edición de los Premios «Universidad, Conocimiento y Agenda 2030» del curso académico 2018-2019. El fallo se dio a conocer a finales de febrero.

José Antonio Gras

Claudia Lorenzo

Se trata del TFG «Medición de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la Unión Europea a través de indicadores compuestos», realizado por Claudia Lorenzo y tutorizado por la profesora Marianela Carrillo Fernández, defendido en la Universidad de La Laguna, y del TFM «Explorando cualidades espaciales y sociales de los distritos de innovación como modelo de regeneración urbana: ¿es posible planificar clusters socialmente inclusivos?», de José Antonio Gras, tutorizado por el profesor Ramón Ribera-Fumaz y defendido en la Universitat Oberta de Catalunya. La publicación de ambos trabajos se hace en soporte electrónico y en versión impresa bajo el sello de las tres instituciones.
La Comisión Evaluadora y los responsables de las instituciones convocantes elogiaron la innovación de los planteamientos que presentan los trabajos galardonados, su calidad técnica y metodológica, y su contribución —tanto teórica como práctica— a sus respectivas áreas de conocimiento. Asimismo, valoraron la riqueza de sus implicaciones para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030.
Tras el éxito de esta primera convocatoria, en la que han concursado más de 1.000 candidaturas, Crue Universidades Españolas, Fundación Carolina y la AECID tienen previsto lanzar la II edición de los Premios «Universidad, Conocimiento y Agenda 2030» a finales de 2020.

Fundación Carolina organiza un webinar sobre el papel de la educación superior y la ciencia y la tecnología ante la crisis de la COVID-19

El miércoles 29 de abril la Fundación Carolina organizó un nuevo webinar dedicado al “Papel de la educación superior, la ciencia y la tecnología ante la crisis de la COVID-19”. En él participaron Isabel Álvarez, directora del Instituto Complutense de Estudios Internacionales (ICEI); Francesc Pedró, director del Instituto Internacional para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (IESLAC) de la Unesco; Josette Altmann, secretaria general de FLACSO, y Pablo Gentili, secretario de Educación del gobierno de Argentina. La sesión estuvo moderada por el director de la Fundacion Carolina, José Antonio Sanahuja.

Isabel Álvarez recordó cómo la crisis de la COVID-19 ha sobrevenido justo en un momento en el que la agenda de la innovación había comenzado a alinearse con la del desarrollo, según refleja el Objetivo del Desarrollo Sostenible (ODS) 9. En este sentido, empieza a apreciarse que la inversión en I+D no solo impacta sobre los sistemas productivos, sino que asimismo transfiere innovación al sector social, lo cual resulta de enorme valor para la gestión de un mundo que la pandemia está transformando, y que corre el riesgo de intensificar las desigualdades.

Por supuesto, tal y como apuntaron Josette Altmann y Francesc Pedró la reacción inmediata en el ámbito del conocimiento —no solo en América Latina, sino en todo el mundo— ha consistido en una digitalización abrupta, tanto en el plano de la docencia como en el de la investigación. Esto ha supuesto un enorme reto para la comunidad académica, en términos de adaptación a la nueva realidad (lo que ya se denomina “coronateaching”), y también debido a las dificultades formativas derivadas de la brecha digital en la región.

Este salto a la conectividad impulsa oportunidades —de cooperación científica e intercambio de conocimiento— que la digitalización ya ofrecía, pero que estaban por explorar. No obstante, capacitar a los agentes del sector y lograr un acceso universal a internet va a requerir tiempo. En esta línea, se hace preciso profundizar en redes de cooperación internacional que mitiguen la tentación de una vuelta hacia agendas replegadas al interior de los países. Así, según señaló Josette Altmann en el mundo post-COVID19 se deberían estrechar los lazos entre la generación del conocimiento y la toma reflexiva de decisiones políticas.

De acuerdo con Pablo Gentili, para consumar con garantías el tránsito hacia la modernización tecnológica es importante contar con los recursos orientados al cierre de la brecha. Con todo, habrá que prestar igualmente atención a que no se reproduzcan otro tipo de desigualdades que la crisis puede reactivar. Es previsible que aumenten los índices de abandono escolar y, cuando esto sucede, la población femenina es la más afectada, en tanto se hace mayoritariamente a cargo de los trabajos del cuidado.

Otro aspecto debatido en el webinar se centró en la importancia de afianzar el conocimiento abierto. Al igual que la sanidad pública se ha revelado decisiva para afrontar la crisis, la educación pública debe ser un pilar en la reconstrucción social. Cuando se supere la situación de emergencia sanitaria, van a repensarse los modelos de producción social de la ciencia y los esquemas de funcionamiento de la educación superior. En este sentido, la región deberá defender sus sistemas formativos, y su apuesta por una innovación inclusiva, frente a un “colonialismo académico” que, ya en el pasado, ha tendido a imponer indicadores de reconocimiento a menudo ajustados e intereses privados. En consecuencia, siempre deberá de prevalecer el principio de que toda producción académica financiada con recursos públicos esté disponible en acceso abierto.

