Leonor Ortiz in memoriam

Leonor Ortiz de Monasterio (1948-2019)

In memoriam

Por medio de estas líneas nos unimos a las muestras de dolor por el fallecimiento de Leonor Ortiz de Monasterio, el martes 26 de febrero en Ciudad de México.

Leonor Ortiz fue directora de Fundación Carolina México de 2006 a 2011, iniciando una nueva etapa de colaboración en el logro de los objetivos de la Fundación Carolina, prestando apoyo en la organización de actividades y acercando a todos aquellos, mujeres y hombres cuyo compromiso con México, su talento en su campo de estudio así como sus capacidades de liderazgo pudieran en el futuro contribuir de manera sobresaliente en el desarrollo del país.

Desde 2011 fue presidenta del patronato de la Asociación Pro Personas con Parálisis Cerebral (APAC), institución mexicana más importante en el cuidado y atención a personas con parálisis cerebral , que obtuvo en 2018 el Premio Nacional de Calidad en la categoría de Organizaciones con Impacto a la Sustentabilidad por la Secretaría de Economía.

Desde la Fundación Carolina, queremos hacer llegar nuestro agradecimiento por su dedicación y apoyo, y nuestro más sincero pésame a su familia y amigos.

Seminario ‘Trabajo decente y diálogo social’, dentro del ciclo ‘Diálogos con América Latina’

El martes 19 de febrero se celebró el cuarto seminario del ciclo “Diálogos con América Latina”, organizado por la Fundación Carolina y Casa de América. El encuentro, moderado por Juan Pablo de la Iglesia, Secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, se llevó a cabo bajo el lema “Trabajo decente y diálogo social” y contó con las intervenciones de Mario Cimoli, Secretario General Adjunto de la Comisión Económica para América Latina y Caribe (CEPAL), Antonio Baylos, Catedrático de Derecho del Trabajo y Director del Centro Europeo y Latinoamericano para el Diálogo Social (CELDS) de la Universidad de Castilla La Mancha, y Gina Riaño, Secretaria General de la Organización Iberoamericana de la Seguridad Social.

En el seminario se habló de la importancia decisiva del trabajo decente y del diálogo social para el progreso de las sociedades de la región iberoamericana, en línea con la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, que recoge especialmente el ODS8. Entre otras cuestiones, Mario Cimoli comentó algunos temas relativos al documento “Panorama social de América Latina 2018”, haciendo hincapié en que los índices de pobreza en la región de América Latina mejoran a partir de 2007, gracias, en parte, al mercado de trabajo, así como de la integración regional, clave para aumentar la productividad y para construir mecanismos que permitan mejorar la situación de los sectores más rezagados.

Por su parte, Antonio Baylos destacó, entre otros temas, los retos que presenta la transición energética, que pasan ineludiblemente por la consecución de acuerdos que impulsen la implementación de ayudas sociales. Por último, resulta interesante destacar la idea de Gina Riaño que subrayó la importancia de incorporar nuevos colectivos que sumen y enriquezcan el diálogo social para producir políticas públicas consensuadas, que acojan y representen a todos los ciudadanos, incluidas las mujeres, los pueblos indígenas, los afrodescendientes o los niños; así como la de que los países acojan a migrantes para incorporarlos a sus mercados de trabajo.

Datos de la convocatoria 2019-2020

Desde la publicación de  la convocatoria de becas de la Fundación Carolina 2019/2020 el 9 de enero, hasta el 18 de febrero, el número de solicitantes asciende a 40.923 y el de solicitudes a 109.995. En relación a las solicitudes recibidas en las diferentes áreas en las que se divide la oferta, las que más destacan son las del área E.- Ciencias sociales y jurídicas (única que supera las 25.000 solicitudes) y el área F.- Artes, humanidades y comunicación. Asimismo, los programas más demandados hasta el momento son:

Máster Universitario en Salud Pública de la Universidad Pública de Navarra (3266 solicitudes)

Máster en Gobernanza y Derechos Humanos (INDITEX) de la Universidad Autónoma de Madrid (2869 solicitudes)

Máster Oficial Estudios de Género, Identidades y Ciudadanía de la Universidad de Cádiz (2425 solicitudes)

