Entradas

Visita Real Jardín Botánico

Visita al Real Jardín Botánico

El día 24 de abril, un grupo de becarios de Fundación Carolina, empezaron a disfrutar de la primavera madrileña visitando el Real Jardín Botánico. Está situado en un enclave único en el centro de Madrid, donde se dan cita ciencia, arte, historia y ocio. Está repleto de hermosos rincones con más de dos siglos de historia, donde se introduce al visitante en el conocimiento de la Botánica.

Comenzaron visitando las plantas de clima desértico y también tropical, seguidamente y en una terraza superior, la colección de bonsáis. Durante el recorrido, pudieron admirar la gran variedad de especies de diferentes continentes, entre ellos América, gracias a la Expedición botánica que Celestino Mutis, realizó entre los siglos XVIII y XIX.

Para finalizar, contemplaron los parterres de tulipanes de variados colores que en esta época del año están en pleno esplendor.

 

Un grupo de becarios de Fundación carolina visita la exposición «Obras maestras y la Colección Telefónica Cubismo (s) y experiencias de la Modernidad» del Museo Reina Sofía

El pasado día 12 de abril, becarios de Fundación Carolina visitaron la exposición Obras maestras del cubismo en el Museo Reina Sofía.

La Fundación Telefónica ha cedido para esta ocasión, alrededor de unas 40 obras de varios autores como Juan Gris y Pablo Picasso, fechadas entre 1912 y 1933. También pudieron admirar obras de Salvador Dalí y de la Escuela Bauhaus. Para acabar, el grupo visitó el famoso cuadro «Guernica» de la mano de la experta y apasionante explicación de la guía que les acompañó durante todo el recorrido.

El magistrado del Tribunal Constitucional, Santiago Martínez-Vares, dicta una conferencia para los becarios de Fundación Carolina

El pasado día 17 de abril, los becarios de Fundación Carolina asistieron al Tribunal Constitucional, donde el magistrado D. Santiago Martínez-Vares, impartió la conferencia «El Estado Autonómico». En ella pudieron conocer la estructura del Estado español y su vertebración dentro del marco de la Constitución. El magistrado hizo un repaso sobre la transición política que finalmente tuvo lugar con el referendum del año 1978 y que 3 años después, tras elaborar los correspondientes Estatutos, culminó con la creación de 17 Comunidades Autónomas en 1981 y 2 Ciudades Autónomas en 1995 que son la principal ordenación territorial de España.

 Conferencia en el Tribunal Constitucional

 

 

Visita Pleno Congreso de los Diputados

El día 10 de abril, un grupo de becarios asistieron a un Pleno. En esta visita los becarios presenciaron desde la tribuna los debates por parte de los diferentes grupos políticos según el orden del día.

Resultado de imagen de congreso de los diputados

El Pleno es el órgano central del Congreso de los Diputados, a través del cual la cámara ejerce su voluntad. Es la reunión de todos los miembros de la cámara válidamente constituida cuando están presentes la mitad más uno de sus miembros. Este órgano representa la unidad de la cámara y funciona a través de las sesiones plenarias. El Congreso de los Diputados es la Cámara Baja de las Cortes Generales, el órgano constitucional que representa al pueblo español. Se reúne para sesiones en el Palacio de las Cortes, ubicado en la plaza de las Cortes de Madrid. Los órganos de trabajo del Congreso de los Diputados son el Pleno, las Comisiones, la Diputación Permanente y los Grupos Parlamentarios.

El edifico, que se encuentra en la Carrera de San Jerónimo, se construyó entre 1843 y 1850. Fue inaugurado el 31 de octubre de 1850 por la Reina Isabel II según el proyecto del arquitecto don Narciso Pascual y Colomer. El edificio tiene un estilo neoclásico, tiene una fachada principal, un amplio pórtico compuesto de seis grandes columnas corintias que sirven de base a un frontispicio que incluye un bajorrelieve de Ponciano Ponzano. Al pie del pórtico y de las seis columnas se accede por una escalinata de granito, en cuyos lados figuran dos grandes leones de bronce, también debidos a Ponzano.

 

Visita a la Agencia EFE

El pasado lunes 12 de marzo, nuestros becarios visitaron el Museo EFE, Casa de las Noticias, que es el primer museo de periodismo global de España y uno de los pocos existentes en el mundo. La exposición permanente, situada en la sede central de la Agencia EFE, en Madrid, ha sido creada con los fondos de la Agencia EFE, fundada hace 78 años, y narra la historia de la agencia de noticias más importante de lengua española al hilo de la propia evolución de España y del mundo. Desde su creación en el siglo XX, los periodistas de la Agencia EFE han sido testigos directos de los grandes acontecimientos que han cincelado la historia de España y del mundo, con especial atención a Iberoamérica.