Los becarios y becarias de Fundación Carolina continúan aportando valor social durante pandemia

Recopilación de fotografías de la cuenta de Instagram @covidlatam, en la que participa la fotógrafa y exbecaria Fabiola Ferrero

Detrás de cada crisis, hay una llamada al civismo y a la responsabilidad. Muchos de los becarios/as y exbecarios/as de Fundación Carolina, así como de personas que han participado en los nuestros programas, se encuentran ahora mismo confinados en casa, siguiendo las recomendaciones para frenar la expansión de la enfermedad COVID-19. Es desde ese aislamiento social desde donde producen y comparten numerosas y variadas iniciativas que buscan ayudar a los demás o hacerles más llevadera la cuarentena. Porque a pesar de la situación excepcional, la gran familia que compone la Red Carolina continúa hiperconectada gracias a las nuevas tecnologías, sigue generando valor social y persiste en su avance hacia la consecución de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS). A las iniciativas aquí se recogen se puede acceder a través del blog de Vivir en España desde casa y en las redes sociales de Fundación Carolina, como Twitter o Facebook.

Cine y documentales

Si hay algo de lo que disponemos en el confinamiento es tiempo. Y gracias a él podemos ver esas películas o documentales que llevábamos tiempo esperando ver, o que ahora llegan a nosotros y nosotras. Muchos de nuestros exbecarios/as que se dedican al cine, al teatro o al arte, comparten sus producciones en plataformas para su visualización, como Claudio Perrin, Leticia Jorge, Daniel Aguilar, Martín Desalvo, Germán Tejeira, Felipe Guerrero, Franco Verdoia, Gabriel Calderón, o Gustavo Ortiz. Se trata de películas, documentales, obras de teatro y montajes audiovisuales que ahondan en diferentes aspectos y cuya visualización nos permitirá salir del confinamiento algo más sabios, más sensibles y más tolerantes.

Sostenibilidad ambiental

Especial mención requiere el documental coproducido por Ana Terra Athayde, participante del programa de Jóvenes Líderes Iberoamericanos, que dividido en tres partes, refleja la difícil situación de la selva amazónica. Y es que a pesar de la crisis global sanitaria, el cambio climático, la contaminación y la pérdida de biodiversidad siguen presentes en nuestro planeta.

Música y fotografía

La música es otro elemento que nos llena de esperanza y nos permite conocernos más a nosotros mismos en esta cuarentena. Algunos de los becarios/as o exbecarios/as nos regalan su música para acompañarnos e inspirarnos. Es el caso de Ricardo Villanueva, Natalia González, la participante del programa de Jóvenes Líderes Iberoamericanos, Marlen Mendoz Kahn, Guido Covini, de Parientes, o Marcos Puña, que ofrece clases de guitarra clásica a través de youtube.

La exbecaria Fabiola Ferrero forma parte del grupo de fotógrafas y fotógrafos 9 fotógrafas +9 fotógrafos +1 virus, que comparte en Instagram diferentes fotografías sobre los avances del coronavirus en Latinoamérica. Algunas de esas fotografías son las que componen la imagen que acompaña este texto. Porque las redes sociales se han convertido en una gran pared virtual en la que cuelgan los retratos de la pandemia que retratan mucho más. Reflejan los desafíos a los que nos enfrentamos: la salud, los derechos humanos, el progreso económico, las desigualdades, la revolución digital o el cambio climático.

La amabilidad y los relatos en cuarentena

La amabilidad, la solidaridad, la convivencia, el afecto y los buenos sentimientos se han convertido en vacuna  contra el confinamiento. El exbecario Carlos Alejandro Mejía, creador de la #RevolucióndelaAmabilidad ofrece consejos a través de vídeos en Facebook, las llamadas «píldoras» para contagiar amabilidad durante la cuarentena. Por último, el becario Luis Ramírez Salazar ha creado, junto a un colega de su máster, un blog que recoge historias que surgen alrededor de la situación actual. En él, se comparten testimonios y se charla sobre diferentes temas.

La Fundacion Carolina, junto con Oxfam Intermón, celebró el webinar: “La acción multilateral en Iberoamérica frente a la COVID-19”

La Fundacion Carolina, junto con Oxfam Intermón, celebró el 22 de abril el webinar: “La acción multilateral en Iberoamérica frente a la COVID-19”. La sesión estuvo moderada por la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica y el Caribe, Cristina Gallach, y contó con la participación de Sebastián Nieto-Parra, jefe de la Unidad de América Latina y el Caribe del Centro Desarrollo de la OCDE; Pablo Nemiña, investigador de CONICET y de FLACSO-Argentina; Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL, y Andrea Costafreda, directora de programas de Oxfam Intermón.

