Documentos de Trabajo

Está en: Inicio

La Fundación Carolina activa, en marzo de 2019 la colección de publicaciones Documentos de Trabajo, informes académicos firmados por especialistas de reconocido prestigio sobre asuntos concernientes a la cooperación al desarrollo, la política iberoamericana, las relaciones internacionales, los estudios culturales, la diplomacia pública y, en general toda cuestión que suministre conocimiento experto sobre las dinámicas globales y realidades regionales, en el contexto de los avances y retos que implica el horizonte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

La colección renueva el sello de Documentos de Trabajo que la Fundación Carolina mantuvo vivo entre los años 2005 y 2011 (alcanzando 56 números), con un formato renovado, de análisis monográfico más reducido, conservando su criterios de rigor, pluralismo y calidad científica, sin perder su vocación práctica, de instrumento de utilidad para informar el diseño de políticas públicas y para estimular el debate y la reflexión sobre la agenda iberoamericana.

Últimas entradas en categoría Documentos de Trabajo

Este documento de trabajo analiza las dinámicas de la confianza institucional en América Latina. Empleando datos del Latinobarómetro, genera una foto analítica que refleja la situación en esta materia en relación con los tres poderes que forman la triada del principio de separación de poderes: el legislativo, el ejecutivo, y el poder judicial. Adicionalmente, el trabajo compara estos datos con los del resto del mundo y España. La conclusión es que estamos en presencia de una importante crisis en materia de confianza institucional en el mundo, que se agrava todavía más en América Latina. El documento de trabajo desarrolla una hipótesis explicativa de esta situación, que de confirmarse en futuros trabajos sobre la materia, abriría una nueva vía de análisis de los fenómenos de confianza institucional y su vinculación con la mayor o menor extensión de las esferas públicas nacionales.
Este trabajo analiza la política exterior chilena en el periodo 1990-2020. Resume los rasgos fundamentales del modelo político y de desarrollo chileno establecido a partir de 1973 y modificado parcialmente en 1990, y su impacto en la política exterior. La principal conclusión es que la política exterior de Chile ha ingresado a una etapa de crisis estructural, originada por la crisis simultánea de los tres supuestos fundamentales sobre los que fue construida: el modelo de desarrollo neoliberal desarrollado desde 1973; el regionalismo latinoamericano como construcción de la autonomía regional; y la crisis mundial de las democracias y el término del proceso de globalización y gobernanza neoliberal, que han dado paso a una nueva etapa de gobernanza crecientemente fragmentada y bipolar entre Estados Unidos y China. Ello se ha agravado por los riesgos existenciales planetarios que constituye la crisis del coronavirus.
La trayectoria de la cooperación Sur-Sur para el desarrollo (CSSD) de América Latina presenta altibajos, con ciclos de auge, retracción y estancamiento. Los vaivenes se deben a factores estructurales y de agencia, tales como la crisis de la globalización, las diversas coyunturas políticas y económicas internacionales y regionales, las agendas de los donantes del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), así como a las vulnerabilidades y giros de las políticas de cooperación latinoamericanas. El presente estudio analiza las continuidades y cambios de las políticas de CSSD de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, México, Perú, Uruguay y Venezuela desde 2015. Serán abordados discursos, planes nacionales de desarrollo, estrategias-país o lineamientos de política, asignación geográfica y sectorial de iniciativas y modelos institucionales.
¿Por qué las sociedades latinoamericanas están tan enojadas? Durante los últimos meses, miles de ciudadanos han salido a las calles a protestar en América Latina contra decisiones que consideran injustas. Reclaman un cambio de rumbo de los gobiernos pero también una nueva forma de relacionarse con sus instituciones. El objetivo de este artículo es abordar este enojo, indagar en sus raíces y plantear cómo se ha interpretado en América Latina. Para ello, primero, se caracteriza el enojo como emoción pública y se establece su relación con la democracia. Después, se presentan los dos principales diagnósticos que se han hecho en la región: uno institucional y que tiene como respuesta el Gobierno Abierto, y el otro estructural y orientado a reforzar el contrato social. A continuación, se ofrecen nuevas claves de análisis para contextualizar las últimas manifestaciones y comprender sus particularidades.
Este documento revisa las principales tendencias en el escenario económico internacional, y discute la orientación de la política comercial de Donald Trump y su impacto en el deterioro del multilateralismo comercial. Asimismo, examina las variables involucradas en el conflicto comercial y tecnológico entre EE.UU. y China, y las proyecciones a medio plazo en esta pugna. En ese escenario, el texto postula la importancia de un mayor acercamiento entre la Unión Europea (UE) y América Latina para afrontar en conjunto tales desafíos. En ese plano, se subraya la relevancia del Acuerdo UE-Mercosur.
En los primeros 15 años del siglo XXI, América Latina y el Caribe ha consolidado su estatus como región compuesta mayoritariamente por países de renta media, en un escenario internacional caracterizado por el estancamiento de las economías industrializadas y el auge de los países emergentes. El alza en los precios de las materias primas y el aumento de la exportación de commodities han impulsado este proceso. A pesar del cambio de ciclo político y económico, manifiesto a partir de 2014, esta coyuntura representa el telón de fondo para la puesta en marcha de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que adoptó la Asamblea General de Naciones Unidas en septiembre de 2015, y la consecución de sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En este texto se analiza el marco geopolítico, económico y social en el cual surgió la Agenda 2030
El debate sobre la cooperación con los países de renta media (PRM), que gira en torno a lo que se conoce como las trampas de la renta media, ocupa un lugar central en los estudios del desarrollo por su asociación con la nueva geografía de la pobreza. Es preciso acudir a un análisis más sofisticado que el del nivel de renta para entender las necesidades y capacidades concretas en la tarea de enfrentar el desafío de la reducción de la pobreza y el combate a sus causas estructurales. En la actualidad, se abre la oportunidad de avanzar hacia una agenda global renovada (la Agenda 2030) y consolidar la nueva narrativa del desarrollo en transición (DeT) según un enfoque que trate las desigualdades en todas sus dimensiones, afronte la crisis democrática que subyace a la desconfianza hacia las instituciones políticas e identifique los retos de la gobernanza del desarrollo en la generación de los incentivos para la superación de las trampas.
Este documento de trabajo analiza cómo la cooperación internacional para el desarrollo (CID) está mostrando síntomas de que atraviesa una serie de crisis interconectadas: de poder, de relevancia y de legitimidad. Se ha abierto una brecha entre el marco normativo que orienta los esfuerzos de la cooperación internacional con base en la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y algunas prácticas institucionales sustentadas en conceptualizaciones y criterios que nuevos actores del ámbito de la cooperación están cuestionando activamente. Al reducirla a su valor monetario y equipararla con otras fuentes de financiamiento públicas y privadas, la cooperación internacional está perdiendo su importancia en la medida en que se menosprecia su capacidad para incidir políticamente y así avanzar en la agenda de desarrollo sostenible.