Visita a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando

El pasado jueves 8 de marzo nuestros becarios visitaron el museo de Bellas Artes y a continuación visitaron la exposición temporal «Ventura Rodríguez. Arquitecto de la Ilustración», todo con visitas guiadas. El Museo de la Academia conserva un excepcional patrimonio formado por más de 1.400 pinturas, 1.300 esculturas y 15.000 dibujos, así como estampas, muebles, objetos de platería y orfebrería, porcelanas y otras artes decorativas. Los fondos artísticos del Museo de la Academia, una de las mejores pinacotecas de España, abarcan cinco siglos y diferentes escuelas, ofreciendo un completo recorrido por la historia del arte desde el Renacimiento hasta las tendencias más actuales del siglo XXI. Ventura Rodríguez, Figura fundamental en la historia de la arquitectura española del siglo XVIII, fue arquitecto con una actividad desbordante, conociéndose decenas de proyectos suyos tanto para Madrid como para otras ciudades de España (de Santiago de Compostela a Barcelona, de Valladolid a Málaga. Esta exposición, saca a la luz la apasionante figura de este arquitecto y glosa su vida y su época a fin de profundizar en todas las facetas de la producción artística de Ventura Rodriguez y, como consecuencia, en el conocimiento de la personalidad del arquitecto y del complejo periodo histórico que protagonizó.


Visita al Museo Thyssen-Bornemisza

El martes 6 de marzo los becarios realizaron una visita al Museo Thyssen-Bornemisza y tuvieron la oportunidad de asistir a un recorrido guiado por las obras maestras del Museo. Es un viaje a través de la Historia del Arte, empezando por los primitivos italianos del Medievo tardío, seguido del Renacimiento, el Barroco, el Impresionismo… y terminando con los movimientos clave del siglo XX, como el Cubismo, el Surrealismo y el Arte Pop, entre otros. En el camino encontraremos artistas esenciales: Rembrandt, Rubens, Holbein, Caravaggio, Degas, Monet, Picasso, Kandinsky, Rothko…

Ubicado en el Paseo del Arte, su colección permanente traza la historia de la pintura europea desde la Edad Media hasta finales del siglo XX. 

Dada la variedad y riqueza de sus fondos, con más de 1.000 obras de arte, es recomendable comenzar la visita por la parte de la colección que más nos interese. Los primitivos italianos, el Renacimiento alemán, la pintura americana del XIX, el impresionismo, el expresionismo alemán y el constructivismo ruso son las escuelas y los movimientos más ampliamente representados en el museo.

La colección

La colección del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza tiene sus puntos fuertes en aquello de lo que carecen los otros museos españoles. La pintura del Trecento (siglo XIV en Italia) con la obra de Duccio de Buoninsegna, Cristo y la samaritana o la escuela primitiva flamenca con el Díptico de la Anunciación, una grisalla (pintura que finge ser escultura) de Jan Van Eyck, son las piezas clave de la colección de arte tardomedieval. El museo cuenta además con una exquisita selección de retratos del siglo XV, entre los que destacan el de Giovanna Tornabuoni realizado por Ghirlandaio y el de Un caballero desconocido, obra de Carpaccio. A continuación Durero, Caravaggio, Rubens, Frans Hals o Canaletto nos ayudan a comprender los derroteros por los que el arte transcurre entre los siglos XVI y XVIII.

El paisaje y la pintura de género, temas especialmente frecuentes de la escuela holandesa del siglo XVII y de la norteamericana del siglo XIX, pueden estudiarse muy bien en las salas del museo. Esta misma preocupación la manifiestan igualmente los pintores románticos como Friedrich, los impresionistas como Monet y Degas y los postimpresionista como Gauguin y Van Gogh, todos presentes en la colección del museo.

Las últimas salas son un muestrario  muy completo de las vanguardias del siglo XX: fauvismo, expresionismo, surrealismo, abstracción y pop art. Arlequín con espejo de Picasso, Pintura con tres manchas n.196 de Kandinsky, Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada un segundo antes del despertar de Dalí, El gallo de Chagall, Habitación de hotel de Hopper y Mujer en el baño de Lichtenstein son algunos de los obras más destacadas del siglo pasado.