Ponentes y especialistas coincidieron en caracterizar la situación generada por la COVID-19 como una crisis sin precedentes, que hace imprescindible renovar los mecanismos de cooperación del sistema internacional. Alicia Bárcena apeló a una nueva multilateralidad centrada sobre dos ejes: una atención reforzada sobre los países de ingresos medios, cuyas sociedades corren el riesgo de retornar a la pobreza; y una mayor cooperación en el plano científico, que ensanche e intensifique el intercambio de conocimientos entre investigadores y profesionales del sector sanitario.

Desde un punto de vista económico y financiero, Pablo Nemiña subrayó la necesidad de repensar el funcionamiento de las instituciones globales, cuyos instrumentos no son capaces de responder al inusitado grado de incertidumbre que suscita la COVID-19. Ciertamente, la propuesta del FMI, que permite que los países de ingresos bajos pospongan sus pagos de deuda hasta fin de año, resulta útil. No obstante, se requieren medidas adicionales que se adelanten al orden económico mundial por venir. En este sentido, Sebastián Nieto-Parra aludió a la iniciativa de la OCDE, de impulsar un Plan Marshall global, en el que todos los países tengan la misma voz, y que plantee las bases de nuevos marcos productivos que, a su vez, afiancen el bienestar y la cohesión social.

Andrea Costafreda insistió en este aspecto social, sugiriendo la posibilidad de activar políticas universales de protección, por medio de iniciativas como el ingreso básico ciudadano. Esta medida, según recordó Alicia Bárcena, es completamente viable en América Latina, si en paralelo se logran reducir los niveles de evasión fiscal, que en la actualidad superan el 6% del PIB.

El webinar incorporó la participación del público, dando respuestas a cuestiones sobre el futuro de la interlocución multilateral en América Latina. Una de las claves, según indicaron varios panelistas, consiste en tener presentes las lecciones aprendidas de la anterior crisis, de modo que el mundo post-COVID-19 esté más centrado en las personas, y articule una colaboración franca entre empresas, sociedades y Estados. De hecho, la crisis abre una oportunidad para que Latinoamérica fortalezca su cooperación regional, reposicione su potencial empresarial y tecnológico —sus cadenas de valor— en la nueva geografía económica, y consolide sus sistemas democráticos, revirtiendo la desafección institucional de años anteriores.

Empresas del Patronato de Fundación Carolina se suman a la Alianza europea para una Recuperación Verde

Empresas, sindicatos, ONG, personas expertas y responsables políticos europeos se unen a la Alianza europea para una Recuperación Verde, un manifiesto en el que se busca la movilización de paquetes de inversión verde después de la crisis, para estimular una sólida recuperación económica, como respuesta a la pandemia por COVID-19. Entre las empresas que se han adherido al manifiesto está Iberdrola, que forma parte de nuestro Patronato, así como otras compañías vinculadas a empresas del Patronato de Fundación Carolina, como es el caso del Grupo Suez, que forma parte del Grupo Agbar, miembro vocal de nuestro Patronato y Enel, Grupo al que pertenece Endesa, miembro vocal integrante también de nuestro Patronato. Además, al pacto se han adherido algunos ministros y ministras de Medio Ambiente y Clima europeos, como Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico del Gobierno de España.

El manifiesto recoge las claves de la recuperación que han de aplicarse tras la pandemia, basándose en paquetes de inversión de recuperación verde, que actúen como aceleradores de la transición hacia la neutralidad climática. Se trata, afirma el texto, de «una oportunidad para repensar nuestra sociedad y desarrollar un nuevo modelo de prosperidad».

Hacia sociedades más resilientes e inclusivas

Declara que las inversiones masivas que hayan de realizarse, «deben desencadenar un nuevo modelo económico europeo: más resiliente, más protector, más soberano y más inclusivo», añadiendo que estos requisitos se encuentran en una economía que se sustente en los principios verdes. De hecho, continúa, «la transición a una economía climáticamente neutral, la protección de la biodiversidad y la transformación de los sistemas agroalimentarios tienen el potencial de generar rápidamente empleos, crecimiento y mejorar el estilo de vida de todos los ciudadanos del mundo, y contribuir a la construcción de sociedades más resilientes».

Esta alianza surge con el compromiso de «trabajar juntos, compartir conocimientos, intercambiar experiencia y crear sinergias para materializar las decisiones de inversión que necesitamos». Las personas y organizaciones firmantes llevan tiempo apostando por las herramientas y por las tecnologías necesarias para una transición hacia un mundo más sostenible. Es ahora cuando resulta fundamental convertir esos planes en acciones e inversiones concretas que cambiarán la vida de la ciudadanía y contribuirán a la rápida recuperación de las economías.

