Seminario ‘Ciencia, Tecnología e Innovación para el cumplimiento de los ODS en Iberoamérica’ 

Hoy se ha celebrado en la Casa de América el seminario ‘Ciencia, Tecnología e Innovación para el cumplimiento de los ODS en Iberoamérica’ , organizado por el Instituto Complutense de Estudios Internacionales, Casa de América y Fundación Carolina, que ha tenido como objetivo identificar formas novedosas para la cooperación al desarrollo y dialogar en torno al paèl de la ciencia, la tecnología y la innovación en el marco de los ODS en el ámbito iberoamericano.

El acto ha comenzado con la intervención de la directora de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Aina Calvo, quien ha destacado la importancia de coordinar esfuerzos en ciencia para dotar de mayor impacto a las acciones puntuales, para lo que es fundamental establecer alianzas. A continuación el director de Fundación Carolina, José Antonio Sanahuja, ha destacado la labor de diplomacia científica de la Fundación, que como institución público privada encarna el ODS 17 (alianzas para cumplir los objetivos); es necesario realizar un trabajo conjunto para que la ciencia y la tecnología estén en la estrategia de desarrollo y cooperación. Tras su intervención, ha tomado la palabra el secretario general de la OEI, Mariano Jabonero, quien ha advertido de que la inversión en América Latina en ciencia, tecnología e innovación está disminuyendo y ello significa estar en desigualdad con otras regiones del mundo. Es necesario impulsar la relación ciencia-sociedad, destacando la importancia de establecer alianzas para el cumplimiento del resto de objetivos. La sesión de apertura ha finalizado con la intervención de la directora del ICEI, Isabel Álvarez, subrayando que solo desde la academia de los países en desarrollo en torno a ciencia, tecnología e innovación se está en mejor lugar para abordar los problemas de desigualdad y exclusión social.

A continuación ha comenzado la conferencia «Generación y transferencia de conocimiento, ODS y desarrollo», a cargo de Gabriela Dutrénit, profesora de la Universidad Autónoma de México-Xochimilco, que ha comenzado explicando contexto en el que se desarrolla la ciencia, la tecnología y la innovación en la región iberoamericana: Iberoamérica es heterogénea, pero comparte estar lejos de la frontera C&T; se invierte poco, y padece desigualdades varias. Hay pocos investigadores en Iberoamérica en comparación con otras regiones.Confluyen los problemas nacionales con la Agenda 2030 y los ODS, lo que permite intentar marchar en una misma dirección en todo el mundo. Se ha avanzado en reducción de la pobreza, pero no en pobreza extrema en América Latina. Los ODS permiten avanzar juntos con mismos criterios.Los problemas que se reflejan en los ODS son complejos; requieren enfoque multidisciplinario, ciencia y tecnología, innovación, y toma años resolverlos. La ciencia y tecnología son transversales a todos los ODS. y la innovación también los cruza transversalmente. […] Se requiere un enfoque global de los ODS». Falta un enfoque de largo plazo en América Latina pero las alianzas pueden ayudar. Debe ser una acción sistémica, pero reconocer diferentes capacidades. Son necesarias políticas de CTI: construcción de capacidades para atender desafíos de productividad, competitividad y crecimiento económico. Hay avances en la generación de conocimiento e internacionalización de la ciencia, pero no se considera a la CTI como solución de problemas, no hay recursos y se piden resultados inmediatos.Es necesario cambiar la perspectiva desde la que se aplican las políticas de ciencia, tecnología e innovación, con el objetivo de erradicar sus verdaderos problemas, como las desigualdades y la pobreza. Las recetas internacionales no funcionan; es necesario buscar convergencia con mirada desde dentro.Definir prioridades sobre consensos y con recursos. Pensar distinto. Entramado institucional. Grupos de poder: hay que negociar. Involucrar a las comunidades.

Dutrenit termina su conferencia planteando algunos retos de CTI en la región: como la relación con el desarrollo y la reducción de la desigualdad o cómo articular una cooperación internacional más eficiente.Plantea un gran reto: saber recomendar, pero con colaboración de todas las comunidades en la políticas públicas del CTI.

El seminario continúa con el panel Internacionalización y cooperación en Ciencia, Tecnología e Investigación para el desarrollo, en el que participan Ángeles Valbuena, del Departamento de Acción Tecnológica Exterior del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI); Miriam Ciscar, jefa del Departamento de Cooperación Sectorial de AECID; Ana Capilla, Coordinadora de Educación Superior, ETP y Ciencia de OEI;  Hugo Camacho, secretario general de la Fundación Carolina; Isabel Álvarez, directora del Instituto Complutense de Estudios Internacionales (ICEI).

 

 

Una Europa más fuerte e influyente en Latinoamérica

Ramón Jáuregui

Presidente de la Fundación Euroamérica

Ramón Jaúregui. Foto: F. Euroamérica

La fuerza política de Europa en Latinoamérica puede ser enorme. Pero no lo es. Ninguna otra potencia mundial, EEUU, China, Rusia, tienen la base histórica, social y cultural que tiene Europa en todo el continente latinoamericano. Pero muchos de esos países latinos, están más pendientes de ellos que de nosotros.

Somos el principal inversor y su segundo mercado, pero nuestra influencia real no es proporcional a esas dimensiones. Tenemos Acuerdos Económicos y Comerciales prácticamente con todos los países (a la espera de confirmar Mercosur) y aportamos más del 50% de la cooperación que recibe América Latina, pero nuestra Alianza estratégica y política no tiene fuerza en el tablero mundial.

Nuestras empresas han bancarizado las clases medias, han introducido la cultura del aseguramiento, han tendido nuevas infraestructuras físicas y tecnológicas y han modernizado los servicios esenciales y las bases económicas de muchos de los principales países de América Latina, mejorando su productividad y su internacionalización. Pero no hemos construido una imagen europea sólida y comprometida con ellos. No hemos mejorado nuestra reputación corporativa a pesar de tantos esfuerzos.

Recibimos a sus inmigrantes (como antes nos recibieron a nosotros), formamos a sus universitarios y a sus postgrados y a sus cuadros profesionales, pero sus élites siguen mirando a EEUU como referencia formativa y económica.

Tenemos embajadas en casi todos los países, añadidas a las que tienen cada uno de los Estados Miembros. Tenemos enviados especiales en el proceso de Paz de Colombia y ante el conflicto de Venezuela. Hemos firmado un acuerdo de Asociación con Cuba. Enviamos ayuda humanitaria a la crisis migratoria de Venezuela y Centroamérica. Creamos el fondo Fiduciario para La Paz de Colombia. Estamos en las crisis humanitarias de Haití y en las catástrofes de El Niño… Somos Europa. Somos el amigo fiel de Latinoamérica. Pero…

Pero nuestra presencia institucional, nuestro peso político, nuestra influencia, no se corresponde con todo lo anterior. Europa debe hacer más fuerte y más eficaz su convergencia estratégica con América Latina en un mundo desgobernado, peligrosamente unilateral desde Trump, neoproteccionista y aislacionista frente a las grandes organizaciones internacionales.

América Latina y Europa creemos en el multilateralismo, en el comercio internacional regulado, en la lucha contra el cambio climático, en La Paz, en la democracia y el Estado de Derecho, en los Derechos Humanos, en la integración regional y en la superación de los nacionalismos, en la regulación internacional de las finanzas, en la lucha contra la evasión y la elusión fiscal, en la regulación internacional del fenómeno migratorio, en los ODS, en la cooperación… Ese es nuestro mundo y esos son nuestros valores. Esas son nuestras aspiraciones. Creemos en ese mundo, en esa dignidad humana, en esa convivencia organizada, y progresivamente regulada, en esa agenda ecológica y social para la gobernanza del mundo.

