La Fundación Carolina trabaja en una oferta formativa alineada con la Agenda 2030

Desde que las Naciones Unidas promulgara los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, las instituciones de educación superior están llamadas a representar un papel esencial a la hora de promover y desplegar soluciones sostenibles para construir una sociedad sensibilizada con respecto a los retos que plantean nuestras sociedades y nuestro planeta.

La Agenda 2030 no es en absoluto ajena a la Fundación Carolina, que contribuye desde su ámbito de actuación: el conocimiento y la educación superior en la región iberoamericana. Las cinco dimensiones de la Agenda, sus “cinco “p”, ofrecen a la Fundación una ruta de actuación que orienta necesariamente su trabajo: el cuidado del planeta; el desarrollo de las personas; una prosperidad que no deje a nadie atrás; la paz, la justicia y las instituciones sólidas y que rindan cuentas; y las asociaciones y partenariados entre todos los actores.

Oportunidades de formación e investigación en todos los campos de la Agenda 2030

Ese horizonte universal de progreso para toda la humanidad que representa la Agenda 2030, es el marco bajo el que está trabajando la Fundación Carolina, que pretende vincular toda su oferta académica con los ODS. Este alineamiento, junto con los criterios de calidad académica y científica, son los que marcarán las líneas de actuación respecto a los futuros programas ofertados.

El objetivo es ofrecer oportunidades de formación e investigación en todos los campos de la Agenda 2030: en las ciencias básicas y las tecnologías que contribuirán a implementar sistemas de producción y consumo sostenibles; a hacer frente al cambio climático y preservar la biosfera; a mejorar la actividad empresarial y afirmar la agenda de productividad en la que ha de descansar el empleo decente y el progreso material de la sociedad; y en los campos social y político, a promover el cambio institucional y la innovación social, la igualdad entre mujeres y hombres y en el conjunto de la sociedad, y con ello, a promover sociedades más pacíficas y seguras, revitalizar la democracia y el Estado de derecho y su legitimidad.