Conferencia y visita en el Banco de España

El jueves 1 de marzo, más de un centenar de becarios de la Fundación Carolina tuvieron la oportunidad de asistir a una conferencia en el Banco de España donde Pablo Hernández de Cos, Director General de Economía y Estadística del BdE. Esta actividad, dentro del programa Vivir en España, tenía como objetivo proporcionar a los estudiantes un conocimiento más profundo de la realidad española, ayudándoles a comprender mejor la actualidad, y más concretamente la situación económica.

Después de la conferencia, realizamos una visita guiada por la sede del Banco de España, donde pudimos apreciar la riqueza histórica y artística que rebosa.

Patrimonio histórico y artístico

La sede central del Banco de España es uno de los edificios más representativos de Madrid y de la arquitectura española del siglo XIX y comienzos del XX. Sin embargo, hasta su construcción, el Banco fue desarrollando su actividad en otros lugares de la ciudad.

Las primeras juntas de accionistas del Banco de San Carlos se celebraron en el palacio del conde de Altamira, mientras se terminaban las obras de acondicionamiento de la primera sede del Banco en el palacio de Monistrol, sito en la madrileña calle de la Luna.

En 1825, se trasladó a una casa adquirida en la calle de la Montera, que pasó a convertirse en la sede del Banco de San Fernando tras la disolución como Banco de San Carlos.

Tras la fusión del Banco de Isabel II y del Banco de San Fernando, la sede del primero situada en el edificio de los Cinco Gremios Mayores de Madrid, en la calle de Atocha, pasó a ser sede del nuevo Banco de San Fernando y, posteriormente, del Banco de España hasta su traslado al edificio actual, en 1891.

El edificio original

Para la construcción de la actual sede del Banco de España se adquirió en 1882 el palacio del marqués de Alcañices, situado en la calle de Alcalá con vuelta al Paseo del Prado y se acordó convocar un concurso público para la elección del proyecto arquitectónico que mejor se adaptase a las necesidades del Banco.

Solo se presentaron cuatro proyectos y ninguno de ellos era de la plena satisfacción de la comisión de obras, por lo que se encargó a los arquitectos del Banco Sainz de la Lastra y Adaro que, tras estudiar los edificios de otros bancos europeos, redactaran el proyecto definitivo, aprobado a finales de 1883.

La primera piedra se puso el 4 de julio de 1884, en un acto al que asistió el rey Alfonso XII y el monumental edificio fue inaugurado en 1891.

Primera ampliación

En 1927, se inició la primera ampliación de las instalaciones con la adquisición de las casas del conde de Santamarca, situadas en la calle de Alcalá, a continuación del edificio antiguo.

Esta ampliación se basó en el proyecto del arquitecto del Banco José Yarnoz Larrosa, que propuso la prolongación de la fachada, repitiendo la imagen externa del edificio existente y reservando solo al interior las novedades arquitectónicas de la época.

Destacan en el exterior del edificio las puertas de entrada, construidas en hierro dulce por el artista Bernardo Asíns.

Segunda ampliación

La segunda ampliación de la sede de Cibeles comenzó en 1969, con arreglo a un proyecto de Javier Yarnoz Orcoyen, hijo del autor de la anterior reforma. En esta fase, el edificio del Banco se cerró por las calles de los Madrazo y Marqués de Cubas.

Tercera ampliación

En la década de los 70, se planteó un nuevo proceso de ampliación de la sede del Banco que completase el edificio con la esquina de las calles de Alcalá y Marqués de Cubas, para conformar una manzana cerrada que garantizara la seguridad del Banco. Con este propósito, el Banco ya había adquirido, el 2 de febrero de 1950, el edificio contiguo a su sede.

El 25 de septiembre de 1978, se convocó un concurso de ideas para desarrollar la que sería la última ampliación del Banco hasta nuestros días. Se invitó a los arquitectos Oriol Buhigas Guardiola, Luis Cubillo de Arteaga, Fernando Moreno Barberá, Rafael Moneo Vallés, Eleuterio Población Knappe, Ramón Vázquez Molezún y Javier Yarnoz Orcoyen.

Un año más tarde -y contando con el asesoramiento de una comisión constituida por representantes del Ayuntamiento de Madrid, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid- el Consejo Ejecutivo del Banco eligió la propuesta presentada por Rafael Moneo y le encargó la redacción del proyecto definitivo. Sin embargo, la obra no se pudo acometer en aquel momento porque el inmueble estaba sujeto a protección.