Por eso me quejo de que Europa y América Latina no seamos más fuertes, influyamos más, vayamos más de la mano, en las mesas y en los foros en los que se decide nuestro futuro. Porque ellos no nos esperan y están decidiendo por nosotros. Peor aún, lo están haciendo en nuestra contra.

También podemos y debemos hacer más ayudando a los pueblos latinoamericanos en las crisis políticas y sociales que sufren algunos de sus países. Ayudar a México en el tema migratorio, en su frontera Sur con Guatemala, Salvador y Honduras. Ayudar a Cuba en su transición política a la democracia y en grave situación económica por el boicot USA. Seguir ayudando a la paz en Colombia; a la negociación de una salida democrática en Venezuela y en Nicaragua; defender la Amazonía; comprometer a nuestras empresas en la defensa de la sostenibilidad medioambiental y social y en su compromiso inversor con los países latinoamericanos; aportar nuestras buenas prácticas y nuestra expertise en política de cohesión, en política regional y en espacios transfronterizos.

Esa es la Europa fuerte y amiga de Latinoamérica que muchos queremos ver y que todos esperamos. La elección de José Borrell como alto representante de la Unión Europea significará un fuerte impulso en esta dirección. Ayudarle en esta tarea es una prioridad.

 

Ramón Jáuregui

Presidente de la Fundación Euroamérica

 

Visita del director de Fundación Carolina a Colombia

Del 17 al 23 de octubre, el director de Fundación Carolina, José Antonio Sanahuja, realizó una visita a Colombia para realizar diversas actividades. El viernes 18 y el sábado 19 de octubre participó en el Primer Congreso sobre Seguridad para América Latina: Incluyente y Sostenible. Analizando y pensando soliuciones, organizado por Friederich Ebert Stifung (FES), en el que se reflexionó en torno a los desafíos a la democracia y a los retos para la construcción de alternativas incluyentes y sostenibles para enfrentar la violencia y la inseguridad en América Latina.

El lunes 21 se reunió con Fabián Hernández, Presidente de Telefónica Colombia, y después mantuvo un encuentro, junto a Fundación Carolina Colombia, con la directora del Instituto Caro y Cuervo, que promueve la investigación científica en los campos de la filología, la lingüística, los estudios literarios, y la historia cultural. Durante la visita al Instituto, además de tratar, entre otros temas, futuras colaboraciones, el director tuvo la oportunidad de hablar con varios ex becarios y ex becarias de Fundación Carolina que forman parte del equipo de la institución académica.

Al día siguiente, el 22 de octubre, participó en la reunión del Patronato y del Consejo Directivo de Fundación Carolina Colombia en la residencia del Embajador de España en Colombia. La última de las actividades realizadas durante el viaje fue una reunión con Humberto Rosania, asesor en Ciencia, Tecnología e Innovación en la Vicepresidencia de la República y Coordinador de la Misión de Sabios de Colombia.

Xavier Ros y Patricia Pons, participantes en el programa Jóvenes Líderes Iberoamericanos reciben importantes reconocimientos

Dos participantes en el programa Jóvenes Líderes Iberoamericanos, organizado por la Fundación Carolina en colaboración con Banco Santander, han recibido esta semana importantes reconocimientos. Xavier Ros, edición 2011, ha sido galardonado con el Premio Fundación Princesa de Girona a la investigación científica 2019, y Patricia Pons, edición 2014, ha recibido el Premio Jóvenes Investigadores Informáticos de la Sociedad Científica Informática de España y la Fundación BBVA

El matemático Xavier Ros Otón, participante en la X edición del programa Jóvenes Líderes Iberoamericanos (2011) ha recibido el Premio Investigación Científica 2019 de la Fundación Princesa de Girona por ser uno de los matemáticos más brillantes y con más impacto a escala mundial en su franja de edad.

Especializado en Ecuaciones en Derivadas Parciales, ha sido galardonado con el premio Rubio de Francia de la Real Sociedad Matemática Española en 2017​, asi como el Premio SeMA Antonio Valle al joven investigador. En 2018, recibió una ERC Starting Grant, y en 2019 fue uno de los conferenciantes plenarios en el congreso bienal de la RSME.

La investigadora del Instituto Tecnológico de Informática (ITI), Patricia Pons, acaba de recibir el Premio Jóvenes Investigadores Informáticos de la Sociedad Científica Informática de España y la Fundación BBVA por su tesis doctoral «Towards intelligent playful environments for animals based on natural user interfaces». Su tesis ha sido una de las primeras en el área de Animal Computer Interaction y se centra en el estudio de sistemas inteligentes e interactivos para animales y niños que permitan mejorar su bienestar mental y físico, mediante el desarrollo de interfaces de usuario naturales y adecuadas para ellos.

Ambos han participado en el programa Jóvenes Líderes Iberoamericanos, en las ediciones de 2011 y 2014, organizadas por la Fundación Carolina en colaboración con Banco Santander, un programa en el que cada año son seleccionados jóvenes iberoamericanos con expedientes académicos de excelencia y acreditadas habilidades sociales de entre candidaturas provenientes de más de 300 universidades públicas y privadas de la Comunidad Iberoamericana de Naciones.

Las publicaciones de Fundación Carolina ya están disponibles en Dialnet

Tras el relanzamiento de su área de Estudios y Análisis, la FC se ha reposicionado como un centro de generación de conocimiento experto en materia de relaciones internacionales, cooperación al desarrollo y estudios latinoamericanos. Esta labor se refleja, entre otros aspectos, en la reapertura de la colección Documentos de Trabajo (segunda época) y en la aparición de un nuevo sello: los Análisis Carolina.

Hasta la fecha se han publicado 20 nuevos Documentos de Trabajo —que vienen a sumarse a los 56 de la primera época (2004-2011)— y 24 Análisis Carolina. Ambas líneas, en las que colaboran analistas de prestigio como Isabel Álvarez, David Smilde, Daniel Filmus, Andrés Serbin o Paulina Astroza, se encuentran ya incluidas en el repositorio digital de publicaciones Dialnet, de la Universidad de La Rioja.

Dialnet es un proyecto que contribuye decisivamente al acceso libre y gratuito del conocimiento en castellano, proporcionando una herramienta fundamental de difusión de los contenidos de las publicaciones y revistas científicas en nuestro idioma. En virtud de esta colaboración, la FC fomenta el conocimiento abierto y la consolidación de un modelo de ciencia, tecnología e investigación que impulse el reconocimiento internacional del espacio académico iberoamericano.