Primer webinar organizado por Fundación Carolina sobre el impacto del coronavirus en Iberoamérica

El 8 de abril, se celebró el primer seminario web organizado por Fundación Carolina de la serie «El coronavirus. Debates y perspectivas iberoamericanas». Bajo el título Respuestas gubernamentales al coronavirus: políticas públicas en sociedades fragmentadas, este primer webinar surgió con el objetivo de analizar, a través de las aportaciones de diferentes expertos y expertas en la región, cómo se entrecruza la respuesta de salud pública con la situación compleja en la que estaba América Latina ante de la llega del coronavirus, caracterizada por la fragmentación y la polarización política, con una amplia desafección y desconfianza de la ciudadanía en la democracia, sistemas de salud pública frágiles y con regímenes de acceso y protección segmentados en función de la desigualdad que define a sus sociedades.

El webinar, moderado por el director de Fundación Carolina José Antonio Sanahuja, contó con la participación de Claudia Heiss, del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, que habló de la situación chilena; de Alexander Segovia, del Instituto Centroamericano de Investigaciones para el Desarrollo y el Cambio Social (INCIDE), que lo hizo en torno a la región centroamericana; de Adriana Erthal Abdenur, del Comité de Políticas de Desarrollo de las Naciones Unidas, que reflexionó en torno a la respuesta brasileña; y de Pia Riggirozzi, Universidad de Southampton, que lo hizo bajo la perspectiva regional. A las intervenciones de los ponentes se sumaron numerosas preguntas de los asistentes, que fueron dando forma y aportando reflexiones al seminario web.

Entre otros temas, Claudia Heiss habló sobre el sistema sanitario chileno, explicando que éste, «discrimina a nivel socioeconómico», aclarando que, mientras que el sistema privado de salud «lo usa, aproximadamente, un 20% de la población», el sistema público atiende al 80% restante, pero el 20% privado tiene el 60% de los recursos. Además, añadió, «también discrimina por el nivel de enfermedad», ya que el sistema privado realiza una criba y no atiende según qué afecciones. «Es un sistema para ricos y sanos», concluyó.

Por su parte, Alexander Segovia, explicó algunas de las claves de la respuesta de la región centroamericana ante la crisis de la COVID-19, como que éstas se han dado en clave de «economía política» y no tanto en clave sanitaria. «Centroamérica, no está preparada institucionalmente para enfrentarse a los efectos de la pandemia», apuntó. También habló de las redes sociales y su papel en la crisis del coronavirus, haciendo hincapié en el peligro de los bulos y la desinformación

En el caso brasileño, Adriana Erthal Adbenur, destacó el papel fundamental de las iglesias evangélicas, que en el país «cuentan con mucho peso político» aseguró, porque «tienen el poder de alimentar las muchedumbres». Según Adriana, «Bolsonaro se parece mucho a Trump en que está obsesionado con el aspecto político y con las disputas internas», insistiendo en que «habla mucho sobre esas disputas internas en vez de hablar de las respuestas y soluciones efectivas para frenar la pandemia».

Pia Riggirozzi aportó una visión regional de las respuestas gubernamentales a la crisis generada por la COVID-19: «El coronavirus encuentra una región donde el distanciamiento político entre los países y la falta de liderazgo, incluso en el interés del liderazgo, afecta a la posibilidad de alcanzar políticas concretas en términos de gobernanza en salud». En sus inervenciones Pia Riggirozzi destacó especialmente la importancia de la coordinación de la diplomacia regional.

 

Fundación Carolina lanza una nueva serie de Análisis Carolina sobre la crisis del coronavirus en América Latina

La Fundación Carolina, a través de su área de Estudios y análisis, anuncia el lanzamiento de una serie de Análisis Carolina bajo el título de «Iberoamérica: respuestas gubernamentales y retos del desarrollo sostenible ante la pandemia del coronavirus», que gira en torno al impacto de la crisis en América Latina. Esta, por su alcance e impacto, representa un reto de primer orden para el desarrollo sostenible, y una oportunidad para relanzar el desarrollo y la cooperación en Iberoamérica sobre nuevas bases, más inclusivas y sostenibles, en el marco de la Agenda 2030.

Más que en la dimensión estrictamente sanitaria o epidemiológica, esta serie de Análisis Carolina se centrará en las dimensiones económicas, sociales y políticas analizando, en particular, las respuestas desde las políticas públicas y las instituciones. Los estudios contemplarán casos nacionales y sectoriales (políticas públicas, educación superior, sistemas de ciencia y tecnología, y los mecanismos de cooperación regional).

El primero de estos análisis, «Coronavirus y el desafío para la gobernanza regional en América Latina«,  ha sido elaborado por Pia Riggirozzi, de la Universidad de Southampton, y se publicó el lunes 30 de marzo. En fechas posteriores irán apareciendo los referidos a Argentina, Bolivia, Brasil, Centroamérica, Chile, Colombia, México, Venezuela, y otros países, así como al impacto económico regional y a las respuestas de los sistemas de educación superior.