El Plan General de Ordenación Urbana de Madrid, en el que se establecía la planificación del área del Banco, se aprobó en 1997. En 2003, en virtud de un convenio firmado entre el Ayuntamiento de Madrid y el propio Banco de España, se inició la última fase del cerramiento de la manzana, tal y como se detallaba en el proyecto revisado por el propio Moneo durante el año 2002.

En 2006, coincidiendo con la celebración del 150 aniversario del nombre «Banco de España», se inauguró la ampliación. Se mantuvieron los principios básicos de la idea original, basados en la continuidad de las fachadas de Alcalá y el Paseo del Prado; pero se introdujeron algunas variaciones arquitectónicas que enriquecieron el conjunto, respetando en todo momento lo ya existente.

El nuevo edificio cuenta con una superficie construida total de 4.736 metros cuadrados, que comprenden la planta baja, tres plantas sobre rasante y cuatro sótanos.

Los interiores

En el interior, y en lo que al edificio original de 1891 se refiere, destacan la escalera de honor y el patio, que fue la caja general y que hoy ocupa la biblioteca, al que se le incorporó una estructura de hierro fundido, encargada a la Fábrica de Mieres.

La monumental escalera de mármol de Carrara, a la que se accede desde la puerta del Paseo del Prado, es una muestra de la arquitectura más tradicional, diseñada por los arquitectos del Banco y ejecutada por el bilbaíno Adolfo Areizaga. Junto a ella hay una serie de magníficas vidrieras de estilo simbolista -encargadas a la empresa alemana Mayer- con numerosas figuras alegóricas.

La ampliación decidida en 1927 y terminada en 1934 incorporó, en el interior del edificio, las novedades arquitectónicas de la época a las que Yarnoz había renunciado en el exterior. El nuevo patio de operaciones, con una altura de 27 metros y una superficie de unos 900 metros cuadrados, se aparta de los conceptos clásicos y recoge algún ejemplo del Art Decó, como la vidriera superior o el reloj, pieza decorativa y funcional situada en el centro del patio. También destacan la rotonda, que sirve de enlace interior entre los dos edificios, y por su singularidad la cámara acorazada.

El Banco de España posee una importante colección de pintura, constituida por la herencia de los bancos que le antecedieron y por adquisiciones o encargos posteriores.

Se pueden encontrar obras de arte desde finales del siglo XV hasta nuestros días, entre las que hay auténticas joyas pictóricas y de gran valor histórico. A partir de la segunda mitad del siglo XX, la colección de arte se ha enriquecido también con nuevas disciplinas, como la escultura o la fotografía.

La colección de pintura anterior al siglo XIX

Por lo que se refiere a esta época, los cuadros procedentes del Banco de San Carlos son, probablemente, la parte más valiosa de la colección, ya que para su decoración se encargaron, a diversos artistas, retratos del rey, de los príncipes de Asturias y de los primeros directores del Banco. Así, se encuentran retratos de Carlos III, Carlos IV y María Luisa de Parma, realizados en el taller de Mariano Salvador Maella.

El Banco cuenta también con todo el conjunto de retratos que se le encargó a Francisco de Goya entre 1785 y 1788, y que representan a Carlos III, a Francisco Javier de Larrumbe, al marqués de Tolosa, al conde de Altamira, a José de Toro y Zambrano y al conde de Cabarrús. El conde de Floridablanca y el conde de Gausa también fueron retratados por Goya, pero estos retratos no fueron heredados del Banco de San Carlos, sino adquiridos por el Banco de España en pleno siglo XX.

También destacan los retratos de Juan de Piña y Ruiz, del conde de Floridablanca y de su hermano Francisco Moñino y Redondo, realizados por el valenciano Folch de Cardona.

Para finalizar el capítulo de retratos de la primera época, puede citarse el del marqués de Matallana, probablemente de Pietro Melchiore Ferrari.

De la antigua capilla del Banco de San Carlos se conserva un cuadro de Mariano Salvador Maella dedicado al patrono del rey y del Banco, San Carlos Borromeo en su visita a los enfermos de peste de Milán; y una tabla del siglo XVI atribuida a Cornelis van Cleve, la Virgen del Lirio, fabulosa copia de una obra de Andrea del Sarto.