Se puede acceder a las publicaciones de la institución en Dialnet por medio de los siguientes enlaces:

· Análisis Carolina 
· Documentos de Trabajo (segunda época)

Publicaciones y lecturas seleccionadas boletín 12

Agenda 2030 y ODS

Astete, S., Junquera, C., García Haro, M., Rodríguez, V., Segovia, E., Contreras, L. y García Quiñones, J. L. (2019): Hacia una estrategia de desarrollo sostenible con visión 2030. Aportaciones del Foro Multiactor ODS, Alianza ODS (Oxfam Intermon, Unicef Comité Español, WWF), Red Española para el Desarrollo Sostenible, Red Española del Pacto Mundial. Acceder

Ferrer Márquez, A., María-Tomé Gil, B. y López Maeztu, O. (2019): La contribución del diálogo social a la Agenda 2030. Promoviendo una transición justa hacia economías y sociedades sostenibles para todo el mundo, Bruselas, Red Sindical de Cooperación al Desarrollo. Acceder

Global Alliance (2019): Enabling the implementation of the 2030 Agenda through SDG 16+: Anchoring peace, justice and inclusion, Nueva York, UNODC, OHCHR, PNUD, UNESCO, UNHCHR y ONU Mujeres. Acceder

Gobierno de España (2019): Mapa de indicadores de la Agenda 2030 en España, Madrid, Cooperación española. Acceder

Hossain, N., Khurana, N., Nazneen, S., Oosterom, M., Schröder, P. y Shankland, A. (2019): “Development needs civil society – The implications of civic space for the Sustainable Development Goals”, ACT Alliance/Institute of Development Studies. Acceder

OCDE (2019): Governance as an SDG Accelerator: Country Experiences and Tools, París, OECD Publishing. Acceder

United Nations Global Compact (2019): “SDG Bonds: Leveraging capital markets for the SDGs”, Nueva York, Naciones Unidas. Acceder

United Nations Global Compact (2019): “Scaling finance for the sustainable development goals”, Nueva York, Naciones Unidas. Acceder

 

Cambio climático

Climate Bonds Initiative (2019): Latin America & Caribbean Green finance state of the market 2019. Acceder

Iacobuta, G., Di Ciommo, M., Keijzer, N., Knaepen, H., Vallejo, L. y Bauer, S. (2019): “Harnessing EU external cooperation to boost ambitious and coherent climate action”, The European Think Tanks Group. Acceder

OCDE (2019): Greening Development Co-operation: Lessons from the OECD Development Assistance Committee, París, OECD Publishing. Acceder

Scardamaglia, V., Dávalos, J., Estigarribia, S. y Sagüi, N. (2019): Estudio sobre el rol de los gobiernos sub-nacionales y actores no estatales en la implementación de las NDC en la república Argentina, Ecuador y Paraguay, Observatorio Latinoamericano para la acción climática. Acceder

Svampa, M. (2019): Neo-extractivism in Latin America: Socio-environmental conflicts, the territorial turn, and new political narratives, Cambridge, Cambridge University Press. Acceder

Von Grebmer, K., Bernstein, J., Mukerji, R., Patterson, F., Wiemers, M, Ní Chéilleachair, R., Foley, C., Gitter, S., Ekstrom, K. y Fritschel, H (2019): 2019 Global Hunger Index: The Challenge of Hunger and Climate Change, Bonn/Welthungerhilfe y Dublin/Concern Worldwide. Acceder

 

Cooperación

Comisión Europea (2019): “Special Eurobarometer: EU citizens and development cooperation – 2019”, Report, Bruselas. Acceder

OCDE/UNDP (2019): Making Development Co-operation More Effective: 2019 Progress Report, París, OECD Publishing. Acceder.

Oliveira, A. (2019): “Who owns development effectiveness? A european reality check”, Bruselas, Concord. Acceder

 

Desarrollo económico, comercio y finanzas

CEPAL (2019): Perspectivas del Comercio Internacional de América Latina y el Caribe, 2019 (LC/PUB.2019/20-P), Santiago. Acceder

MacDonald, S. B. (2019): “Is There a ‘New Normal’ for De-risking in the Caribbean?”, Washington D.C., Center for Strategic and International Studies. Acceder

Remeur, C. (2019): “Understanding BEPS From tax avoidance to digital tax challenges”, Briefing, European Parliamentary Research Service. Acceder

Remeur, C. (2019): “EU listing of tax havens”, Briefing, European Parliamentary Research Service. Acceder

 

Digitalización

Bitar, S. (2019): “El futuro del trabajo en América Latina ¿Cómo impactará la digitalización y qué hacer?”, Washington D.C., Inter-American Dialogue. Acceder

OCDE (2019), Perfilando la transformación digital en América Latina: Mayor productividad para una vida mejor, París, OECD Publishing/ACUI. Acceder

 

Migraciones

Orozco, M. (2019): “Trends in Migration, Remittances, Markets and Development to Latin America and the Caribbean”, Washington D.C., Inter-American Dialogue. Acceder

Rivero, P. (2019): “Sí, pero no aquí. Percepciones de xenofobia y discriminación hacia migrantes de Venezuela en Colombia, Ecuador y Perú”, Informe de investigación, Oxford, Oxfam. Acceder

 

América Latina y Caribe

Arenas de Mesa, A. (2019): Los sistemas de pensiones en la encrucijada: desafíos para la sostenibilidad en América Latina, Libros de la CEPAL, n° 159 (LC/PUB.2019/19-P), Santiago, CEPAL. Acceder

Briceño Ruiz, J. y Vieira Posada, E. (2019): Repensar la integración en América Latina: los casos del Mercosur y la Alianza del Pacífico, Bogotá, Universidad Cooperativa de Colombia. Acceder

Cafagna, G., Aranco, N., Ibarrarán, P., Medellín, N., Oliveri, M.L. y Stampini, M. (2019): Envejecer con cuidado: Atención a la dependencia en América Latina y el Caribe, Washington D.C., BID. Acceder

Ellner, S. (ed.) (2019): Latin America’s Pink Tide Breakthroughs and Shortcomings, Lanham, Rowman & Littlefield. Acceder

Inter-American Dialogue (2019): “Media and democracy in the Americas II #NoSoyTuEnemigo – Conference summary and recommendations”, Washington D.C. Acceder

Red EU-LAT (2019): Recomendaciones a la UE y sus Estados Miembros para la protección de defensoras y defensores de derechos humanos en América Latina. Acceder

Rodríguez Bausero, R. (2019): “La Franja y la Ruta alcanza las costas de América Latina y el Caribe: Oportunidades y desafíos”, Análisis nº 3, Consejo Uruguayo para las Relaciones Internacionales. Acceder

 

Bolivia

Molina, F. (2019): “Bolivia: ‘Es la economía, estúpido’”, Revista Nuso nº 283, septiembre-octubre. Acceder

 

Chile

Sehnbruch, K. (2019): “The cost of multidimensional inequalities in Chile underlines the need for a new social pact”, Blog London School of Economics. Acceder

 

Colombia

Yepes, T. y Ramírez, M. (2019): “Mercado de derechos de autor en Colombia”, Bogotá, Centro de Investigación Económica y Social – Fedesarrollo. Acceder

 

España

CIDOB (2019): “Anuario Internacional CIDOB 2019”, Barcelona. Acceder

VV.AA. (2019): Los orígenes latinoamericanos de Podemos, Madrid, Tecnos. Acceder

 

Honduras

WOLA (2019): “Combatting impunity Evaluating the Extent of Cooperation with the Mission to Support the Fight against Corruption and Impunity in Honduras”, Report (21 de octubre). Acceder

 

México

Escobar, A., Martin, P. y Stabridis, O. (2019): “Farm Labor and Mexico’s Export Produce Industry”, Washington D.C., Wilson Center. Acceder

Falko, E. (2019): “Recogiendo los pedazos tras el asedio criminal en México”, Q&A Latin America & Caribbean, Crisis Group. Acceder

 

Venezuela

Camilleri M. y Kantowitz, R. (2019): “When ‘dialogue’ becomes a dirty word. The case of Venezuela” en: Dialogue in Peacebuilding Understanding Different Perspectives, Uppsala, The Dag Hammarskjöld Foundation. Acceder

Crisis políticas y protestas sociales en América Latina

En un ciclo relativamente corto, y en algunos casos, ante la sorpresa de muchos, varios países de América Latina —Ecuador, Chile y Bolivia— se han visto sacudidos por crisis políticas y amplias protestas sociales. Perú también ha vivido una crisis política que es una derivada más de los casos de corrupción asociados a las prácticas de Odebrecht. En México, los graves acontecimientos de Culiacán son una muestra de los riegos del desborde de la violencia asociada al narcotráfico y la debilidad estatal. A ello se suma la crisis de Venezuela, la más grave y de largo alcance, que ha generado un éxodo poblacional masivo que afecta al conjunto de la región. En Argentina, con el telón de fondo de una profunda recesión económica y una grave crisis social, las elecciones presidenciales han llevado a un cambio de gobierno y de orientación de la política exterior y de desarrollo que es la expresión de un amplio descontento social. En Centroamérica, Nicaragua, Guatemala y Honduras, por distintos motivos, presentan un escenario problemático en términos de estabilidad y gobernabilidad democrática. La elección de Bolsonaro en Brasil es también la expresión de un país polarizado social y políticamente y sin un rumbo claro.

