Entrevista a Jesús Andreu en El Mercurio de Chile realizada por Daniel Swinburn, participante en el Programa de Visitantes de Fundación Carolina,

El periodista chileno Daniel Swinburn, coeditor del suplemento cultural Artes y Letras y miembro del Consejo de Redacción del diario El Mercurio, quien ha participado en 2002 y 2008 en el Programa Internacional de Visitantes de Fundación Carolina, tuvo ocasión de entrevistar al director de Fundación Carolina durante su reciente visita a Santiago.
Reproducimos a continuación la entrevista publicada en la edición impresa de El Mercurio el sábado 15 de noviembre

Fundación Carolina enriquece intercambio cultural con Chile

El intercambio cultural y educacional de Latinoamérica con España tiene, desde el año 2000, un poderoso instrumento en la Fundación Carolina, que ha permitido enriquecer y reforzar dichas relaciones a niveles sin precedentes. A través de su programa de becas de posgrado y doctorado, y de una variedad de programas anexos, dicha institución público-privada se ha convertido en una plataforma importante para el mejoramiento de las condiciones sociales y económicas de todas las naciones beneficiarias.

A la fecha, son 14 mil 500 los estudiantes y jóvenes profesionales que han podido reforzar sus estudios de pregrado en la extensa gama de posibilidades que ofrece dicha fundación, que mantiene más de dos mil convenios con universidades y otras corporaciones de estudios superiores, tanto en España como en este continente. Chile ha obtenido 756 becas en los 13 años de vida activa de la entidad, las que han sido seleccionadas de un total de 21 mil solicitantes.

La fundación, en su diseño, trabaja por la imagen de España, su internacionalización y por potenciar las relaciones con la comunidad de países iberoamericanos, a través de la educación y la cultura. Es un instrumento de la política exterior española.

Su director ejecutivo, Jesús Andreu Ardura, visita Chile en estos días con el objeto de afianzar la colaboración y reforzar los vínculos. “La fundación ha trabajado mucho con Chile y ha tenido mucho interés en tener becarios vuestros, pero quizás porque no hemos sabido promocionarla lo suficientemente bien, en Chile la fundación no es tan conocida y creo que podríamos tener muchos más beneficiados”.

Las 756 becas otorgadas aquí han significado una inversión de 10 millones de dólares. Han cubierto estudios desde el área de la música, la oncología, enfermedades virales, parques nacionales, medio ambiente y gestión de residuos, hasta recursos humanos y managment , entre otros. “Y Chile elige de todo”, afirma Andreu.

El arte y las humanidades también están bien representadas: “No sé exactamente la proporción, pero de hecho uno de los programas más exitosos es el de cine, que nos ha dado muchas satisfacciones, pues importantes premios de festivales de cine han sido asignados a nuestros becarios. Atendemos también otros dos programas de becas en música en el Conservatorio del Liceo de Barcelona y con la Escuela Reina Sofía de Madrid. Hasta ahora no había una gran tradición para que los músicos latinoamericanos fueran a estudiar a España. Ahora, estas dos se han convertido en escuelas punteras e importantes a nivel mundial y tenemos mucha gente ahí. Destacan, además, las mejores escuelas de Periodismo que hay en España y que son muy demandadas. Hay personas haciendo doctorados en Literatura, en Historia del Arte, colaboramos con ARCO, la feria de arte de Madrid, queremos que todo el mundo pueda elegir según su vocación”.

Una condición irrenunciable de las becas es el retorno a sus países de origen de todos los becarios. “En eso somos exigentes y si, por alguna razón, el becario se queda en España, le retiramos la beca. Buscamos formar talentos latinoamericanos para que vuelvan a sus países”.

-¿Ha afectado la crisis económica al programa de becas?

“Ha afectado en la contribución del Estado, pero de ahí también se puede sacar una lectura positiva. Cuando se creó esta fundación era muy singular en España, pues casi todas las instituciones que otorgan becas son públicas. Esta fundación es mixta, reúne al Estado español y a las principales empresas españolas con presencia global. La crisis ha hecho que ahora la fundación sea más privada, porque normalmente, el 60 por ciento de nuestros recursos provenían del Estado y el 40 del sector privado, y ahora esos porcentajes se han invertido. Eso no quiere decir que sigamos con el mismo presupuesto, este se ha reducido, pero nos ha hecho optimizarlos. Seguimos dando cerca de 550 becas anuales. La fundación explora, ahora, la posibilidad de incorporar en el financiamiento a algunas empresas latinoamericanas”.

-¿Qué ventajas tiene esta institución becaria respecto de otras europeas y de Estados Unidos?

“La ventaja evidente para un latinoamericano es la vida en España, con el idioma y costumbres compartidos. Esta es una beca que mima más al alumno que en cualquier sitio, porque normalmente, cuando un Estado da una beca, el alumno no sabe aún si va a ser o no admitido en la universidad para la que está postulando. Son dos procesos diferentes. En esta fundación ambos van unidos, lo que le facilita mucho las tramitaciones al postulante”.

El proceso de postulación para el año 2015 se inicia el 1 de diciembre a través de Fundacioncarolina.es.

Entre aqui para ver la entrevista en El Mercurio