Como es habitual, se publican en acceso abierto y se darán a conocer a través de las redes sociales y de la página web de la Fundación. A partir de esta primera serie de análisis, de alcance más inmediato, en un momento posterior se desarrollará un estudio más amplio de alcance regional que extraiga las enseñanzas más relevantes para la agenda de desarrollo y la cooperación multilateral y regional, así como en el espacio iberoamericano.

Debates y perspectivas iberoamericanas en torno a la crisis epidemiológica. Una serie de webinars de la Fundación Carolina

El coronavirus emerge como pandemia global, pero su impacto y efectos estarán en gran medida condicionados por las dinámicas sociales y políticas de cada región y país, y por sus procesos diferenciados de desarrollo. Es de esas dimensiones económicas, sociales, políticas e institucionales de las que va a depender en gran medida el grado de vulnerabilidad y resiliencia de cada sociedad y país a la pandemia, por lo que deben ser analizadas desde la perspectiva de las ciencias sociales. El coronavirus, además, está provocando una profunda crisis económica en un escenario internacional que ya arrastraba graves carencias de cooperación y gobernanza, y las respuestas a la crisis pueden dar paso a nuevos modelos de desarrollo más cooperativos, sostenibles e inclusivos.

Esta serie de seminarios virtuales o webinars de la Fundación Carolina pretenden promover la reflexión colectiva sobre estas cuestiones desde una perspectiva iberoamericana, recurriendo a las redes y a sus posibilidades de interconexión y proximidad en el contexto de confinamiento y distancia física que se requiere, en esta fase, para la prevención del contagio. Se han programado cuatro sesiones de exposición y debate durante los meses de abril y mayo, con las siguientes temáticas: a) respuestas gubernamentales al coronavirus: salud pública en sociedades fragmentadas; b) la acción multilateral en Iberoamérica frente a la COVID-19; c) nuevas estrategias de desarrollo y cooperación: el papel de la educación superior y la ciencia y la tecnología; y d) relanzar la cooperación internacional en Iberoamérica.Oportunidades y retos tras el coronavirus.

La Fundación Carolina lanza el libro “La Agenda 2030 y el desarrollo en Iberoamérica”

Libros "La Agenda 2030 en Iberoamérica"


La Fundación Carolina lanza el libro “La Agenda 2030 y el desarrollo en Iberoamérica”, en el que se recogen las principales contribuciones al seminario internacional que la institución organizó en 2019, con la colaboración de la Fundación ICO. Su contenido gira en torno al “desarrollo en transición”, concepto inicialmente formulado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la Comisión Europea. Este busca superar los esquemas clásicos de la cooperación al desarrollo y abrirse a nuevas modalidades, más simétricas y horizontales, basadas en el aprendizaje conjunto, el intercambio de conocimientos y la cooperación técnica.

El volumen, coordinado por el director de la Fundación Carolina, José Antonio Sanahuja, cuenta con la participación de un amplio elenco de especialistas europeos y latinoamericanos, tanto del campo académico, como de agencias de desarrollo y cooperación. Su contenido debate, entre otras cuestiones, la validez de los criterios de clasificación de países y de “graduación” por niveles de renta que se emplean en la asignación de los flujos de ayuda al desarrollo, y subraya la necesidad de replantear la arquitectura de la cooperación y rediseñar sus instrumentos para adaptarlos a los retos y fragilidades de cada país. Asimismo, reflexiona sobre las “trampas del desarrollo” que se observan en los países de América Latina y el Caribe, ligadas a la baja productividad, la informalidad laboral, la vulnerabilidad social, la desigualdad de género, los patrones de producción insostenibles y dañinos para el medio ambiente, o la desafección institucional.

El enfoque del desarrollo en transición sintoniza con el principio de la Agenda 2030 de “no dejar a nadie atrás” y considera que todos los países están “en desarrollo”. En efecto, la pobreza no se restringe a los países de menor renta, sino que se extiende a los de renta media; y el desarrollo sostenible supone también un desafío para los países avanzados, cuyos patrones de producción y consumo no son sostenibles, de modo que alcanzar los ODS exige un marco reforzado de gobernanza global.

Como se indica en el libro, América Latina y España —gracias a la labor de instituciones como la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo (AECID), o la SEGIB— están especialmente preparadas para aportar al “desarrollo en transición” su bagaje en cooperación triangular y horizontal, así como en cooperación Sur-Sur, toda vez que estas modalidades promueven una cooperación que impulsa el trabajo “entre pares”, el fortalecimiento institucional y la generación de rela­ciones de confianza mutua. En este sentido, el papel del conocimiento adquiere un relieve crucial en la nueva agenda de la cooperación iberoamericana. Una agenda que requiere incrementar la inversión en I+D, potenciar el rol de la educación superior, incentivar la innovación —así como su impacto en términos de bienestar y cohesión social— y articular sólidas de redes de conocimiento, en un esfuerzo donde el concurso financiero de las empresas y la construcción de alianzas inclusivas, centradas en las personas y el planeta, es indispensable.