Máster en Ingeniería y Gestión Medioambiental (INDITEX) de la Universidad de Castilla La Mancha (2356 solicitudes)
Máster en Gobierno, Liderazgo y Gestión Pública (BBVA) del Instituto Atlántico de Gobierno (2311 solicitudes)

Máster Universitario en Iniciativa Emprendedora y Creación de Empresas de la Universidad Carlos III de Madrid (2026 solicitudes)

Máster Universitario en Comunicación e Industrias Creativas de la Universidad de Alicante (2000 solicitudes)

Máster Universitario en Estudios de Género de la Universidad Complutense de Madrid (1807 solicitudes)

Máster Universitario en Gobierno y Administración Pública del Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset (1712 solicitudes)

Máster Universitario en Dirección de Recursos Humanos y Gestión del Talento (INDITEX) del EAE Business School (1652 solicitudes)

En cuanto a número de visitas al sistema de solicitudes de la página web de la Fundación Carolina, del 9 de enero al 18 de febrero ingresaron 688.526 usuarios, siendo Colombia el país desde el que más se entra en el mismo, seguido de México, Perú, Brasil y Argentina.

Disponibles los libros de la colección Fundacion Carolina y Siglo XXI en formato digital

Entre los años 2005 y 2011 la Fundación Carolina publicó 29 libros en el sello editorial siglo XXI (Akal). Se trató de una colección centrada en cuestiones de cooperación al desarrollo, latinoamericanismo, cultura y antropología, relaciones internacionales, economía y finanzas, políticas públicas o sociología, firmados por grandes especialistas tanto de España como de América Latina. Tras la suspensión de la colaboración con la editora, los libros fueron descatalogados, de manera que ya no fueron accesibles para el público interesado.

 

La Fundación Carolina —entidad titular de los derechos de propiedad de las obras— ha considerado de interés poner a disposición de la sociedad, vía online, todos los títulos de la colección en un formato pdf. Tras informar a los autores y autoras, los libros han pasado a ser de acceso abierto, pudiendo descargarse desde el archivo de publicaciones de nuestra web, acompañados con el aviso de licencia creative commons: Reconocimiento No Comercial Sin Obra Derivada CC BY-NC-ND (que garantiza el reconocimiento íntegro de la obra y su autoría).

 

Confiamos en que esta iniciativa sea de interés, no solo para los miembros de comunidad académica, sino para las todas personas que se sienten concernidas e interesadas por acceder a un conocimiento experto sobre la cooperación iberoamericana.

 

Accede a la colección de libros aquí.

La Fundación Carolina firma la Declaración de San Francisco sobre la evaluación de la investigación DORA

La Fundación Carolina se suma a otras instituciones que firman la Declaración de San Francisco sobre la evaluación de la investigación DORA. Esta consiste en una serie de recomendaciones auspiciadas por un grupo de editores de revistas académicas reunido en la ciudad californiana en diciembre de 2012. La Declaración afirma que, dado que los productos de la investigación científica son diversos (artículos de investigación, datos, software…), las agencias financiadoras, las instituciones y los científicos, creen necesario evaluar la calidad y el impacto de los resultados científicos. Para los firmantes, «es imperativo que la producción científica se mida con precisión y se evalúe con prudencia».

Entre las recomendaciones que recoge la Declaración se encuentran:

  • La necesidad de eliminar el uso de métricas basadas en revistas, tales como el factor de impacto, en consideraciones de financiamiento, nombramiento y promoción,
  • la necesidad de evaluar la investigación por sus propios méritos en lugar de basarse en la revista en la que se publica la investigación, y
  • la necesidad de capitalizar las oportunidades que ofrece la publicación en línea (como flexibilizar los límites innecesarios en el número de palabras, figuras y referencias en los artículos, y explorar nuevos indicadores de importancia e impacto).

Como recomendación general, los firmantes aconsejan no utilizar métricas basadas en revistas, como el factor de impacto, como una medida sustituta de la calidad de los artículos de investigación individuales, para evaluar las contribuciones de un científico individual, o en las decisiones de contratación, promoción o financiación.

Aunque la Fundación Carolina no se ha basado anteriormente en ese tipo de métricas en sus procesos de selección, las recomendaciones de la Declaración serán incorporadas en los procedimientos y comités de evaluación de las propuestas de estancias de investigación de la Fundación, que se ajustarán a esos criterios.

