15 cosas que hacer en Madrid al menos una vez

Si tuviéramos que elegir solo 15 cosas esenciales que debes hacer si estás en Madrid, esta sería nuestra lista. Es imposible acotarlo porque ¡hay tantas cosas! Pero este sería un buen comienzo. Si te queda poco tiempo en Madrid, asegúrate de haberlas completado todas. Pero… ¿y si aún no estás aquí? ¡Entonces prepara tu “bucket-list” para tu próximo viaje!

1. Salir a “tomar algo” por La Latina

¿Te acuerdas de la canción “y nos dieron las 10 y las 11, las 12 y la 1 y las 2 y las 3…”? Te vas a sentir muy identificado porque en este barrio de moda madrileño, no importa si es un martes por la tarde o un sábado por la noche, ¡perderás la noción del tiempo!

2. Una tarde de cine

Es imprescindible disfrutar de una sesión de cine en algunas de las salas históricas y más emblemáticas de Madrid, como los cines Callao.

3. Merendar (o desayunar, o cenar) en la Chocolatería San Ginés

Es probable que tengas que esperar un poco debido a lo célebre que es esta chocolatería con más de un siglo de historia. Pero sin duda, merece la pena.

4. Ir a “Parque Europa” (y que tus amigos piensen que estás de inter-rail)

Desde la Torre Eiffel hasta pista de hielo. ¡Este parque lo tiene todo! Descubre monumentos de toda Europa en cuestión de minutos y sin salir de Madrid.

5. Recorrer Madrid Río en bici

Más de 10 kilómetros de parque peatonal con vegetación e infraestructuras lúdicas, deportivas y culturales. Por 5 euros la hora puedes alquilar una bicicleta allí mismo y recorrer esta zona. Una de las empresas que alquilan estos vehículos es Mi Bike Río.

6. Quedar en “el Oso y el Madroño” o en el kilómetro 0

No hay nada más típico pero eso no quita que sea algo que todos debamos hacer alguna vez en la vida. Igual cuesta trabajo dar con la persona con las que hayamos acordado la cita pero al final te aseguro que os acabáis encontrando.

7. Disfrutar de las fiestas de San Isidro

Música, muy buen ambiente, gente con ganas de divertirse, rica comida, bebidas y la cara más tradicional de la ciudad, con sus chulapos y chulapas, con la fiesta en la pradera de San Isidro o los escenarios en Las Vistillas. Aunque aún no hay fecha concreta, suele ser entre el 11 y el 15 de mayo. Más información aquí.

8. Pasear entre arte

Madrid tiene una oferta de museos espectacular. Además del Museo del Prado y el Museo Reina Sofía, hay que añadir el Thyssen y los espacios artísticos y expositivos de fundaciones –como Caixa Forum– y galerías de arte. Al Reina Sofía se puede acceder gratuitamente los lunes, miércolescoles, jueves, viernes y sábados de 19 a 21 hora y los domingos de 15 a 19 horas. Al Prado, de lunes a sábado de 18 a 20 horas y domingos y festivos de 17 a 19 horas.

9. Pasar un buen rato (solo o acompañado) en la terraza del Círculo de Bellas Artes

La Azotea del Círculo es un lugar del que no querrás salir, con vistas 360º de la ciudad, bar, restaurante, música y ambientación. Es un proyecto ‘gastrocultural’ –así lo han calificado ellos mismos– en un lugar privilegiado, en el corazón de Madrid, junto a Gran Vía, al inicio de calle Alcalá, con el edificio Metrópoli a golpe de vista.

10. El ambiente desenfadado de Chueca

Tomar un café en la plaza de Pedro Zerolo (antes Vázquez de Mella) o subir a la terraza del Room Mate Oscar. Tapear en el mercado de San Antón o descubrir tiendas de lo más sugerentes por Hortaleza. ¡Restaurantes, roof-tops y bares te esperan!

11. Descubrir el Palacio de Cristal del Retiro

Hay madrileños que aún no lo conocen y eso debería ser pecado. El Palacio de Cristal del parque es un edificio de metal y cristal de finales del siglo XIX. Fue planeado como un gran invernadero pero a día de hoy es una sala de exposiciones con muestras del Reina Sofía. Lo encontramos cerca del estanque y del monumento a Alfonso XII.  Os recomiendo visitarlo mejor por la mañana, pues por su orientación es cuando mejor luce la fachada.

12. El Rastro de Madrid

Entre libros antiguos, muebles de anticuario, ropa usada y artículos de mercadillo por el Rastro de Madrid. Los domingos y festivos toma forma desde bien temprano este mercado al aire libre en la Latina –ya sabéis lo que toca después, el punto 1–, un rastro con más de 400 años de historia y con más de 3.500 puestos (no hay cifra actualizada). Y mientras ojeamos a uno y otro lado podemos tomar algo tan tópico como vermú de grifo, unas cañas, y croquetas o sardinas como aperitivo, patatas bravas o tostas de cabrales, entre otros.

13. Un parque para la intimidad: El Capricho

Lo encontramos en la Alameda de Osuna y podemos llegar en Metro (estación “El Capricho”). Es uno de los parques más bonitos de la capital pero de los más desconocidos. Un paraíso natural que en su momento, en los siglos XVIII y XIX, fue frecuentado por las personalidades más ilustres del momento, artistas, jardineros y escenógrafos trabajaron en él. Uno de los secretos mejor guardados del mismo en su búnker, que se conserva en muy buen estado. Es una efugio de 2.000 metros cuadrados situado a 15 metros bajo tierra y era capaz de resistir bombas de hasta 100 kilos. El Capricho se puede visitar sábados, domingos y festivos, de 9 a 18.30 horas.

14. Atardecer en el Templo de Debod

Es otro de esos rincones que deberían ser más conocidos por su majestuosidad. Está muy cerca de Plaza de España y es un templo egipcio del siglo II d.C, instalado en el Parque del Cuartel de la Montaña.

15. Cultura en el Matadero de Madrid

Merece la pena acercarse hasta el que fuera matadero y mercado municipal de ganados de Madrid, en la zona de Legazpi, para ver de qué manera se pueden recuperar edificios antiguos y sacarles todo el partido. En este caso, el espectacular complejo acoge una serie de salas y estancias donde se suceden las exposiciones de fotografía, pintura, actuaciones musicales, talleres, lecturas y todo tipo de actividades lúdico-culturales. Siempre hay algo bullendo aquí así que no te lo pierdas…