En suma, el panorama de relativa estabilidad que ofrecía América Latina hace apenas un año, de la mano de un ciclo de gobiernos liberal-conservadores, ha desaparecido en pocos meses, en algunos casos, como Chile, de manera relativamente sorpresiva, y las políticas de gobierno de esa etapa parecen estar ahora ampliamente cuestionadas.

Tanto desde el punto de vista del análisis de sus causas y dinámicas, como de la respuesta política, ese escenario plantea interrogantes de gran calado: ¿Se trata de crisis de alcance eminentemente local, con causas y agentes ubicados en cada país, aunque coincidentes en el tiempo, o responden a dinámicas regionales y/o globales? Si es así, ¿Son causas estructurales, o dependen de la iniciativa de determinados actores políticos y sociales? Se ha llegado a afirmar que detrás de esas protestas sociales se encontrarían actores externos que estarían conspirando contra la estabilidad política y la prosperidad que habría alcanzado la región al dejar atrás el ciclo de gobiernos progresistas anteriores.

Un análisis riguroso parece indicar que sí hay causas estructurales que son comunes al conjunto de la región: en primer lugar, el ascenso de clases medias y aparición de una amplia franja de población vulnerable ante la recesión económica, que ya está presente, y que suponen una difícil combinación de expectativas en ascenso, y de frustración y descontento al comprobarse que no se pueden materializar. En segundo lugar, un generalizado “malestar en la democracia” que se concreta en una amplia crisis de representación política, de desafección ciudadana y de desconfianza en las instituciones y en las elites, que se ha manifestado ya en el “súper ciclo” electoral de 2017-2019. Ese “malestar” está claramente reflejado en las encuestas de opinión, como el Latinobarómetro, que en su edición 2018 registró los peores indicadores de satisfacción con el funcionamiento de la democracia en la región de los últimos 25 años. Estos factores causales serían también la particular expresión latinoamericana de una dinámica global de desafección y crisis de la democracia, de rechazo a las elites, y de contestación o cuestionamiento de la democracia y el orden liberal internacional que se observa también en otras latitudes.

Ahora bien, esos factores se manifiestan de distinta manera en cada país, y se suman a factores de estructura y de agencia que son propios de cada escenario nacional. Esos factores diferenciadores son clave: explican las importantes variaciones que existen en la región: que haya o no revueltas populares, y sus dinámicas particulares (Ecuador, Chile); o que el descontento se canalice por mecanismos electorales (Argentina); que el motivo de la protesta se relacione más con la desigualdad o la precariedad socio-económica (Argentina, Chile, Ecuador), o con factores políticos o electorales, como el fraude electoral (Bolivia) o la corrupción (Perú).

A la vista de esos factores, la afirmación de algunos líderes políticos de que las protestas hayan sido manejadas desde el exterior es, a todas luces, sencillamente ridícula. Y el recurso a las fuerzas armadas y la apelación al mantenimiento del orden como garantes del poder constituido difícilmente puede ser la solución a problemas sociales y políticos que requieren de ejercicios de diálogo y concertación de amplia base. Refleja, más bien, la incapacidad o rechazo de las elites tradicionales a reconocer demandas sociales legítimas en sociedades aún segmentadas y con una profunda brecha de desigualdad. Ese amplio “malestar en la democracia”, y las protestas a las que ha dado origen, apelan a la reconstrucción del contrato social con mecanismos que aseguren sociedades más inclusivas: Supone una ampliación de la agenda democrática y la exigencia de políticas públicas más amplias, inclusivas, y de mayor calidad, de transparencia y rendición de cuentas de elites e instituciones, un nuevo “pacto fiscal”, y sociedades más abiertas, que permitan el ascenso social y la renovación de las elites.

El periodismo no debería quedar a merced de los intereses de unos y de otros que sobrevuelan nuestra agitada región.

HABLAMOS CON I ROCÍO MONTES

Rocío Montes (Santiago, 1980), es egresada de periodismo de la Universidad de Chile . En 2007 realizó el Máster en Periodismo UAM-El País con beca de la Fundación Carolina. Periodista independiente, corresponsal del diario EL PAÍS en Chile y columnista política del Diario Financiero. En 2018 ganó el premio Alejandro Silva de la Fuente de la Academia Chilena de la Lengua que premia el uso destacado del idioma castellano, un premio que por primera vez lo gana un periodista menor de 40 años. Ha participado en diversos talleres de la Fundación Gabo y en 2012 fue invitada a Nuevos Cronistas 2 en México DF, como la representante chilena de una nueva generación de periodistas latinoamericanos.

 

Foto: Sebastián Utreras

¿En Chile el Estado ha sido capturado por las élites? ¿Es esta una de las causas de la crisis actual?

Lo que ocurre en Chile es un conflicto complejo y multicausal, por lo que nadie actualmente podría hacer un diagnóstico cerrado de lo que originó el estallido del 18 de octubre. Es lo primero que se debe considerar. Pero existen algunos consensos. De partida, parece un hecho evidente que las protestas que se originaron por el aumento del pasaje del metro escondían un malestar mayor que se venía incubando hace décadas. Una porción importante de la población que se siente al margen de la senda de desarrollo de los últimos 30 años y pide bienes sociales públicos al alcance de todos, que permitan tener mejor educación, salud y vejez. En Chile se vive una constante sensación de abuso: de que siempre se le mete la mano al bolsillo a los ciudadanos, aunque no a todos por igual. Hace algunos meses, en un reportaje televisivo se reveló que muchas viviendas de sectores acomodados tanto de regiones como de Santiago pagan menos contribuciones que las que deberían, de acuerdo a la ley. Resulta irritante para la mayoría de la gente de Chile que las paga con tremendo esfuerzo. Pero, lamentablemente, no es un caso aislado. En un país donde la salud y educación pública enfrenta serios problemas, un 70% de la población gana menos de 770 dólares mensualmente y 11 de los 18 millones de chilenos tienen deudas, según cálculos de la Fundación Sol. La vida –sobre todo en Santiago de Chile– se ha vuelto carísima. El precio de la vivienda en la capital ha aumentado hasta un 150% en la última década, mientras los sueldos apenas un 25%, según un estudio de la Universidad Católica. Son parte de los elementos que configuran una especie de tormenta perfecta.

¿Estimas que la deficiencia de la educación durante años es otra de las causas? ¿Por qué?

Lo decía el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, en una reciente columna en el diario EL PAÍS: “Como un edificio que se desploma cuando se destruye uno de sus muros estructurales, lo que vivimos hoy no hubiera ocurrido si no se hubiese arrasado con la educación pública en los niveles básico y medio.  Y eso es lo que se ha venido haciendo por muchos años sin el menor remordimiento”. La dictadura militar (1973-1990) destruyó la educación pública en Chile, por lo que la brecha entre las niñas y los niños chilenos comienza desde el inicio de sus vidas. Y luego, las distancias entre unos y otros se acrecientan, en todos los frentes. No es casual que el descontento en este país haya brotado primero en forma de protestas estudiantiles: en 2006 y luego en 2011.

