Los becarios y becarias de Fundación Carolina continúan aportando valor social durante pandemia

Recopilación de fotografías de la cuenta de Instagram @covidlatam, en la que participa la fotógrafa y exbecaria Fabiola Ferrero

Detrás de cada crisis, hay una llamada al civismo y a la responsabilidad. Muchos de los becarios/as y exbecarios/as de Fundación Carolina, así como de personas que han participado en los nuestros programas, se encuentran ahora mismo confinados en casa, siguiendo las recomendaciones para frenar la expansión de la enfermedad COVID-19. Es desde ese aislamiento social desde donde producen y comparten numerosas y variadas iniciativas que buscan ayudar a los demás o hacerles más llevadera la cuarentena. Porque a pesar de la situación excepcional, la gran familia que compone la Red Carolina continúa hiperconectada gracias a las nuevas tecnologías, sigue generando valor social y persiste en su avance hacia la consecución de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS). A las iniciativas aquí se recogen se puede acceder a través del blog de Vivir en España desde casa y en las redes sociales de Fundación Carolina, como Twitter o Facebook.

Cine y documentales

Si hay algo de lo que disponemos en el confinamiento es tiempo. Y gracias a él podemos ver esas películas o documentales que llevábamos tiempo esperando ver, o que ahora llegan a nosotros y nosotras. Muchos de nuestros exbecarios/as que se dedican al cine, al teatro o al arte, comparten sus producciones en plataformas para su visualización, como Claudio Perrin, Leticia Jorge, Daniel Aguilar, Martín Desalvo, Germán Tejeira, Felipe Guerrero, Franco Verdoia, Gabriel Calderón, o Gustavo Ortiz. Se trata de películas, documentales, obras de teatro y montajes audiovisuales que ahondan en diferentes aspectos y cuya visualización nos permitirá salir del confinamiento algo más sabios, más sensibles y más tolerantes.

Sostenibilidad ambiental

Especial mención requiere el documental coproducido por Ana Terra Athayde, participante del programa de Jóvenes Líderes Iberoamericanos, que dividido en tres partes, refleja la difícil situación de la selva amazónica. Y es que a pesar de la crisis global sanitaria, el cambio climático, la contaminación y la pérdida de biodiversidad siguen presentes en nuestro planeta.

Música y fotografía

La música es otro elemento que nos llena de esperanza y nos permite conocernos más a nosotros mismos en esta cuarentena. Algunos de los becarios/as o exbecarios/as nos regalan su música para acompañarnos e inspirarnos. Es el caso de Ricardo Villanueva, Natalia González, la participante del programa de Jóvenes Líderes Iberoamericanos, Marlen Mendoz Kahn, Guido Covini, de Parientes, o Marcos Puña, que ofrece clases de guitarra clásica a través de youtube.

La exbecaria Fabiola Ferrero forma parte del grupo de fotógrafas y fotógrafos 9 fotógrafas +9 fotógrafos +1 virus, que comparte en Instagram diferentes fotografías sobre los avances del coronavirus en Latinoamérica. Algunas de esas fotografías son las que componen la imagen que acompaña este texto. Porque las redes sociales se han convertido en una gran pared virtual en la que cuelgan los retratos de la pandemia que retratan mucho más. Reflejan los desafíos a los que nos enfrentamos: la salud, los derechos humanos, el progreso económico, las desigualdades, la revolución digital o el cambio climático.

La amabilidad y los relatos en cuarentena

La amabilidad, la solidaridad, la convivencia, el afecto y los buenos sentimientos se han convertido en vacuna  contra el confinamiento. El exbecario Carlos Alejandro Mejía, creador de la #RevolucióndelaAmabilidad ofrece consejos a través de vídeos en Facebook, las llamadas «píldoras» para contagiar amabilidad durante la cuarentena. Por último, el becario Luis Ramírez Salazar ha creado, junto a un colega de su máster, un blog que recoge historias que surgen alrededor de la situación actual. En él, se comparten testimonios y se charla sobre diferentes temas.