Editoriales, Noticias

Conocimiento y cooperación para una transformación justa

Conocimiento y cooperación para una transformación justa

Diseño sin título - 1

El pasado 25 de enero ha tenido lugar, en el Palacio de la Zarzuela, la XXXIII reunión ordinaria del Patronato de la Fundación Carolina, presidida por S.M. el Rey, y con la presencia del presidente del Gobierno y presidente ejecutivo de la Fundación, de los miembros del Gobierno cuyos departamentos tienen vínculo directo con la acción exterior, del secretario general iberoamericano, así como de los representantes de las empresas patronas.

En este acto, junto a aspectos de carácter presupuestario y administrativo, se aprobó nuestro Plan de Actuación para el año en curso . Un plan que, retomando el lema de la “triple transición”, actualiza su vocación multidimensional y lleva por nombre “Conocimiento y cooperación para una transformación justa”, y cuyos contenidos se enmarcan prioritariamente en el relanzamiento de las relaciones euro-latinoamericanas con ocasión de la presidencia española del Consejo de la Unión Europea.

El Plan de Actuación 2023 da cuenta, de forma destacada, de la convocatoria anual del programa de formación  que presenta 613 becas distribuidas en todas las áreas de conocimiento, con un aumento particularmente relevante en las de máster universitario, y en sintonía con la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, apostando por programas, especialidades y disciplinas especialmente útiles en términos del “bien común”.  El incremento de la aportación pública al presupuesto de la Fundación — en consonancia con el significativo aumento de los fondos destinados a la cooperación para el desarrollo en los presupuestos generales del Estado— permite mejorar la dotación de la beca para atenuar así el impacto de la inflación acumulada en los últimos años. 

El área de Estudios y Análisis, por su parte, estará asimismo volcada en la presidencia española del Consejo de la UE y, en particular, en la generación de insumos para acompañar la Cumbre UE-CELAC. En tal sentido, hace unos días celebramos junto a la Fundación ICO un primer seminario internacional sobre la cooperación renovada de España y la UE de cara a la región a los que se van a sumar otros actos con nuestros socios habituales —como la Fundación EU-LAC—, además de celebrar los tradicionales cursos de verano en Santander (UIMP) o en El Escorial (UCM). Pero quizá la iniciativa más importante será la organización — junto con el Centro de Desarrollo de la OCDE, la CEPAL y la Comisión Europea— de un seminario de alto nivel sobre “Desarrollo en transición”, como acompañamiento a la citada Cumbre UE-CELAC. En paralelo, el área seguirá profundizando en el resto de sus líneas de investigación en torno a la Agenda 2030, el regionalismo, el cambio climático, el género, la digitalización inclusiva y las transiciones justas. Y pondrá, por descontado, un énfasis especial en el análisis de la evolución de las democracias latinoamericanas, temática en la que seguiremos coordinados con el sistema de la acción exterior y la cooperación española. 

En línea con este énfasis en la democracia, desde el área de Cooperación y Liderazgo se activará un nuevo programa de visitantes, con el objetivo de pulsar las expectativas de las nuevas generaciones de dirigentes latinoamericanos, intercambiar ideas sobre sus desafíos y establecer vías de conversación birregionales, ágiles y estables en el tiempo. Se pondrán en marcha igualmente una nueva edición del programa de Liderazgo Público Iberoamericano —en convergencia temática con la línea de estudios sobre alianzas digitales entre la UE y América Latina—; del tradicional programa de Jóvenes Líderes Iberoamericanos/as, activo desde 2002; y del programa de Mujeres Lideresas, recuperado con éxito en 2022, y que ha vuelto para quedarse.

El Patronato ha prestado especial atención a la presentación del estudio sobre el impacto social de las becas de la Fundación Carolina, encargado a una entidad independiente. El trabajo de campo comprendió un cuestionario de 63 preguntas lanzadas online, e incorporó una dimensión cualitativa extraída del análisis de casi una decena de grupos focales a exbecarios y exbecarias de la Fundación, y entrevistas a personal experto. Algunos de sus principales resultados señalan:

  • El nivel de participación en la encuesta, que se eleva al 61% sobre un universo de 2.100 personas, lo que revela un alto grado de vinculación personal con la Fundación.
  • La muy alta valoración del programa de becas, reflejado en que el 98% recomendaría a otras personas participar en el mismo.
  • El efecto posterior de la beca, valorado como importante o decisivo para la trayectoria de casi el 55% de las personas encuestadas.
  • La consideración por parte del 80% de que la beca les ha permitido acceder a conocimientos que no hubieran sido posibles sin ella.
  • La aplicación por parte del 82% de las personas encuestadas de conocimientos adquiridos en sus puestos de trabajo.
  • La promoción profesional que ha supuesto la beca para, aproximadamente, el 60%.
  • La incorporación, por parte del 60%, del enfoque de igualdad de género en su entorno profesional o académico tras la estancia

Lejos de concluir en una lectura autocomplaciente, este estudio nos ofrece pistas para depurar los aspectos menos destacados —y a este respecto se hace preciso reiterar el esfuerzo de llegar a estudiantes de las capas más vulnerables, propósito reforzado en la última etapa—. La finalidad, en suma, consiste en seguir perfeccionando nuestra oferta de becas de acuerdo con los objetivos fundacionales de la institución hacia el desarrollo y la cooperación iberoamericana.

Por último, cabe señalar la satisfacción mostrada en el Patronato por la inclusión expresa de la Fundación Carolina en la nueva Ley de Cooperación para el Desarrollo Sostenible y la Solidaridad Global  como parte del sistema de la cooperación española, preservando por supuesto su autonomía fundacional. Además de su valor simbólico, este reconocimiento no hará sino fortalecer la eficacia e integración del conjunto de los actores del sistema, del que las entidades del sector privado son coparticipes esenciales.

Madrid, febrero de 2023

Comparte:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email