Sin categoría

Transparencia con el estudiantado

Transparencia con el estudiantado

El proceso de selección de becas de la Fundación Carolina, referido a la convocatoria 2020-21, entra en su recta final. Son muchas las consultas que se reciben a través de los distintos canales de comunicación establecidos, sobre todo referidas al inicio del proceso de adjudicación. Como es sabido, en anteriores ediciones este proceso se iniciaba a primeros del mes de junio y se establecía el 31 de julio como fecha final para la comunicación de la concesión de las becas. Este año, debido a la emergencia sanitaria en la que nos encontramos y a las consiguientes medidas de excepción, la Fundación ha tenido que adaptar su actividad. A día de hoy, nos congratula poder informar que se van a culminar en breve los procesos de selección de los programas englobados en las modalidades de posgrado, doctorado y estancias cortas postdoctorales, movilidad, y el programa de estudios institucionales, y se darán a conocer las becas concedidas dentro del plazo antes mencionado.

Por otro lado, la actividad académica de las universidades e instituciones españolas se ha visto alterada, sobre todo en lo referente a la presencialidad, y de cara al próximo curso académico se están implementando y activando planes de contingencia que modifican el desarrollo de sus actividades.

Dada la situación de incertidumbre generada con respecto al inicio del curso y con el fin de poder tomar una decisión sobre el comienzo de nuestra fase de adjudicación de las becas, la Fundación Carolina ha empezado a contactar con las diferentes instituciones colaboradoras para recabar información fiable respecto a los 169 programas convocados. Tras analizar las diferentes respuestas podemos informar de las siguientes conclusiones:

  • Las universidades e instituciones académicas, con carácter general, no renuncian a la presencialidad de sus programas, ofrecen flexibilidad para facilitar la incorporación y, si fuera necesario, podrán recurrir a métodos docentes que combinen componentes virtuales y presenciales.
  • Aunque cada universidad tiene su propio calendario, en la mayor parte de las instituciones los plazos tanto de inscripción como de matrícula siguen manteniéndose como cualquier otro año y se irán cerrando a lo largo del mes de julio.
  • En cuanto a las prácticas académicas, en su mayoría presenciales, se confía en que la situación sanitaria esté resuelta para el primer trimestre del año académico y se puedan realizar a partir de esas fechas.
  • La información recabada a fecha de hoy es heterogénea y en algunos casos poco concreta, pero nos permitirá iniciar la comunicación de las becas de una manera gradual a lo largo de junio y julio.

Para la convocatoria 2020 se han publicado 804 becas y ayudas al estudio. Éstas se han distribuido en 239 becas de posgrado, 96 becas de doctorado y estancias cortas postdoctorales 61 becas de movilidad, 282 becas de estudios institucionales y 126 renovaciones de becas de doctorado. Nuestra intención, como se indicó, es comunicar la mayoría de las adjudicaciones de las becas convocadas antes del 31 de julio, siempre y cuando no se tenga que hacer frente a un nuevo episodio de emergencia sanitaria.

Cabe señalar, finalmente, la relevancia que desde la Fundación Carolina otorgamos a lo que el presidente de los rectores/as, reunidos en CRUE Universidades, denomina, con acierto, “transparencia con el estudiantado”. Se trata de garantizar la mayor cantidad y calidad de información disponible a la hora de que cada persona que pueda disfrutar de una beca decida qué hacer, y cómo actuar a partir de un conocimiento amplio de las condiciones académicas y, en la medida de lo posible, de los potenciales y cambiantes escenarios sanitarios. También para la propia Fundación es muy importante, desde el punto de vista institucional, este ejercicio de transparencia, ya que nos permite un diálogo eficaz y franco con las numerosas entidades asociadas con las que compartimos la convicción de que la movilidad académica es un componente esencial para la formación universitaria, además de ser pieza clave de la internacionalización de las universidades e instrumento de especial valor para la cooperación avanzada en un espacio tan singular como el iberoamericano. Un espacio donde el intercambio, la gestión y la creación compartida de conocimiento han probado, ayer y hoy, su enorme importancia en la mejora de la calidad de las instituciones de educación superior y en el incremento de capacidades de estudiantes y del personal docente e investigador.

Comparte:

Compartir en facebook, abre en ventana nueva
Facebook
Compartir en twitter, abre en ventana nueva
Twitter
Compartir en linkedin, abre en ventana nueva
LinkedIn
Compartir en email, abre en ventana nueva
Email