El seminario web sobre las relaciones Unión Europea-América Latina y el Caribe ante la COVID-19 analiza las crisis y oportunidades para la cooperación birregional

El pasado 9 de julio, se celebró el webinar «Las relaciones Unión Europea-América Latina y el Caribe ante la COVID-19: pandemia, crisis y oportunidades para la cooperación birregional», organizado por la Fundación EU-LAC, Institut des Amériques, Sección de Europa- América Latina de LASA, y Fundación Carolina.

En el seminario participaron Adrián Bonilla,  director ejecutivo de la Fundación EU-LAC; Carlos Quenan, vicepresidente del Institut des Amériques y del FAP ALCUE; José Antonio Sanahuja, director de la Fundación Carolina y catedrático de Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid, y Miriam Saraiva, profesora asociada Universidad Estatal Río de Janeiro. La sesión moderada por Susanne Gratius, profesora de la Universidad Autónoma de Madrid  y presidenta de la Sección Europa-América Latina de LASA.

Gratius introdujo el debate recalcando la importancia de la nueva etapa que se inicia en las relaciones entre Europa, América Latina y el Caribe, que protagonizarán el diseño de una gobernanza global multilateral clave para solucionar esta crisis, en cuyo epicentro situamos a América Latina.

Adrián Bonilla, en su intervención inicial, analizó las analogías de la crisis actual con la crisis de los años 80 y 90, en cuanto a fenómeno global con múltiples efectos transversales, incidiendo en su afectación económica en América Latina. En un marco de reconstrucción social, recalcó la importancia de reforzar dinámicas extrarregionales de colaboración, así como de la modificación de la agenda en cuanto a inserción de seguridad ciudadana y nacional provocada por la ausencia de recursos.

En términos económicos y financieros, Carlos Quenan resaltó la similitud de la crisis actual con la crisis de los años 30, en cuanto a la caída de la actividad económica, con la particularidad del componente sanitario que plantea una nueva problemática en las relaciones con Europa. Señaló, a consecuencia de esto, la importancia de crear una dinámica de cooperación con Europa a través de la apertura de fondos de financiamiento internacional en aras de sostener la lucha inmediata contra la pandemia a corto plazo desde América Latina y la reorientación a través de la financiación de los modelos de desarrollo y cooperación entre Europa y América Latina.

José Antonio Sanahuja señaló la gobernanza global como un imperativo de supervivencia ante la situación actual y la necesidad de un enfoque interregional para su resolución, dividiendo su intervención en cinco enseñanzas. La primera de ellas se relaciona con la propia configuración del sistema internacional que limita la capacidad de respuesta al Estado-nación, empeorando el impacto de la pandemia ante la inadecuación de nuestras estructuras a nivel global. Por otro lado, han quedado expuestos los problemas de desarrollo y las políticas públicas debilitadas anteriores a la pandemia, siendo un imperativo solucionarlos para atenuar el impacto que está teniendo. En tercer lugar, señaló la importancia vital de los bienes públicos globales, siendo la salud el principal y en el que hay que trabajar individual y colectivamente. En cuarto lugar, señala la cooperación internacional y regional como una necesidad de ayuda humanitaria y de recursos, más allá de la ayuda al desarrollo. Por último, planteó que ha de entenderse la cooperación internacional a escala global de manera horizontal, dejando atrás la tradicional idea norte-sur de la cooperación al desarrollo, y diseñar instrumentos  para fortalecer de forma conjunta nuestras políticas públicas y responder colectivamente.

Por último, intervino Miriam Saraiva exponiendo la situación de crisis económica y política que se sufría previamente en Brasil, donde el enfrentamiento entre la presidencia, el ejecutivo y las instituciones democráticas es una situación constante que agudiza el impacto que está teniendo la pandemia. Posteriormente, en el turno de preguntas, recalcó la importancia de la sociedad civil en cuanto a cooperación y resolución de errores provocados por el gobierno, abriendo la puerta al diálogo para saldar la polarización y la incapacidad presidencial.

El webinar incorporó la participación del público a través de preguntas a los ponentes, en las que se resaltaron como claves la importancia del multilateralismo y la reactivación y actualización las organizaciones ya existentes en América Latina

Así mismo, se resaltó la importancia de reforzar un marco global y multilateral para fortalecer la eficacia del Estado nación y su capacidad de respuesta colectiva ante un bien público y global como la salud.