¿Éste estallido social será un parteaguas en la historia chilena, es decir, que habrá un antes y un después? De ser así, ¿Qué cambios fundamentales se pueden esperar?

Todo está en desarrollo. No me atrevería a predecir nada. Tampoco a cazarme con eslóganes. ¿Quién hace lo que ocurra mañana? Pero existen algunos indicios: esta es la mayor crisis política y social que se haya producido en Chile desde el retorno a la democracia en 1990 y la que ha movilizado a mayor cantidad de gente, al menos en las últimas tres décadas (1,2 millones de personas en una ciudad de siete millones de habitantes, que se concentraron en el centro de Santiago el viernes 25 de octubre). En estos días, a su vez, se ha visto una violencia inédita: “Ni el tránsito de la dictadura de Pinochet a la democracia vio los niveles de destrucción que hemos visto en estos días”, indicó el ex presidente socialista Ricardo Lagos, en entrevista con EL PAÍS. ¿Cambios fundamentales que se podrían esperar? El presidente Sebastián Piñera se ha abierto a un cambio a la Constitución de 1980, redactada en el régimen militar y vigente hasta nuestros días. En el Parlamento, a su vez, se discuten reformas a las pensiones y al sistema tributario, un punto clave que debe abordarse en Chile. La carga tributaria se ha mantenido prácticamente igual en las últimas décadas, en torno al 18% y 20% respecto al producto nacional bruto. Los europeos están todos alrededor del 35-40% y Estados Unidos, en cerca del 30%.

¿Qué tanto han influido actores externos en la crisis chilena, para bien o para mal? ¿Puede hablarse de “efecto contagio”? 

No tengo elementos para afirmar o negar la presencia de actores externos en la crisis chilena. Pero dos puntos interesantes: uno de los fiscales que investiga los ataques al metro de Santiago –con pérdidas valoradas en 376 millones de dólares– señaló que se usaron acelerantes para el fuego (aunque no se sabe si estaban o no en el mercado local), que hubo simultaneidad en los ataques y que se revisan cámaras de hasta 7 días antes del 18 de octubre. Es decir, que se trabaja con la hipótesis de que la destrucción no fue simplemente producto de la protesta desbordada. Un segundo asunto tiene relación a la pregunta: ¿gran conspiración o un gran contagio? Las dos, señalaba Moisés Naim en EL PAÍS. Los disparadores de las protestas son muy locales, explicaba (el pasaje del metro en Chile, por ejemplo). Una vez que toman fuerza, es muy probable que agentes de regímenes adversos al Gobierno hagan cuanto puedan por apoyar a quienes protestan.

 

¿Cuál es el futuro de Sebastián Piñera?¿Qué actores se vislumbran en el panorama chileno como posibles sucesores con capacidad de diálogo y de generar nuevos consensos?¿Ésta crisis impulsa a algún nuevo movimiento en particular?

No parece posible ni menos aún probable que Sebastián Piñera no termine su mandato, aunque determinados sectores busquen su salida. Además, en ese caso hipotético, ¿quién lo reemplazaría? Parte del problema de Chile es que no existen liderazgos en la política y que las instituciones democráticas –el Gobierno, el Parlamento, los partidos– no tienen la confianza de los ciudadanos. Nadie –ni la derecha ni la izquierda ni el centro– puede decir que representa lo que ocurre en la calle. Ni el Frente Amplio (que mira a Podemos en España) que nació justamente luego de las protestas sociales de 2011. Si el presidente tiene un 13% de popularidad, los partidos están todos en torno a esas cifras e incluso peor.

 

¿Por qué se protesta ahora y no antes?

No es la primera vez que se protesta. En 2006 estalló el movimiento de los secundarios. En 2011, también hubo movilizaciones, encabezadas por los estudiantes universitarios, pero a las que se sumaron múltiples actores de la sociedad civil con demandas diferentes, como la de las pensiones. El malestar no es nuevo ni necesariamente contra este Gobierno, sino contra un tipo de sociedad. ¿Podría haber ocurrido en una Administración que no fuese ésta? Imposible saberlo. Pero hubo al menos asuntos que empujaron a la indignación que se manifiesta, ahora, con tanta fuerza. Al anunciar las cifras del IPC de septiembre, el removido ministro de Hacienda, Felipe Larraín, hizo un llamamiento “a los románticos” a comprar flores, que habían disminuido su precio. Fue al menos una provocación para la inmensa mayoría de la población. Lo mismo que las palabras de Juan Andrés Fontaine, que lideraba el Ministerio de Economía, que indicó que los habitantes de Santiago podían levantarse todavía más temprano para ir a sus trabajos y, de esa forma, no verse afectados por el alza de la tarifa del metro. Sus palabras fueron también una bofetada para los ciudadanos que, en promedio, pueden llegar a tardar hasta dos horas en traslados cada mañana en la capital. Las contribuciones rebajadas que el presidente Piñera pagaba en una de sus casas de descanso –que se conoció hace algunos meses– tampoco ayudaron.

¿La política chilena se está polarizando o cabe vislumbrar la posibilidad de alcanzar consensos de Estado?

Lo que se observa en estos días en la sociedad chilena: intolerancia,  descalificación, irresponsabilidad. Está por verse si las instituciones democráticas estarán a la altura de las circunstancias.

Ante la pobre salud de la democracia en América Latina en la actualidad, ¿Cuál es el papel que pueden jugar los medios de comunicación?

No me gusta dar lecciones a nadie ni pontificar sobre el oficio. Pero como me enseñaron mis grandes maestros, el primero de ellos, el fallecido Miguel Ángel Bastenier, a quien perdimos demasiado pronto: los periodistas debemos informar con rigurosidad y ayudar a comprender este tipo de fenómenos complejos. Este momento no es de blancos y negros, a mi juicio, sino de una complicada realidad en escala de grises ­–con distintos elementos– que es necesario contar y explicar. El periodismo no debería quedar a merced de los intereses de unos y de otros que sobrevuelan nuestra agitada región.

¿Cuál fue tu experiencia en el master de periodismo EL PAÍS-UAM y posteriormente en la redacción de Madrid?. ¿Algún mensaje para los becarios de esta promoción?

La beca de la Fundación Carolina marcó para siempre mi formación y mi carrera. Siempre estaré agradecida de la oportunidad. Tenía 26 años, recién comenzaba en el oficio y sin su ayuda jamás podría haber estudiado el Máster de Periodismo de EL PAÍS, el periódico donde aprendí y sigo aprendiendo. Tuve grandes maestros en la sala de clases. Por ejemplo: Sol Gallego, Joaquín Estefanía, Belén Cebrián, Macu de la Cruz, Camilo Valdecantos. Y luego, en la redacción, tuve el privilegio de aprender de gente estupenda: Carlos Castro, Sol Fuertes, Victorino Ruiz de Azúa, entre tantos otros. Muchos de mis mejores amigos los conocí en Madrid entre 2007-2009, que no solo son grandes profesionales, sino grandísimas personas. ¿Un mensaje para los becarios de esta promoción? Disfruten cada día como que fuera el último, porque luego deben regresar a sus países a poner en práctica lo aprendido gracias a la Fundación Carolina. Cuando faltan las fuerzas, recordar el cielo azul de Madrid y sus nubes, sirve como un gran empujón.

