La contribución del ICO a los Objetivos de Desarrollo Sostenible

JOSÉ CARLOS GARCÍA DE QUEVEDO

Presidente del Instituto de Crédito Oficial

El sector financiero juega un papel importante a la hora de alcanzar los ODS de Naciones Unidas, ya que su actividad tiene un alto potencial de incidir sobre su consecución. Entre los ODS en los que el sector financiero puede tener un mayor impacto positivo destacan la erradicación de la pobreza, el empleo digno, el crecimiento económico, la reducción de la desigualdad, el fomento de las energías renovables, la lucha contra el cambio climático o el impulso de la innovación.

Los ODS cobran especial relevancia en una entidad financiera pública como ICO, cuya principal función es promover actividades económicas que impulsen el crecimiento económico sostenible, la mejora de la distribución de la riqueza nacional y la generación de empleo.

La actividad del ICO está perfectamente alineada con los ODS y por tanto, éstos tienen reflejo en las actividades, productos y servicios que desarrollamos, tanto interna como externamente.

En el marco de nuestra actual estrategia global, hemos afianzado el compromiso del Grupo ICO (incluyendo AXIS, la sociedad de capital riesgo participada en su totalidad por el ICO y la Fundación ICO) con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En el año 2018 el Grupo ICO ha incluido criterios de sostenibilidad en el desarrollo de su actividad como eje vertebrador y transversal en todas sus facetas -tanto en sus operaciones de activo y pasivo, como en su organización y funcionamiento interno- y como parte esencial de las políticas de Responsabilidad Social Empresarial del Instituto.

El ICO impulsa proyectos empresariales innovadores y sostenibles, tanto en España como en terceros mercados, que hacen crecer a nuestro país y que contribuyen directamente a la consecución de los 17 objetivos de desarrollo sostenible. La actividad del ICO está especialmente definida por los ODS números 8 y 9 que hacen referencia al crecimiento económico sostenible, a la generación de empleo de calidad, y al fomento de las infraestructuras, la industrialización y la innovación. Asimismo se presta especial atención a todos aquellos aspectos de los objetivos relacionados con la sostenibilidad social y medioambiental,  especialmente a los que impulsan la transformación ecológica y contribuyen a la lucha contra  el cambio climático.

En la parte de activo, como banco público de promoción, ICO dedica especial atención a proyectos de energías renovables, infraestructuras sostenibles, que incluyen redes de transporte, logística y TIC e instalaciones sociales sanitarias y educativas.

Recientemente el ICO ha concedido sus primeros tres préstamos verdes (dos a Iberdrola y uno a Endesa). Esta modalidad de financiación está destinada a facilitar inversiones en materia de eficiencia energética o que fomenten la producción de energía a partir de fuentes renovables. El ICO, para calificar una operación como “verde”, se guía por los criterios establecidos por la Loan Market Association (LMA).

En la parte de pasivo el ICO es actualmente uno de los emisores de referencia en el sector de emisiones sostenibles. El ICO fue pionero y actualmente es líder en el mercado de bonos sociales. Desde 2015 ha realizado cinco transacciones por importe superior a 2.550 millones de euros para financiar los proyectos de autónomos y pymes localizados en comunidades autónomas con un PIB per cápita inferior a la media española.

Además, en el año 2019 ha lanzado su primera emisión de bonos verdes por importe de 500 millones de euros para financiar actividades, inversiones y proyectos de empresas españolas que contribuyan a la protección del medio ambiente y a la lucha contra el cambio climático.

El compromiso con el crecimiento económico sostenible es un sello distintivo de todo el Grupo ICO. AXIS ha lanzado una nueva iniciativa en 2019: sostenibilidad e impacto social a través de Fond-ICO Pyme por un importe objetivo de 50 millones de euros. La inversión está dirigida a entidades de capital privado que inviertan en compañías que desarrollen proyectos con un impacto social y/o ambiental y de economía circular significativo.

Asimismo, cabe destacar el papel que desempeñó el Grupo  ICO como institución anfitriona  de la 49 Asamblea de ALIDE,  que reunió en  mayo a la comunidad financiera de desarrollo internacional para analizar estrategias, mecanismos y alternativas que permitan dinamizar las relaciones de cooperación financiera y técnica entre los países de Latinoamérica y la Unión Europea, prestando especial atención a la consecución de los ODS, la agenda birregional de cooperación para el desarrollo y las barreras que afectan el intercambio comercial.

La Fundación ICO también contribuye con el cumplimiento de los ODS y el fomento de las relaciones entre Europa y Latinoamérica, al estimular la cooperación y el entendimiento entre instituciones, empresas y personalidades europeas e iberoamericanas. La Fundación ICO ha colaborado en seminarios como los organizados recientemente con la Fundación Carolina sobre “La Agenda 2030 y el desarrollo en Iberoamérica y los retos para las políticas de cooperación internacional”, o la participación en la VI edición del encuentro anual de Empresas Multilatinas, de la UIMP de Santander.

Con todas estas iniciativas, el ICO promueve la creación de valor tanto económico como ambiental y social, que catalice un desarrollo sostenible de la economía, contribuyendo a la desaparición de las desigualdades y al mantenimiento de un estado de bienestar social global.

Todas estas actuaciones se enmarcan con las políticas públicas reflejadas a nivel internacional en la Agenda 2030 e implementadas a nivel nacional en la Agenda del Cambio.

 

José Carlos García de Quevedo

Presidente del Instituto de Crédito Oficial