Otras pinturas dignas de mención ejecutadas por artistas españoles con anterioridad al siglo XIX y que el Banco de España ha ido adquiriendo son: dos cuadros Ceres o Pomona y Vetumno y tres bodegones del pintor madrileño Juan van der Hamen y León. Merece también un lugar destacado una pareja de Floreros del maestro Juan de Arellano.

Del siglo XVII se pueden citar las obras singulares de Vicente Giner Perspectiva con Puerto y Perspectiva con Pórtico y Jardín.

La colección de pintura de los siglos XIX y XX

La colección pictórica del Banco de España correspondiente a los siglos XIX y XX está formada por retratos de reyes y de destacados personajes de la época, así como por diversos cuadros de otros temas.

Retratos reales

Forma parte de la colección el magnífico retrato de Fernando VII, realizado por Vicente López Portaña.

El Banco también posee cuatro retratos de Isabel II, que representan distintas etapas de su vida: un tierno retrato de la reina con ocho años, de Antonio Esquivel; dos de su etapa juvenil, ejecutados por José Gutiérrez de la Vega y Federico de Madrazo, respectivamente; y uno de Benito Soriano Murillo, que muestra a la reina con poco más de 30 años.

De Carlos Luis de Ribera se tienen retratos de Amadeo de Saboya y de Alfonso XII a la edad de 17 años cuando es proclamado rey.

Hay un espléndido retrato de Alfonso XIII con 16 años y vestido con el manto de la Orden de Carlos III, de José Villegas y Cordero que realizó en 1902.

Ya en nuestros días, a la pintora Carmen Laffón se le deben los magníficos retratos, de extraordinaria belleza, de los reyes Juan Carlos I y Sofía, que cierran la galería de retratos reales pertenecientes al Banco de España.

Otros retratos

El Banco posee numerosos retratos de otros personajes que merecen una especial consideración. Así, dentro del siglo XIX, destaca el magnífico retrato del XI duque de Osuna, pintado por Federico de Madrazo, quien también elaboró el del ministro de Hacienda y posterior gobernador, Pedro Salaverría, considerado uno de los mejores cuadros del Banco. También el de Ramón de Santillán, gobernador del nuevo Banco de San Fernando y primer gobernador del Banco de España, pintado por José Gutiérrez de la Vega.

Es igualmente importante el del marqués de San Carlos y Montevirgen, ministro de Hacienda, junto a Isabel II, realizado por Vicente López con un insuperable detallismo, impropio de un artista de casi 70 años.

También destaca el retrato del famoso jurista Pedro Sainz de Andino, autor de los estatutos del Banco de San Fernando, de la Ley de Bolsa y del Código de Comercio, pintado por Antonio Esquivel.

Otro de los grandes maestros, José Moreno Carbonero, retrató a Cayetano Sánchez Bustillo, gobernador que tuvo el privilegio de presidir la inauguración del nuevo edificio del Banco, en 1891.

De entre los retratos de otros personajes del siglo XX destacan el realizado por Sorolla a José Echegaray y, de este mismo personaje, el firmado por Marceliano Santamaría, de muy bella hechura, aunque eclipsado por el anterior.

A José Villegas se le debe también la representación de Francisco Belda, uno de los pocos subgobernadores cuyo retrato posee el Banco.

Corresponden a Zuloaga un bonito retrato de su primo, el violonchelista Juan de Azurmendi, y un retrato de Alejandro Fernández de Araoz, que gobernó el Banco tan solo un mes.

Los últimos gobernadores del siglo XX retratados son: José Ramón Álvarez Rendueles, por Isabel Quintanilla, y Mariano Rubio y Luis Ángel Rojo, por Carmen Laffón.

Otras temáticas

Al margen de los retratos, el Banco cuenta con pinturas de otras temáticas. Por ejemplo, algunas obras de Mariano Fortuny, de Pedro Borrell y del Caso, como Huyendo de la crítica, y numerosos paisajes de diversos autores. Entre otros muchos, cabe señalar un hermoso lienzo de Joaquín Sorolla, Voltaire contando un cuento, pintado para techo, o el cuadro de Enrique Martínez Cubells Barca de pescadores en la playa.

También destacan los paneles que José María Sert ejecutó para decorar el salón de baile del palacio del príncipe Mdivani en Venecia o La Masía, de Santiago Rusiñol.

Además de las obras de Picasso Homme couché et femme assise y de Tàpies Signos y Cadena y Forma de 8 sobre gris negro, resalta por su belleza la Figura femenina reclinada o Mujer de azul de Togores, la Naturaleza muerta con As de Trébol, de Pancho Cossío, y el Bar amb Vidriera, de Miquel Barceló.