La importancia de estos contenidos no ha perdido vigencia en la actualidad. Hoy más que nunca, hay que reforzar la cooperación multilateral e intercambiar los avances científicos y las “buenas prácticas”, reforzando las instituciones y las políticas públicas. Frente a la amenaza de una globalización en retroceso, el volumen llama a establecer desde Iberoamérica una visión compartida del progreso humano, levantada sobre la narrativa universalista y la acción colectiva que define la Agenda 2030.

 

 

 

Fundación Carolina y el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO) acuerdan colaborar

La Fundación Carolina y el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO) han firmado un convenio en el que se establecen las bases de cooperación institucional para desarrollar actividades de investigación, publicaciones y formación en el marco de la ciencia abierta y la promoción del acceso abierto al conocimiento, con el objetivo de impulsar acciones en beneficio de la ciudadanía. En concreto, se promoverá la realización conjunta de estudios y proyectos de investigación; la  organización de programas específicos de formación; el desarrollo de cursos, seminarios y conferencias ; la cooperación en el marco de las políticas científicas, el acceso abierto, la ciencia abierta y la discusión de la evaluación de la ciencia, así como el desarrollo de programas de becas y pasantías en distintas áreas y la coedición de publicaciones.

La firma se ha realizado a través de una videoconferencia en la que han participado la secretaria ejecutiva de CLACSO, Karina Batthyány y el director de Fundación Carolina, José Antonio Sanahuja, que han subrayado la importancia de retomar el compromiso de cooperación entre las dos instituciones.

Sanahuja ha destacado que ambas comparten una agenda con una temática de gran relevancia:  «la contextualización del conocimiento como un bien común y de libre acceso, especialmente importante en un momento como éste en el que estamos haciendo frente a una pandemia y para poder hacerlo de manera efectiva es necesario compartir el conocimiento y hacerlo de manera ágil para que pueda haber una respuesta multilateral y colectiva».

Por su parte, Batthyány ha afirmado que «la respuesta  desde las ciencias sociales a esta pandemia es estratégica en este momento; este convenio nos va a permitir avanzar en investigación comparada entre las realidades latinoamericanas,  europeas, iberoamericanas. Ambas instituciones están unidas en la defensa del conocimiento como bien público, el conocimiento abierto, sin barreras, sin ninguna restricción. También vamos a colaborar destacando la discusión en torno a las condiciones de producción de ese conocimiento, las condiciones en las que trabajamos y somos evaluados, en el ámbito de las ciencias sociales y las humanidades, un tema muy sensible en el mundo iberoamericano».

Batthyány ha añadido: «En un momento como éste particularmente complejo, podemos aportar desde las ciencias sociales para tratar de entender qué es lo que está ocurriendo, qué consecuencias tiene en el plano económico pero sobre todo en el plano social y cuáles son los caminos que se abren hacia adelante, cómo será el día después. Quiero destacar también la importancia de este acuerdo en las relaciones de intercambio  y conocimiento entre el sur global y el norte porque este es un problema que nos involucra a todos y todas».

Sanahuja ha finalizado destacando que: «Nos encontramos en una encrucijada histórica con muchas posibilidades abiertas y un futuro  por escribir. Hay tendencias profundas que esta crisis ha acelerado, cambios productivos, sociales, cambios políticos que tienen que ver con el ascenso de la ultraderecha en el panorama internacional, pero también es una encrucijada que abre opciones para que los actores sociales traten de redibujar el contrato social, redefinir el sentido de lo público, del bien común y de la acción colectiva».

El Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO) es una institución internacional no-gubernamental con status asociativo en la UNESCO, creada en 1967. Actualmente, reúne  más de 660 centros de investigación y postgrado en el campo de las Ciencias Sociales y las Humanidades en más de 50 países.

El director de Fundación Carolina, José Antonio Sanahuja, nombrado asesor especial para América Latina y el Caribe del Alto Representante/vicepresidente de la Comisión, Josep Borrell

El director de la Fundación Carolina, José Antonio Sanahuja ha sido nombrado asesor especial para América Latina y el Caribe del Alto Representante de la Unión Europea en Política Exterior y Seguridad Común y vicepresidente de la Comisión Europea, Josep Borrell. Se trata de un nombramiento ad honorem, que será efectivo el 1 de abril y tendrá una vigencia de dos años prorrogables.

Sanahuja será responsable de proporcionar orientación estratégica que permita promover y consolidar la alianza entre la UE y América Latina y el Caribe en particular en lo que respecta al papel e influencia que ejercen los actores externos y los desafíos políticos y socioeconómicos de la región, teniendo en cuenta las prioridades estratégicas de la Comisión Europea.

En concreto brindará asesoramiento al Alto Representante sobre la efectividad de los programas de ayuda financiera en el contexto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y análisis estratégicos sobre tendencias globales a nivel nacional y regional y escenarios de crisis.

