Fundación Carolina ante la pandemia de la COVID-19

Tal como recoge el reciente Informe Especial de CEPAL, “La economía mundial vive una crisis sanitaria, humana y económica sin precedentes en el último siglo y que evoluciona continuamente. Ante la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), las economías se cierran y paralizan, y las sociedades entran en cuarentenas más o menos severas, medidas solo comparables a las de situaciones de guerra. Aunque no se sabe cuánto durará la crisis ni la forma que podría tener la recuperación, cuanto más rápida y contundente sea la respuesta, menores serán los efectos negativos”.

Leer más

Efectivamente, todos somos conscientes de la excepcionalidad y la trascendencia del momento que estamos viviendo. Se trata de una grave crisis sanitaria, sí; pero también social y económica, de alcance global, con un impacto difícil aún de estimar, y que puede ser mucho peor que la crisis de 2008. Estamos viendo ya hechos que hubieran sido impensables hace apenas algunas semanas, con el estado de alerta en España, medidas de confinamiento y excepción inéditas en muchos lugares del mundo, ejércitos en las calles o el transporte aéreo mundial casi paralizado. También estamos viendo cómo la desigualdad se torna una cuestión existencial ante la pandemia: marca la diferencia entre tener o no acceso a atención médica; entre poder trabajar en casa, reduciendo el riesgo de contagio, verse confinado sin recursos, porque se vive al día, o tener que salir a trabajar en ocupaciones esenciales, sin la debida protección. Aunque aún es difícil de calibrar el impacto de esta crisis, será muy grande y no cabe esperar un rápido “retorno a la normalidad”. Además, a la luz de lo que está ocurriendo, quizás es el momento de preguntarse si esa “normalidad” no era la que daba origen a gran parte de los problemas que con la crisis se manifiestan de manera tan lacerante. La recuperación tras una crisis, como en otros momentos históricos, es también una oportunidad para relanzar el desarrollo. En este caso, reforzando el contrato social, y acelerando la transición ecológica.

Ante la urgencia de promover una mayor coordinación de las políticas multilaterales y de desarrollo, es importante contar con una narrativa robusta y convincente sobre la necesidad imperiosa de mantener activa la cooperación internacional, ante la naturaleza de “bien público internacional” de la salud pública (y de mal público internacional, como correlato, de esta pandemia) y evitar “nacionalismos epidemiológicos” como los que vemos en todas partes, e incluso en el seno de nuestra propia sociedad.

Es necesario, tal como viene promoviendo la Secretaría de Estado para la Cooperación Internacional (SECI), un plan operativo e inmediato de respuesta a esta contingencia, desplegando y reorientando los recursos del sistema, tanto públicos como privados, y de iniciativa social, para hacer frente a la pandemia; con una propuesta para formar parte de una «gran alianza» contra la pandemia y sus efectos económicos y sociales en los más vulnerables, “para que nadie quede atrás”. Esta crisis, no lo olvidemos, es también una oportunidad para aplicar estrategias de salida que asuman la vocación transformadora de la Agenda 2030 y avancen hacia modelos más sostenibles y equitativos (“pactos verdes”), la digitalización, o políticas públicas de nuevo cuño, más inclusivas y equitativas.

La Fundación Carolina, como componente del sistema español de cooperación para el desarrollo, desde su especificidad, se encuentra redefiniendo y adecuando sus líneas de trabajo a la nueva situación, en el marco de la lógica de sus mandatos estatutarios y en coherencia con la singularidad de su acción de cooperación.

En el área de estudios y análisis, la actividad de la Fundación se está dirigiendo a programar tres bloques de iniciativas que adaptan la actividad habitual al nuevo escenario. Por un lado, con el lanzamiento de una serie de “Análisis Carolina” bajo el título de «Iberoamérica: respuestas gubernamentales y retos del desarrollo sostenible ante la pandemia del coronavirus», que gira en torno al impacto de la crisis en América Latina que, por su alcance e impacto, representa un reto de primer orden para el desarrollo sostenible y una oportunidad para relanzar el desarrollo y la cooperación en Iberoamérica sobre nuevas bases, más inclusivas y sostenibles, en el marco de la Agenda 2030.