Éxito de la convocatoria de becas institucionales Belisario Betancur – Jóvenes talentos- Fundación Carolina, dirigida a profesionales afrocolombianos

El pasado 31 de octubre se cerró la convocatoria del programa de becas institucionales Belisario Betancur – Jóvenes talentos, dirigido a cincuenta profesionales afrocolombianos, que podrán realizar cursos en áreas de la Economía Naranja gracias al convenio firmado por el Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior (ICETEX) y la Fundación Carolina. Se trata de un convenio de cooperación que permitirá que los jóvenes seleccionados accedan con beca a cursos cortos de la Escuela de Verano de la Universidad Complutense de Madrid en julio de 2020 en áreas como creatividad, innovación, turismo, marketing, cine y humanidades. La Escuela Complutense de Verano es una actividad formativa de la Universidad Complutense de Madrid, que consiste en el desarrollo de cursos superiores especializados a lo largo de tres semanas del mes de julio.

Los cursos responden a cuatro bloques temáticos: Ciencias de la Salud, Ciencias Experimentales, Ciencias Sociales y Humanidades. Tienen una duración de tres semanas en el mes de julio, 75 horas lectivas que se reconocen en un diploma oficial Complutense a la finalización de los mismos.

ICETEX y la Fundación Carolina Colombia se encargarán de evaluar las candidaturas, junto a expertos independientes un experto independiente en el área objeto del programa, que serán nombrados por ambas instituciones. Los resultados serán comunicados a los candidatos antes del 30 de noviembre.

 

En esta primera edición se han recibido 4.261 solicitudes, distribuidas entre los diez programas incluidos en la oferta académica:

Programa Nº de solicitudes
Dirección y gestión de proyectos 825
Aprender a emprender: competencias para la creación de empresas y elaboración de planes de negocio 565
Gestión de proyectos culturales 507
Creación y desarrollo de pequeñas empresas 495
Relaciones internacionales, diplomacia y medios de comunicación 467
Creatividad e innovación en comunicación digital y redes sociales 384
Dirección comercial y marketing 4.0. Un enfoque innovador en la era digital 346
El arte como terapia en diferentes contextos sociales 344
Creación literaria dirigida al mercado cultural 196
El derecho de autor en el siglo XXI 132

 

Fundación Carolina, ICEI y Casa de América organizan el seminario Ciencia, tecnología e innovación para el cumplimiento de los ODS

El seminario ‘Ciencia, Tecnología e Innovación para el cumplimiento de los ODS en Iberoamérica’ tiene como objetivo fomentar el diálogo entre analistas e instituciones encargadas de promover el flujo de conocimiento en pro del desarrollo sostenible en Iberoamérica. Los esfuerzos de la región iberoamericana en la generación y absorción de conocimiento resultan ser un elemento clave para el cumplimiento de los objetivos de desarrollo en el marco de la Agenda 2030. Una de las cuestiones fundamentales es avanzar en una mejor comprensión de las oportunidades de producción del conocimiento y transmisión en el marco de los sistemas nacionales de innovación y de la cooperación internacional.

Organizado por el Instituto Complutense de Estudios Internacionales, Casa de América y Fundación Carolina, tendrá lugar el 19 de noviembre en Casa de América.


Programa

10.00 Sesión de apertura
Participan
Aina Calvo, directora de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID)
José Antonio Sanahuja, director de la Fundación Carolina
Mariano Jabonero, Secretario General de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI)
Isabel Álvarez, directora del Instituto Complutense de Estudios Internacionales (ICEI)

10.30 Conferencia
Generación y transferencia de conocimiento, ODS y desarrollo
A cargo de Gabriela Dutrénit, profesora de la Universidad Autónoma de México-Xochimilco

11.30 Pausa Café  

12.00  Panel
Internacionalización y cooperación en Ciencia, Tecnología e Investigación para el desarrollo
Participan
Ángeles Valbuena, Departamento de Acción Tecnológica Exterior del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI)
Miriam Ciscar, Jefa del Departamento de Cooperación Sectorial de AECID
Ana Capilla, Coordinadora de Educación Superior, ETP y Ciencia de OEI
Hugo Camacho, secretario general de la Fundación Carolina
Isabel Álvarez, directora del Instituto Complutense de Estudios Internacionales (ICEI)

13.30 Clausura
A cargo de José Antonio Sanahuja, director de la Fundación Carolina

 

Fecha: martes 19 de noviembre de 2019.
Hora: 10.00-14.00.
Confirmación de asistencia aquí.
Acreditaciones a medios en prensa@casamerica.es

Descargar programa

En Endesa cumplimos juntos

Endesa orienta su estrategia de negocio a dar respuesta a los principales retos ambientales, sociales y éticos que afronta la sociedad en la que desarrolla su actividad y específicamente los que aborda el sector energético, que juega un papel esencial para la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible. Tomando en consideración estos grandes retos, define el modelo de negocio sostenible de la compañía, integrado en toda la cadena de valor de la energía y caracterizado por la digitalización y la promoción de una economía baja en carbono, y hace posible y apoya la labor social de su fundación, que refuerza aún más la estrategia de responsabilidad social de la compañía.

ENDESA asume los principales marcos de referencia internacionales promovidos por las Naciones Unidas para la gestión sostenible como agente clave en el proceso de construcción de un nuevo modelo energético global y sostenible. Así, mantiene un firme compromiso con los Diez Principios del Pacto Mundial, los Principios Rectores sobre Empresa y Derechos Humanos y con los Diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible.

ENDESA fue una de las primeras empresas españolas en adherirse al Pacto Mundial, en concreto en 2002, incorporando los principios del mismo en sus normas de Integridad Corporativa, política y estrategia de sostenibilidad y extendió este enfoque a todas las geografías en las que está presente.

ENDESA colaboró en la elaboración de la Agenda de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, se encuentra firmemente comprometida con ella y reconoce la oportunidad histórica que suponen los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la implicación del sector privado para superar los principales desafíos a los que la sociedad se enfrenta, desde la lucha contra el cambio climático hasta la erradicación de la pobreza y el progreso económico y social. Esta visión es compartida dentro del Grupo ENEL, que se ha comprometido públicamente a contribuir de forma específica con 4 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. ENDESA, por su parte, asume estos compromisos y los adapta al contexto en el que opera. De este modo, desde que en 2016 anunciara su contribución específica a la Agenda 2030, la compañía ha seguido avanzando respecto a su compromiso con 4 objetivos que inciden directamente en su propio modelo de negocio:

Asimismo, ENDESA también contribuye a los compromisos alcanzados por el Grupo Enel en lo referido a los ODS 4 y ODS 8 a través de sus proyectos socia­les y los desarrollados por su Fundación.

 

 

Estos seis son los ODS más priorita­rios para ENDESA y, por tanto, sobre los que pone un mayor énfasis, pero actúa también de forma decidida sobre algu­nos otros de los 17 Objetivos, sobre los que viene fijando objetivos y reportando desde la aparición de los ODS. Para ello, el Plan de ENDESA de Sostenibilidad 2019-2021 determina la hoja de ruta de los próximos 3 años para contribuir a la Agenda 2030, alineando por tanto su es­trategia de sostenibilidad a este marco universal.

Recientemente, Endesa ha lanzado una potente campaña de Comunicación interna dirigida a sus empleados, coincidiendo con el cuarto aniversario de la aprobación en de los ODS. La campaña cuenta con un triple objetivo: dar a conocer los ODS a los empleados, dar a conocer el compromiso de ENDESA con los ODS y movilizar al empleado a la acción por medio de acciones de voluntariado corporativo, promovidas desde la propia compañía y desde su fundación.