También participará en la promoción de la cooperación en el campo de la seguridad y defensa, así como en la interacción y cooperación entre la Unión Europea y la región de América Latina y el Caribe a nivel multilateral, con las diferentes agrupaciones y organizaciones regionales y subregionales en la región de ALC que abarca los acuerdos existentes, los posibles acuerdos futuros y el Tratado de Libre Comercio.

Lanzamiento del blog Vivir en España #DesdeCasa

Desde el área de Comunicación y Red Carolina de Fundación Carolina, en colaboración con el programa Vivir en España, se ha creado una página web para todos los becarios y becarias de la Fundación Carolina que estos días están, al igual que el personal de la Fundación, quedándose en casa, siguiendo las recomendaciones para frenar la expansión del virus COVID-19.

El objetivo de esta página es recopilar toda la información y los enlaces que resulten de interés durante los días #YoMeQuedoEnCasa. Se trata de enlaces a las principales fuentes oficiales para estar informados sobre la última hora del coronavirus, así como de enlaces a distintos recursos culturales y de entretenimiento para acompañarnos durante estos días. También se incluyen diferentes iniciativas que han creado los propios becarios y becarias con el objetivo de hacer más llevadera la cuarentena a otras personas. Porque #EsteVirusLoParamosUnidos.

Últimos días para solicitar becas SEGIB, doctorado, estancias de investigación o movilidad de profesorado

Continúa abierta la convocatoria de becas 2020 – 2021 de Fudnación Carolina para todos los programas que no son de postgrado. Hasta el 3 de abril a las 9:00 AM hora española se pueden solicitar becas de doctorado, estancias cortas, programas de movilidad de profesorado y becas de movilidad Fundación Carolina – SEGIB (Secretaría General Iberoamericana). Por otro lado, la convocatoria del doctorado del Instituto Universitario Europeo y de Movilidad de profesorado argentino se cerrará el 2 de abril a las 9:00 AM hora española.

Accede a toda la información de la convocatoria.

 

Cierre de la Convocatoria de Becas de Postgrado 2020-2021

El martes 10 de marzo de 2020, ha cerrado la convocatoria de becas de postgrado de la Fundación Carolina para el Curso 2020-2021. Continúan abiertos los siguientes programas:Doctorado, estancias cortas, programas de movilidad de profesores y estudios institucionales: 3 de abril a las 9 AM (hora española).
Doctorado.Instituto Universitario Europeo y Movilidad de profesorado argentino: 1 de abril, a las 9 AM, y el 2 de abril, a las 9 AM, respectivamente.

El resultado final arroja los resultados siguientes:

En cuanto al número de solicitantes y solicitudes, se han registrado 39.698 solicitantes que han formulado 102.025 solicitudes.

Por encima de 3.000 solicitantes se encuentran: Colombia (15.218), Argentina (3.338)  y México (3.183).

En cuanto a las solicitudes por nacionalidad, Colombia ha registrado 36.729  solicitudes, Argentina 9.367, México 8.934, Ecuador 7.320 y Brasil 6.973.

Los diez programas más demandados de la convocatoria han sido:

/tr>

ODS Área Programa Entidad académica
Personas 3 – Salud y bienestar Máster Universitario en Salud Pública Universidad Pública de Navarra
Paz, justicia e instituciones sólidas 16 – Paz, justicia e instituciones sólidas Máster Universitario en Gobierno y Administración Pública Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset
Prosperidad 8 – Trabajo decente y crecimiento económico Máster Universitario en Comunicación e Industrias Creativas Universidad de Alicante
Paz, justicia e instituciones sólidas 16 – Paz, justicia e instituciones sólidas Máster en Gobernanza y Derechos Humanos (INDITEX) Universidad Autónoma de Madrid
Personas 5 – Igualdad de género Máster Universitario en Estudios de Género y Desarrollo Profesional Universidad de Sevilla
Prosperidad 8 – Trabajo decente y crecimiento económico Máster Universitario en Iniciativa Emprendedora y Creación de Empresas Universidad Carlos III de Madrid
Estancias de investigación. SEGIB – Fundación Carolina
Personas 3 – Salud y bienestar Máster Universitario en Investigación en Ciencias de la Salud
Prosperidad 8 – Trabajo decente y crecimiento económico Máster Universitario en Dirección de Recursos Humanos y Gestión del Talento (INDITEX) EAE Business School
Prosperidad 8 – Trabajo decente y crecimiento económico Creación y dirección de empresas social y medioambientalmente responsables. Las claves de un modelo de negocio Universidad Complutense de Madrid

Reunión del Patronato y del Consejo Directivo de la Fundación Carolina Colombia

El 3 de marzo del 2020 se llevó a cabo en la Residencia del Embajador de España en Colombia, la reunión del Patronato y Consejo Directivo de la Fundación Carolina Colombia, con el objetivo de presentar el informe de gestión y estados financieros del ejercicio 2019 y el Plan de Acción para el año 2020.

