La película «Güeros» del ex becario Alonso Ruizpalacios gana el premio «Horizontes Latinos» en el Festival de San Sebastián

El largometraje mexicano «Güeros», opera prima del director Alonso Ruizpalacios, logró hacerse con el premio “Horizontes Latinos” en la 62ª edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián. La película, rodada en blanco y negro y que narra la historia de cuatro jóvenes y su periplo por la ciudad de México en busca de una antigua estrella de rock, se hizo acreedora al premio “por la osadía formal de su lenguaje cinematográfico, el humor al retratar la ciudad de México y por la interpretación de sus cuatro protagonistas», explicó el comunicado oficial.

Alonso Ruizpalacios realizó en 2011 el Curso de Desarrollo de proyectos Cinematográficos Iberoamericanos con una beca de la Fundación Carolina.Este curso tiene como objetivo principal mejorar la calidad de los proyectos audiovisuales de los cineastas iberoamericanos con la finalidad de extraer su mayor potencial para situarlos en un campo más seguro y calificado de realización. Los proyectos son desarrollados desde su fase embrionaria, a partir de un riguroso trabajo de asesoramiento, hasta obtener un guión de calidad susceptible de convertirse en una película.
La cinta, que obtuvo un premio especial en la pasada edición de la Berlinale, es una «road movie» generacional, rodada en blanco y negro y en formato 4:3, que sigue a dos hermanos y un amigo en un viaje por la capital mexicana, con la huelga universitaria de 1999 como telón de fondo. Se trata de una comedia de iniciación que homenajea la Nueva Ola francesa, ganadora del premio a la mejor ópera prima de la sección Panorama del Festival Berlín y del Premio a la Mejor Fotografía una Mención del Jurado en el Festival de Tribeca. Puesto que el adolescente Tomás se ha vuelto difícil de manejar, su madre lo manda a vivir con su hermano mayor, que estudia en la ciudad de México. Tomás se ha traído un cassette consigo, parte de la herencia de su padre, con la música de Epigmenio Cruz. Cuando el trío descubre que su ídolo está en un hospital agonizando solo, deciden salir en su oxidado coche para presentarle sus respetos a la vieja estrella de rock.

Catorce películas de México, Chile, Brasil, Uruguay, Colombia y, sobre todo, Argentina, que acaparaba más de la mitad de la selección, competían en Horizontes Latinos por un premio de 35.000 euros (45.300 dólares).Ruizpalacios ha agradecido el premio en euskera y en español, y se lo ha dedicado a su abuela, «una gran exploradora de la mente», y a todos los que le han acompañado en la aventura del rodaje. “Gracias a todos los que hicieron esta película, a cada uno de los que se subieron a este Atlantic viejo con nosotros”, dijo Ruizpalacios al recoger el premio en el escenario del Kursaal de San Sebastián.