Para ello se ha creado una red de Embajadores de ODS entre los empleados, que se van a ocupar de difundir el mensaje de Endesa y su contribución a la Agenda 2030 y de movilizar al resto de empleados. Durante más de un año, y después de una reunión inicial de lanzamiento con la participación de la primera línea directiva de la compañía, se realizarán reuniones mensuales con todos los embajadores en las que cada mes, uno de los ODS será el protagonista y toda la temática de la reunión irá relacionado con ese ODS: Un mayor detalle de en qué consiste el ODS, cómo Endesa contribuye a su cumplimiento, qué proyectos se llevan a cabo en la empresa y qué puede hacer el empleado de forma individual para contribuir a su cumplimiento. Para dar mayor difusión a la iniciativa y promover la involucración de todos los empleados, además de los elementos de comunicación internos generalistas, se han desplegado elementos gráficos en las sedes de Endesa en los distintos territorios y en cada reunión mensual tendrá también protagonismo un territorio específico albergándola.

Reunión del Patronato y Consejo Directivo de la Fundación Carolina 2019

 

El 22 de octubre del 2019 se llevó a cabo en la Residencia del Embajador de España, la reunión del Patronato y del Consejo Directivo de la Fundación Carolina Colombia, con el objetivo de presentar los avances del plan de acción y las nuevas iniciativas que recientemente se han puesto en marcha.

El encuentro contó con la participación de Pablo Gómez de Olea Bustinza, Embajador de España en Colombia; Daniel Haime Gutt, Presidente de la Fundación Carolina Colombia; José Antonio Sanahuja, director de la Fundación Carolina, así como los miembros del Patronato José Alejandro Cortés, Pedro Gomez Barrero, Manuel de La Cruz, Carlos Enrique Cavelier, Rubén Darío Lizarralde, los miembros del Consejo Directivo Guillermo Carvajalino Sánchez, Jerónimo Castro Jaramillo e Ignacio De Guzmán Mora y Carolina Olarte, directora de la Fundación Carolina Colombia.

José Antonio Sanahuja presentó los avances en cada una de las líneas de acción de la Fundación Carolina, resaltando los resultados de la convocatoria general de becas 2019-2020, en donde se registraron más de 55.000 solicitantes interesados en becas de posgrado y más de 400 solicitudes de becas de doctorado en el ámbito Iberoamericano. Enfatizó los beneficios de la cooperación con la Secretaría General Iberoamericana – SEGIB, a través del cual se desarrolló un programa de becas para estancias de investigación, donde el 60% de las becas de las áreas STEM (ciencias, tecnología, matemáticas e cngeniería) fueron destinadas a mujeres, y la acción conjunta con entidades como la Fundación Yuste o la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE).

Así mismo, destacó el fortalecimiento del Programa Internacional de Visitantes, con iniciativas como Jóvenes Líderes Iberoamericanos 2019 que tuvo una gran acogida por parte de S.M. El Rey Felipe VI, e iniciativas futuras como el Programa de Periodismo Iberoamericano. Como mensaje clave, contextualizó la importancia de la construcción de iniciativas formativas que promuevan el cumplimiento de la Agenda 2030.

Por su parte, Carolina Olarte, directora de la Fundación Carolina Colombia, presentó el avance de las actividades del plan de acción, destacando el Programa de Becas Belisario Betancur y los resultados del informe realizado con el apoyo de la Fundación Bolívar Davivienda y Compartamos con Colombia sobre el impacto del trabajo de la Fundación y las perspectivas de sostenibilidad financiera. Asimismo, presentó las gestiones que se han puesto en marcha para acoger las recomendaciones del estudio, a partir de la identificación de sinergias entre las prioridades de formación del Plan Nacional de Desarrollo y la Agenda 2030.

La directora presentó el evento benéfico que se realizará a principios de diciembre en la residencia del Señor Embajador, con la participación de la artista flamenca, Clara Montes, extendiendo la invitación a todos los asistentes.

El presidente Daniel Haime Gutt, compartió con los asistentes los buenos oficios realizados por Pedro Gómez Barrero, para invitar a Luis Carlos Arango, a formar parte del Patronato, propuesta que fue acogida por todos los miembros presentes.

Los miembros del Patronato y del Consejo Directivo, manifestaron su disposición para continuar apoyando las labores y proyectos de la Fundación en Colombia, y la necesidad de seguir construyendo ese camino que permite liderar la formación de talento en el país a través de la promoción de las relaciones culturales y la cooperación en el ámbito científico y educativo con España.

 

Seminario ‘Hacer frente a la violencia y a la inseguridad ciudadana en América Latina y el Caribe’ en ‘Diálogos con América Latina’

El lunes 14 de octubre se celebró el seminario «Hacer frente a la violencia y a la inseguridad ciudadana en América Latina y el Caribe» en el marco del ciclo que organizan Fundación Carolina y Casa de América  «Diálogos con América Latina«. El acto, moderado por Juan Pablo de Laiglesia, secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe en funciones (SECIPIC), contó con la participación de Francisco Rojas Aravena, rector de la Universidad para la Paz (UPAZ) de Naciones Unidas, y Erika Rodríguez, coordinadora del panel de América Latina de la Fundación Alternativas.

Este seminario giró en torno a uno de los principales componentes del Objetivo de Desarrollo (ODS) 16, la paz, la seguridad y la erradicación de la violencia en todas sus formas, que por su alta incidencia condiciona en muchos países de América Latina y el Caribe al conjunto de la Agenda 2030 y a las mismas bases de la convivencia, el Estado de derecho y la vida democrática.

Juan Pablo de Laiglesia, destacó que el ODS 16 entraña toda la problemática de metodología y aproximación conceptual de la Agenda 2030: «Es un prerequisito para el cumplimiento del resto de ODS». La violencia y la inseguridad ciudadana son una afrenta al desarrollo sostenible. A lo largo del seminario, se trataron temas como los homicidios (las tasas más altas se dan en América Latina y el Caribe), el crimen organizado, la corrupción, el tráfico de drogras, el acceso a las armas, las rutas migratorias, la polarización regional, el papel de la cooperación internacional, así como de la debilidad institucional y de la importancia de la democracia en la región.

Francisco Rojas habló del Informe de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2019 de Naciones Unidas, que respecto al ODS 16 dibuja un panorama poco esperanzador, ya que destaca que «en los últimos años, no se ha hecho ningún avance importante que contribuya a poner fin a la violencia, promover el estado de derecho, reforzar las instituciones en todos los niveles ni aumentar el acceso a la justicia». Además, entre otros temas destacó que en muchas zonas de América Latina, el Estado no tiene presencia, y que uno de los factores de éxito para terminar con la violencia es: «Más y mejor gobierno local y más y mejor gobierno nacional, porque ello es lo que permite más democracia».

Por su parte, Erika Rodríguez destacó que «la violencia es un mecanismo de exclusión social. El Estado es partícipe y se beneficia de la violencia en América Latina. Es un “orangután con chaqué». También subrayó que «urge pensar para el largo plazo, ya que la política de mano dura no ayuda», añadiendo que «no hay fórmulas mágicas: el problema de la violencia es multifactorial e intergeneracional.»

Álbum de fotos y vídeo:

Quinta jornada de bienvenida a becarios de la convocatoria 2019-2020

El lunes 14 de octubre se ha celebrado la quinta jornada de bienvenida de becarios de la convocatoria 2019-2020 en el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. En ella, han participado 50 becarios, procedentes de 13 países, que estudiarán másteres relacionados con las áreas de Ciencias y Tecnologías, Energía y Medio Ambiente, Ciencias de la Salud, Economía y Finanzas, Ciencias Sociales, Artes y Humanidades, así como investigaciones que realizarán en diferentes universidades y centros de investigación de 10 provincias de España.

La jornada ha dado comienzo con las palabras de bienvenida de Juan José Martín, jefe del área de Formación y Desarrollo Tecnológico de Fundación Carolina. Tras ello, se han presentado los Programas de Formación, Vivir en España y Comunicación y Red Carolina, para después explicar los procedimientos administrativos y las relaciones con la Fundación que conlleva la concesión de la beca.