Dentro de los paisajes, destacan el de Fuenterrabía, de Daniel Vázquez Díaz; Gente en la playa, de Mompó; El Naufragio, de Miguel Ángel Campano; o Tres Fustes, de Perejaume.

La pintura abstracta comtemporánea está magníficamente representada, entre otros, por Sandra, de Antonio Saura; Brecha II, de José Guerrero; Mot-sen II, de Pablo Palazuelo; Red Words, de Juan Uslé; o el titulado Humboldt en el Orinoco, de Manuel Millares.

La escultura y la fotografía

Aunque la pintura constituye una parte fundamental del patrimonio artístico del Banco de España, no es la única disciplina representada en su colección de arte: la escultura y la fotografía han ido abriéndose paso paulatinamente en los fondos del Banco, especialmente en las últimas décadas. Destacan la obra de Eduardo Chillida en hierro forjado Rumor de Límites y la de Adolfo Schlosser, en madera, titulada Palmera.

Visita a la exposición «Warhol. El arte mecánico» en CaixaForum

El martes 27 de febrero, Vivir en España organizó dos visitas, una en horario de mañana y otra en horario de tarde, a la exposición sobre Andy Warhol en CaixaForum, «Warhol. El arte mecánico», donde los becarios pudieron disfrutar de una visita guiada a través de las más de 350 obras expuestas.

 

 

 

Hijo de inmigrantes eslovacos, Andy Warhol (Pittsburgh, Estados Unidos 1928 – 1987, Manhattan, Estados Unidos) realizó sus estudios de arte en el instituto Carnegie de Tecnología. En 1949, tras acabar su formación, comenzó su carrera como dibujante publicitario para revistas como Vogue o Harper’s Bazaar. En la década de los 60, el artista empezó a emplear un método mecánico de serigrafía, con el que representaba las mayores figuras del mundo contemporáneo como Marilyn o Elvis. Fue en esta época también cuando creó las latas Campbell, que se convertirían más tarde en los envases más populares de la Historia. La potencia visual de su obra y su carisma han convertido a Warhol en uno de los artistas más conocidos y queridos del planeta. El Arte Mecánico, junto a una selección de ensayos escritos por teóricos de su obra, incluye una sección de retratos del artista, tomados por fotógrafos como Alberto Schommer, Richard Avedon o Robert Mapplethorpe.

Una nueva concepción del arte comenzaba a gestarse a finales de la década de 1950. Por aquel entonces, Nueva York era la ciudad de referencia a nivel mundial en manifestaciones como el cine, la música o la pintura. Los principales exponentes de cada una de ellas solían compartir una premisa: el arte debe contener un mensaje profundo, y eso supone una importante tarea cognitiva para quien lo realiza. En el marco de este paradigma, llega a la gran manzana un joven proveniente de Pittsburg, quien había cursado estudios como artista comercial en su ciudad natal y arribaba a la gran urbe para comenzar su carrera como ilustrador y publicista; Andrew Warhola, más conocido en nuestros días como Andy Warhol.

Con una concepción radicalmente distinta a la de sus colegas de aquel momento, Warhol dedicó su vida a transformar en una expresión artística cualquier elemento de la vida cotidiana, a través del uso de variadas técnicas que lo llevaron a intentar todo tipo de sincretismos. Esto le valió duras críticas por parte de sus contemporáneos, quienes lo tildaban de banal, obsceno y desfachatado. Sin embargo, aquello que muchos le recriminaban, para él formaba parte del arte en su versión más pura. Manifiesto aficionado del plástico y de la farándula (de la cual siempre soñó con formar parte), será recordado por su frase “En el futuro todo el mundo será famoso durante 15 minutos”, la cual no fue más que un preludio del funcionamiento de los medios de comunicación algunos años más tarde.

El periplo comienza con algunos de los primeros dibujos realizados por el artista durante sus años como estudiante. Luego, aparecen algunas de sus obras más conocidas: los retratos de Marilyn Monroe y de Mao Zedong, las cajas de Brillo, las botellas de Coca-Cola y las latas de Campbell’s. Posteriormente llega un abanico de manifestaciones típicas del artista: representaciones cinematográficas, escuchas de audios de radio, collages y estampado sobre carteles publicitarios y discos de la época. Una vez atravesada esa parte, una habitación está dedicada exclusivamente al scotchpack, es decir, aquella técnica usada por el artista que consistía en inflar finas láminas de polyester. También se pueden ver archivos audiovisuales en los que Warhol figura junto a personalidades de la farándula de la época, como Dalí, y muestras de sus obras en portadas de vinilos de grupos de todo tipo, desde Miguel Bosé hasta The Rolling Stones. Por último, se puede apreciar toda la parte de la obra en la cual el artista se involucra como protagonista, en la cual se muestran varias colecciones de autorretratos con diversas temáticas.