Por otra parte, hemos iniciado un ciclo de seminarios virtuales (webinars) con cuatro sesiones iniciales en abril y mayo, de exposición y debate con las siguientes temáticas: a) respuestas gubernamentales al coronavirus: salud pública en sociedades fragmentadas; b) la acción multilateral en Iberoamérica frente a la COVID-19; c) nuevas estrategias de desarrollo y cooperación: el papel de la educación superior y la ciencia y la tecnología; y d) relanzar la cooperación internacional en Iberoamérica. Esta serie de seminarios pretenden promover la reflexión colectiva sobre estas cuestiones desde una perspectiva iberoamericana, recurriendo a las redes y a sus posibilidades de interconexión y proximidad en el contexto de confinamiento y distancia física que se requiere, en esta fase, para la prevención del contagio.

Finalmente, hemos abierto una convocatoria para la presentación de trabajos escritos que recojan experiencias y propuestas innovadoras de uso de las nuevas tecnologías, métodos y buenas prácticas de formación virtual en Iberoamérica en el ámbito de la educación superior, ante el necesario recurso a las mismas con motivo de la pandemia del Covid-19. La educación superior es uno de los elementos clave de una agenda de cooperación avanzada en Iberoamérica, en países de desarrollo en transición; no en vano la educación superior es el subsistema al que la sociedad encarga la tarea de formar capital profesional (humano, social, decisorio); de educar a las personas como ciudadanos/as libres y críticos; y de desarrollar conocimiento experto.

Punto de vista

La UE y América Latina y el Caribe: aunar esfuerzos frente a la COVID-19

Hace pocos años, la Unión Europea situó el concepto de “resiliencia” en el centro de su Estrategia Global y de Seguridad. En un mundo más complejo, disputado e interconectado, se asumía que la seguridad y el bienestar enfrentaba nuevos desafíos geopolíticos y los riesgos transnacionales de la globalización. Ello exigía fortalecer la capacidad de cada país para encajar y sobreponerse a un a un choque externo. Ese era un objetivo de nuestra cooperación con los países en desarrollo […]

Seguir leyendo

Josep BorrellAlto Representante UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad. Vicepresidente Comisión Europea@JosepBorrellF

Enfrentarse al Coronavirus de manera eficaz: el imperativo de la cooperación y el multilateralismo

Conforme se expande la pandemia de Covid-19, los Gobiernos —y el de España no es una excepción— están adoptando medidas excepcionales con el fin de lograr lo que se ha denominado, gráficamente, “aplanar la curva” de contagio del virus. Esa expresión, verdadera consigna política, alude a la necesidad imperiosa de reducir el ritmo e intensidad de los contagios para que los sistemas sanitarios no se colapsen, a través de medidas como el cierre temporal de los centros […]

Seguir leyendo

Arancha González LayaMinistra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España@AranchaGlezLaya

Igualdad de género y COVID-19. Un enfoque desde la cooperación española

El mundo se enfrenta a una crisis global de dimensiones desconocidas hasta ahora. El FMI pronostica la mayor recesión económica y social desde la Gran Depresión del 29. La pandemia ha alterado el orden económico y social, y provocará un impacto sin precedentes en la economía global, golpeando más duramente a los más vulnerables. Las mujeres nunca han salido ganando en los tiempos difíciles, crisis, guerras, hambrunas, y muy al contrario, siempre han llevado la peor parte.

Seguir leyendo

Ángeles Moreno BauSecretaria de Estado de Cooperación Internacional@AMorenoBau

Serie especial de Análisis Carolina sobre el impacto de la COVID-19 en América Latina

La Fundación Carolina, a través de su área de Estudios y análisis, lanza una serie de Análisis Carolina bajo el título de «Iberoamérica: respuestas gubernamentales y retos del desarrollo sostenible ante la pandemia del coronavirus», que gira en torno al impacto de la crisis en América Latina. Esta, por su alcance e impacto, representa un reto de primer orden para el desarrollo sostenible, y una oportunidad para relanzar el desarrollo y la cooperación en Iberoamérica sobre nuevas bases, más inclusivas y sostenibles, en el marco de la Agenda 2030.

Leer más

Más que en la dimensión estrictamente sanitaria o epidemiológica, esta serie de Análisis Carolina se centra en las dimensiones económicas, sociales y políticas analizando, en particular, las respuestas desde las políticas públicas y las instituciones. Los estudios contemplan casos nacionales y sectoriales (políticas públicas, educación superior, sistemas de ciencia y tecnología, y los mecanismos de cooperación regional).

Como es habitual, se publican en acceso abierto y se dan a conocer a través de las redes sociales y de la página web de la Fundación. A partir de esta primera serie de análisis, de alcance más inmediato, en un momento posterior se desarrollará un estudio más amplio de alcance regional que extraiga las enseñanzas más relevantes para la agenda de desarrollo y la cooperación multilateral y regional, así como en el espacio iberoamericano.