 

 

Bases de la convocatoria de Premios Universidad, conocimiento y Agenda 2030 para Trabajos de Fin de Grado y Trabajos de Fin de Master

Premios “Universidad, conocimiento y Agenda 2030”para Trabajos de Fin de Grado y Trabajos de Fin de Máster

1ª Edición 2019

 FC- AECID – Crue Universidades Españolas

Con el fin de distinguir a los/as estudiantes que hayan realizado sus Trabajos de Fin de Grado (TFG) o sus Trabajos de Fin de Máster (TFM) en cualquier área de conocimiento y, necesariamente, bajo una o varias de las temáticas cubiertas por los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, la Fundación Carolina (FC), la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (Crue Universidades Españolas), instituyen los premios “Universidad, conocimiento y Agenda 2030”. La concesión de los premios, uno otorgado a la categoría TFG, y otro a la categoría TFM, se rigen por la siguiente normativa.

Artículo 1.- Objeto

Los premios serán concedidos a estudiantes de grado o de postgrado cuyos trabajos de sus respectivos fines de ciclo se adscriban temáticamente a uno o varios de los 17 ODS de la Agenda 2030 (reflejados en el Anexo). Podrán presentarse trabajos, bien de contenido práctico, bien teórico, de todas las áreas de conocimiento, según la siguiente clasificación:

  • Ciencia y Tecnologías de la Comunicación
  • Energía, Medio Ambiente e Infraestructuras
  • Ciencias de la Salud
  • Economía y Finanzas, Organización empresarial y Desarrollo
  • Ciencias Sociales y Jurídicas
  • Artes, Humanidades y Comunicación

Los premios serán otorgados por la dirección institucional de la FC, la AECID y la Crue Universidades Españolas, previo informe de la Comisión Evaluadora que a tal efecto se organice.

La candidatura a los premios es compatible con cualquier otra a la que opte el/la solicitante, o con la concurrencia a cualquier otra convocatoria, beca o subvención.

La presentación de la solicitudes para optar a los premios “Universidad, conocimiento y Agenda 2030” de la FC-AECID-Crue Universidades Españolas, supone la aceptación del contenido de las presentes Bases.

 

Artículo 2.- Requisitos

Podrán ser candidatos a la obtención de los premios “Universidad, conocimiento y Agenda 2030” los/las estudiantes que cumplan los siguientes requisitos:

  • Poseer la ciudadanía de un país miembro de la Comunidad Iberoamericana o de cualquier Estado de la Unión Europea.
  • Haber finalizado los estudios destinados a la obtención del título (Grado o Máster) durante el curso académico 2018-2019.
  • Haber defendido el TFG o el TFM en un centro del sistema de educación superior español integrado en la Crue Universidades Españolas.
  • Haber redactado el TFG o el TFM en cualquiera de las lenguas oficiales del Estado español y haber sido realizado por un único autor/a. Se admitirán asimismo trabajos escritos en inglés.
  • Haber sido calificado, en cualquiera de las dos categorías, con una nota no inferior de 8 sobre 10, o una calificación porcentualmente equivalente.
  • Haber realizado el TFG o el TFM tomando como referencia una o varias de las materias que abarcan los 17 ODS de la Agenda 2030.

Artículo 3.- Plazo y forma de presentación

El plazo de solicitudes para ambas categorías (TFG y TFM) comienza el 15 de octubre de 2019 y finaliza el 30 de noviembre de 2019 (ambos inclusive), a las 24.00h. Los/las solicitantes que concurran a los premios “Universidad, conocimiento y Agenda 2030” de la FC-AECID-Crue Universidades Españolas, deberán presentarse a través de la plataforma tecnológica habilitada a este efecto en la página web de la FC, aportando la siguiente documentación:

  • Memoria íntegra del TFG o del TFM.
  • Certificación oficial que refleje la calificación del TFG o del TFM.

En la plataforma se habrán de completar los siguientes datos: título del TFG o del TFM; resumen de su contenido (300 palabras máximo); el/los ODS que se aborden; la calificación, la institución en la que se ha defendido el trabajo, y el área de conocimiento en el que este se inserta.

El incumplimiento del plazo o la falta de algún documento indicado será motivo de exclusión del/la solicitante en el proceso de evaluación.

Artículo 4.- Comisión Evaluadora y criterios de evaluación

La Comisión Evaluadora estará formada por un representante de cada una de las instituciones convocantes y tres especialistas independientes que estas determinen. En el proceso de evaluación se podrá recabar el apoyo de los comités de selección del programa de formación de la FC. La decisión será colegiada, e inapelable. La Comisión atenderá a los siguientes criterios para valorar los TFG y los TFM:

  • Creatividad y originalidad del tema (15%)
  • Fundamentación, en su caso, del marco teórico y metodología (10%)
  • Estructuración del trabajo y claridad expositiva (15%)
  • Referencias, fuentes, bibliografía y /o documentación utilizada (10%)
  • Contribuciones al área de conocimiento (20%)
  • Aportaciones conceptuales y/o implicaciones prácticas del TFG o del TFM a los ODS de la Agenda 2030 (30%)

 

Artículo 5.- Publicación del fallo

El fallo de los trabajos premiados, comunicado a través de la plataforma tecnológica, será debidamente razonado a partir de los criterios establecidos. La Comisión podrá otorgar un accésit en cada categoría. La FC, la AECID y la Crue Universidades Españolas informarán conjuntamente del fallo de los premios “Universidad, conocimiento y Agenda 2030” a fecha 28 de febrero. La entrega de los premios se realizará en acto público que se comunicará oportunamente. Los trabajos premiados recibirán un diploma acreditativo y serán publicados en papel y en soporte electrónico en las páginas web de la FC, la AECID y la Crue Universidades Españolas, haciendo mención al premio otorgado, bajo ISSN.

 

Artículo 6.- Protección de datos de carácter personal

Los/las participantes quedan informados de que sus datos personales a los que la FC, AECID y la Crue Universidades Españolas tengan acceso como consecuencia de la participación en la convocatoria, se incorporan al fichero de dichas entidades, autorizando a estas al tratamiento de los que sean necesarios para su utilización en relación a los premios “Universidad, conocimiento y Agenda 2030”.

 

ANEXO

 Agenda 2030

Se trata la agenda internacional coordinada por Naciones Unidas que define los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para el periodo 2016-2030. Gira en torno a cinco ejes centrales: planeta, personas, prosperidad, paz y partenariados, denominadas las “5 P”. Los 17 ODS se desarrollan en 169 metas y están orientadas a erradicar la pobreza, extender el acceso a los Derechos Humanos, y lograr un desarrollo económico global sostenible y respetuoso con el planeta y los recursos que ofrece.

Objetivo 1: Fin de la pobreza

Objetivo 2: Hambre cero

Objetivo 3: Salud y bienestar

Objetivo 4: Educación de calidad

Objetivo 5: Igualdad de género

Objetivo 6: Agua limpia y saneamiento

Objetivo 7: Energía asequible y no contaminante

Objetivo 8: Trabajo decente y crecimiento económico

Objetivo 9: Industria, innovación e infraestructuras

Objetivo 10: Reducción de las desigualdades

Objetivo 11: Ciudades y comunidades sostenibles

Objetivo 12: Producción y consumo responsables

Objetivo 13: Acción por el clima

Objetivo 14: Vida submarina

Objetivo 15: Vida de los ecosistemas terrestres

Objetivo 16: Paz, justicia e instituciones sólidas

Objetivo 17: Alianzas para lograr los objetivos

Para más información:

https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/sustainable-development-goals/