Tiempos de cambio político en América Latina

Josep Borrell Fontelles

Ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación

Josep Borrell. Foto:MAEUEC

“¿Quién manda aquí?” “¿Cómo hemos llegado a esto?” “¿Qué está pasando?” Estos interrogantes, coincidentes con títulos de publicaciones y artículos de prensa actuales, ponen en evidencia que vivimos tiempos de cambio, que requieren nuevas interpretaciones. Latinoamérica comparte con España muchas de estas realidades cambiantes, aun con especificidades y rasgos propios.

En primer lugar, nuestras democracias deben hacer frente al enigma en que se ha convertido el ciudadano-elector. Hasta hace poco, las reglas de la confrontación política en democracia eran bastante claras, con partidos políticos estables que presentaban opciones de gobierno sobre el binomio izquierda/derecha. Ahora, sin embargo, han aparecido nuevas alternativas de voto para el ciudadano: por ejemplo, una división entre cosmopolitas -o favorables a la globalización- frente a nacionalistas, lo que explicaría por qué sectores sociales que tradicionalmente votaban a partidos de izquierda, optan hoy por líderes de discurso proteccionista, típicamente defendido en el pasado por candidatos situados más a la derecha del espectro político.

En América Latina han aparecido políticos outsiders, como consecuencia de que el ciudadano culpe al sistema político establecido de no proveer determinados bienes públicos básicos (especialmente seguridad), y de tener una conducta inmoral reflejada, fundamentalmente, en la corrupción. Eso lo inclina a premiar a políticos neófitos, que se presentan sin la carga del pasado.

Ante la dificultad de predecir cuál será la prioridad del elector, los partidos y líderes que aún se colocan sobre el binomio izquierda/derecha, tienen el dilema de decidir hasta qué punto pueden o deben adaptar sus programas políticos sin perder su identidad.

Por otro lado, nos encontramos ante un cuestionamiento generalizado del Estado democrático de derecho de corte liberal. Diversas encuestas y análisis de opinión ponen de manifiesto una erosión del respaldo a la democracia como forma de gobierno: según el Latinobarómetro, este apoyo ha registrado un descenso continuado durante siete años consecutivos, cayendo hasta el 48% en 2018, mientras que el porcentaje de quienes se declaran indiferentes a que haya un régimen democrático se ha elevado hasta un 28%. No obstante, sólo un 15% de la población considera preferible un gobierno autoritario, y es precisamente en Venezuela, donde se registra el mayor porcentaje de apoyo a la democracia de la región (75%), mientras que en Nicaragua, este apoyo ha subido 11 puntos porcentuales entre 2017 y 2018, hasta situarse en el 51%.

Más preocupante resulta que los datos de las encuestas muestren cómo las clases medias, cuya emergencia es considerada con justicia uno de los grandes éxitos del desarrollo económico de los últimos años, comparten ese creciente escepticismo respecto a la democracia. Todo parece indicar que, aunque en el plano normativo la democracia es lo más valorado, en el plano práctico la provisión de determinados bienes públicos tiene prioridad. Dicho de otra manera, los ciudadanos parecen apreciar cada vez más la “legitimidad de gestión” que la “legitimidad de origen”.

Una tercera realidad cambiante viene de la mano de la irrupción en la vida política de las redes sociales y de lo que se ha denominado “pos-verdad”. Su principal consecuencia, además del riesgo de interferencias extranjeras (algo que conocemos bien en España en relación con Cataluña) y de una mayor polarización del debate político, es esta pos-verdad: una indiferencia a la contradicción entre lo afirmado y los datos objetivos. Hasta ahora, las fuerzas políticas aportaban distintas interpretaciones y soluciones, siempre sobre la base de un mismo universo compartido, es decir, mediante un respeto básico a los hechos, a los datos. Hoy los datos son irrelevantes. Esto se ha podido comprobar en Cataluña en los últimos tiempos, en donde los líderes independentistas mantienen afirmaciones reiteradamente contradichas por declaraciones de líderes europeos o simplemente por los datos cuantitativos, sin que esa contradicción haya modificado su relato.

Este fenómeno se ve también, por ejemplo, en Nicaragua, donde el Gobierno niega las cifras de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre los hechos de violencia de los últimos meses, sin permitir una labor independiente de contraste de datos y llegando incluso a expulsar a los organismos internacionales que emiten informes que contradicen su “verdad oficial”. También en Venezuela, en donde el gobierno de Nicolás Maduro culpa una y otra vez de la calamitosa situación económica a supuestas conspiraciones internacionales, sin admitir la gravedad de la crisis humanitaria e incluso negando el éxodo masivo de millones de venezolanos.