La empatía hacia el público es uno de los pilares más importantes no sólo de su carrera, sino de todo el movimiento Pop Art, del cual se lo considera fundador y pilar fundamental de su desarrollo. Gran parte de los artistas de la época creía que su rol era el de llevar elementos abstractos a la representación material, razón por la cual debían tener un gusto refinado y una calidad de interpretación a la cual difícilmente pudieran acceder el resto de los mortales. Todo lo relacionado con la sociedad de consumo era objeto de crítica y desprestigio a una sociedad que transitaba un camino sinusoide hacia la superficialidad.

Warhol transformó todo eso en su principal fuente de inspiración. A diferencia de sus colegas, se consideraba un admirador de la sociedad de consumo, de Hollywood, del plástico y de la farándula en general. Esto explica gran parte de su obra, la cual él mismo se encargó de centrar en estos elementos. Su forma de tratar el erotismo y la ambigüedad con la cual lo hacía, le dejan al espectador una puerta entreabierta para la libre interpretación. Su manera de relacionarse con diversos personajes de la época, que luego también estuvieron presentes en The Factory, fue otra de las cosas que caracterizó al artista. Su relación con la música y los eventos que organizaba como la Exploding Plastic Inevitable, que contó con la participación de The Velvet Underground, fue parte del hito del personaje.

 

Visita a la Real Casa de la Moneda. Fábrica Nacional de Moneda y Timbre

El lunes 12 de febrero, Vivir en España organizó una visita a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre – Real Casa de la Moneda (FNMT-RCM). Un grupo de cuarenta becarios de la Fundación Carolina visitaron las instalaciones de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, donde fueron invitados por su presidente-director, Jaime Sánchez Revenga.

Tras unas palabras de bienvenida de Sánchez Revenga y del secretario general-gerente de Fundación Carolina, Gustavo Rovira, los  becarios pudieron asistir a unas presentaciones sobre las últimas medidas de seguridad en papeles timbrados, billetes, pasaportes, DNI y NIE y realizar un recorrido por el proceso de fabricación de los documentos oficiales, desde el diseño gráfico de los documentos oficiales, hasta las nuevas medidas de seguridad en billetes y documentos, destinada a luchar contra las falsificaciones. Tras el recorrido por las distintas instalaciones, la visita concluyó con un copa de vino – cóctel.

La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre – Real Casa de la Moneda (FNMT-RCM) es una entidad pública empresarial de España que está adscrita al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Es una empresa de servicio público dedicada a la fabricación de monedas, billetes, papel moneda, timbres, documentos oficiales y prestador de servicios de certificación.1 Fabrica billetes de banco desde 1937 (de manera continuada desde 1940), y papel de seguridad desde 1952. En 1964 inaugura una nueva sede que le permite comenzar a producir documentos como el Documento Nacional de Identidad o el pasaporte. Más tarde, con la nueva normativa sobre el juego se inició la fabricación de cartones de bingo y billetes de lotería. En la década de 1990 con el desarrollo de las nuevas tecnologías y la necesidad de desarrollo de medidas de seguridad que permitan el comercio electrónico a través de Internet, llevó al desarrollo de tarjetas inteligentes y la certificación electrónica.

Exposición temporal «Warhol: arte mecánico» (27 de febrero)

Exposición temporal «Warhol: arte mecánico» (27 de febrero)

Fantástica exposición que os encantará sobre Andy Warhol. Creador de obras que entraron a formar parte de la historia oficial del arte al mismo tiempo que arraigaron en el imaginario popular contemporáneo. Una exposición sobre el desarrollo creativo de Andy Warhol, desde sus inicios como diseñador gráfico en Nueva York hasta su muerte, convertido ya en un mito universal del arte pop.

  • Lugar: Paseo del Prado, 36 (Madrid)
  • Hora: 13h30 / 16h00

Visita al Museo del Prado

Visita al Museo del Prado

El martes 6 de febrero de 2018, Vivir en España organizó una visita al Museo del Prado en Madrid.