El encuentro contó con la participación de Pablo Gómez de Olea, embajador de España en Colombia; Daniel Haime , presidente de la Fundación Carolina Colombia; Hugo Camacho, secretario general y gerente de la Fundación Carolina, así como los miembros del Patronato: Pedro Gómez, José Alejandro, Manuel de La Cruz, Rubén Darío Lizarralde y Ana Maria Guerrero Carvajal,  (en representación de Carlos Julio Ardila); así como los miembros del Consejo Directivo: Victor Hugo Malagón, Guillermo Carvajalino, Jerónimo Castro y, por parte del equipo ejecutivo de la Fundación, Carolina Olarte, directora ejecutiva y Lorena León, coordinadora de Proyectos. También asistieron como invitados especiales Sylvia Escovar; presidenta de Terpel; Luis Carlos Arango, director Caja de Compensación Familiar COLSUBSIDIO; y Fernando Cortés Mcallister, director Ejecutivo Fundación Bolívar Davivienda.

Hugo Camacho destacó la incorporación de mujeres al Patronato de la Fundación Carolina Colombia, y comentó algunos temas relacionados con la actividad de la Fundación Carolina. Destacó el aniversario número veinte de la Fundación, como eje vertebrador de todas las actividades del año 2020, que en las próximas semanas serán aprobadas por su Patronato. Presenta algunos datos relevantes, vinculados al importante número de beneficiarios de la Fundación, que en estos veinte años asciende a más de 20.000 ciudadanos en América Latina. En el caso específico de Colombia, 2.971 personas se han sido beneficiarias de becas de posgrado, doctorados y estancias de investigación, y más de 300 personas han pasado por el Programa Internacional de Visitantes. Considera que esta amplia participación se debe a la fortalecida institucionalidad académica, en especial de las universidades en promover la internacionalización de la educación, y como factor importante, el trabajo realizado por la Fundación Carolina Colombia, que se ha enfocado en la promoción de las líneas de acción, dando resultado como los que a día hoy tiene la convocatoria 2020-2021, con un tercio de participación de solicitantes de Colombia, de los más de 30.000 solicitantes de Iberoamérica.

También destacó las novedades de la convocatoria actual, vinculadas a la reordenación de la oferta académica vinculada a la Agenda 2030, en donde las 822 becas ofertadas están clasificadas en las conocidas como «5 P » (planeta, prosperidad, paz, planeta y partenariados), y alineada también con las acciones de cooperación académica internacional. Gracias a esta alineación, la Fundación Carolina junto con CRUE (Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas), están trabajando en un modelo que permita realizar este mismo ejercicio en los programas de posgrados de todas las universidades españolas, con la posibilidad de promover esta metodología, en países de la región, siendo Colombia el primer país a explorar.tePor su parte, Carolina Olarte, directora de la Fundación Carolina Colombia, presentó las actividades realizadas en el año 2019 y los resultados de estas, resaltando la alianza con el Gobierno Nacional para la creación del Programa de Becas Belisario Betancur – ICETEX – Fundación Carolina, el cual cuenta con 3 ediciones en periodo de un año. En total esta alianza otorga 110 becas a ciudadanos colombianos para realizar cursos en la Escuela Complutense de Verano, de la Universidad Complutense de Madrid. También destacó los resultados de proyectos como la Beca Filarmónica Joven, en alianza con la Fundación Bolívar Davivienda y la Fundación Albéniz; el acuerdo con COMFAMILIAR del Huila para fortalecer el Premio Nacional de Responsabilidad Social. Asimismo, el Programa Maestros Sobresalientes de Colombia, el Programa de directivos docentes de Zipaquirá, la vinculación al Premio Nacional al Docente BBVA, entre otras iniciativas desarrolladas a lo largo del año.

La directora presentó los estados financieros del 2019 y el Plan de Acción para el 2020, el cual incluye programas de formación en alianza con el sector público y privado, la continuidad de un evento cultural, en alianza con la Embajada de España en Colombia y la incorporación de la Fundación Carolina al Grupo Estable de Coordinación de la Cooperación Española, entre otros.

El presidente Daniel Haime, destacó el trabajo realizado por el equipo de la Fundación Carolina Colombia que, de acuerdo con los resultados del informe de gestión presentado, refleja el cumplimiento de su misión. Por otra parte, dio la bienvenida a Luis Carlos Arango, Director de la Caja de Compensación Colsubsidio como nuevo Patrono de la Fundación, así como a Sylvia Escovar como invitada especial permanente.

Los miembros del Patronato y del Consejo Directivo, manifestaron su disposición para continuar apoyando los proyectos de la Fundación en Colombia, asimismo presentaron recomendaciones para continuar contribuyendo en la promoción de las relaciones culturales y la cooperación en el ámbito científico y educativo entre Colombia, España e Iberoamérica.