Este programa organiza una agenda de actividades con el objetivo de proporcionar a los becarios un conocimiento más profundo del patrimonio y la cultura españoles, además de contribuir a que los becarios se adapten a las costumbres y establezcan vínculos afectivos entre ellos, con España y con la Fundación Carolina.

Este museo es uno de los más importantes del mundo, así como uno de los más visitados.

Singularmente rico en cuadros de maestros europeos de los siglos XVI al XIX, su principal atractivo radica en la amplia presencia de Velázquez, El Greco, Goya (el artista más extensamente representado en la colección),Tiziano, Rubens y El Bosco, de los que posee las mejores y más extensas colecciones que existen a nivel mundial, a lo que hay que sumar destacados conjuntos de autores tan importantes como Murillo, Ribera, Zurbarán, Rafael, Veronese, Tintoretto o Van Dyck, por citar solo algunos de los más relevantes.

El edificio que hoy sirve de sede al Museo Nacional del Prado fue diseñado por el arquitecto Juan de Villanueva en 1785, como Gabinete de Ciencias Naturales, por orden de Carlos III. No obstante, el destino final de esta construcción no estaría claro hasta que su nieto Fernando VII, impulsado por su esposa la reina María Isabel de Braganza, tomó la decisión de destinar este edificio a la creación de un Real Museo de Pinturas y Esculturas. El Real Museo, que pasaría pronto a denominarse Museo Nacional de Pintura y Escultura y posteriormente Museo Nacional del Prado, abrió por primera vez al público en 1819. El primer catálogo constaba de 311 pinturas, aunque para entonces en el Museo se guardaban ya 1510 obras procedentes de los Reales Sitios. Las valiosísimas Colecciones Reales, germen de la colección del actual Museo del Prado, comenzaron a tomar forma en el siglo XVI bajo los auspicios del emperador Carlos V y fueron sucesivamente enriquecidas por todos los monarcas que le sucedieron, tanto Austrias como Borbones. A ellos se deben los tesoros más emblemáticos que se pueden contemplar hoy en el Prado

Desde su inauguración, el Museo ha cumplido con la alta misión de conservar, exponer y enriquecer el conjunto de las colecciones y obras de arte que, estrechamente vinculadas a la historia de España, constituyen una de las más elevadas manifestaciones de expresión artística de reconocido valor universal.

Visita a la Real Fábrica de Tapices

Visita a la Real Fábrica de Tapices

El viernes 9 de febrero, Vivir en España organizó una visita a la Real Fábrica de Tapices, una institución emblemática del patrimonio español que desde 1720 se dedica a la producción artesanal de tapices, alfombras y reposteros. Su director, Alejandro Klecker, recibió al grupo de becarios participantes en esta actividad y les presentó la historiay antecedentes de la Real Fábrica.

 Durante los 90 minutos de la visita, se recorrió la nave de restauración de tapices y textil (no accesible al público general), recorrido que incluye la piscina de lavado de tapices (única en el mundo), sala de tintes y máquina de desempolvar (en funcionamiento desde 1905). A continuación se recorrerieron los obradores de fabricación de tapices, alfombras, reposteros y restauración de alfombras.

La Real Fábrica de Tapices es una institución fundada en 1720 que se dedica a la producción artesanal de tapices, alfombras y reposteros, y está situada en pleno Paseo del Arte. Los tapices y alfombras de la Real fábrica, pueden contemplarse en todos los palacios pertenecientes a la Corona Española: Palacio Real, Palacio del Pardo, Palacio de la Granja de San Ildefonso, Palacio de Aranjuez, Palacio de Riofrío, Reales Alcázares, Palacio de Pedralbes, así como en numerosas instituciones, nacionales e internacionales que han optado por decorar con un tapiz o alfombra proveniente de esta institución.

El rey Felipe V decidió fundar una fábrica de tapices y de alfombras con el objeto de hacer más confortables los, hasta ese momento, austeros palacios españoles. La fábrica consiguió que grandes artistas comenzaran a pintar cartones y bocetos para sus tapices; es el caso de Goya, cuyos tapices pueden admirarse en diversos museos.

En la actualidad, la fábrica mantiene la producción artesanal de tapices, alfombras y reposteros, y forma nuevos artesanos. Además, convertida en fundación, conserva la documentación y divulgación del legado histórico, cuida el patrimonio histórico español y trabaja en favor de la restauración de alfombras y tapices.