La catedrática de Ética Victoria Camps, señala que “mentir ha dejado de ser reprobable”: nada más cierto en un mundo en el que las redes sociales ofrecen informaciones no contrastadas y determinados líderes y organizaciones políticas se reafirman en relatos indiferentes a la contradicción con los datos y hechos. En este contexto, se hace más necesario que nunca el valor tradicional del periodismo independiente y riguroso, así como la necesidad de contar con ciudadanos capaces de aprovechar todo lo positivo que ofrecen las redes sociales -su inmediatez, el aporte de puntos de vista alternativos- pero que sepan desconfiar ante la manipulación y tenga capacidad de remitirse a fuentes veraces.

Un estudio publicado en 2016 por la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo señaló cómo aproximadamente la mitad de los estudiantes de Chile, Colombia, México, Perú y República Dominicana no tenían conocimiento específico ni comprensión sobre las instituciones, sistemas y conceptos cívicos o de la ciudadanía. Ante los retos de este nuevo tiempo, es prioritaria la construcción de una ciudadanía formada, reflexiva, habituada a cuestionar y a indagar. Y eso requiere de medios de comunicación que la apoyen, y un refuerzo de nuestros sistemas educativos, de la educación cívica y la formación de ciudadanos.

“La cultura es la base sobre la que debería asentarse la política de desarrollo”

HABLAMOS CON I ENRIQUE V. IGLESIAS

 

Enrique V. Iglesias, ex Secretario General Iberoamericano, lleva en su sangre lo iberoamericano, ya que nació en España para emigrar a los tres años a Uruguay. Con motivo de la reciente presentación de su libro Las Cumbres Iberoamericanas. Una contribución a su historia, hablamos con él, entre otros temas, de la importancia de las propias cumbres, de la cultura y el desarrollo en la cooperación iberoamericana, así como de su experiencia como Secretario General Iberoamericano.

 

Acaba de coordinar el libro Las Cumbres Iberoamericanas. Una contribución a su historia. ¿Por qué es importante escribir la historia de las Cumbres Iberoamericanas?

Yo creo que siempre es importante ayudar a la historia a recordar, en lo bueno y en lo malo, los hechos que van aconteciendo. En la historia de las relaciones entre España, Portugal y América Latina, ha habido ciertos momentos muy importantes, con mucha influencia y con mucho impacto político y social. La creación de las cumbres fue uno de esos momentos. Coincidió con el fin del siglo pasado, un momento histórico influido por el hecho de que América Latina había recuperado las democracias, un periodo de diálogo vinculado al V Centenario, que fue muy dinámico; una fecha realmente importante para América, para la Península Ibérica y para el mundo.

Ese contexto generó un clima que propició la aparición en escena de las cinco personas que, de alguna manera, tuvieron la iniciativa de generar una movilización política de diálogo entre las dos orillas del Atlántico; entre América y la Península Ibérica. Esas personas fueron, en primer lugar, el Rey Don Juan Carlos, que fue el que tuvo la iniciativa inicial; Felipe González, que siendo presidente del Gobierno visita México, se encuentra con su presidente Salinas de Gortari -la tercera persona- y juntos conciben la idea de crear esa movilización aprovechando el clima de recuperación democrática y de las celebraciones del V Centenario. Invitan también a la cuarta persona involucrada, Mario Soares, líder portugués y gran latinoamericanista, animando así a la quinta persona que impulsa de alguna forma las cumbres, el presidente de Brasil, Collor de Mello.

Estas cinco personas, de alguna manera, conciben la idea de realizar unas cumbres anuales a partir de 1991, cuando se celebra la primera de estas reuniones. A ella asisten todos los presidentes de América Latina y los primeros ministros o jefes de gobierno de Portugal y de España, así como el presidente de Portugal y el Rey de España. Así nació esta iniciativa, a la que cuando uno mira con perspectiva histórica, ya han pasado 25 años -27 en realidad-, se trata de 25 reuniones anuales; un hecho bastante excepcional en la historia de las relaciones internacionales. No siempre se juntan los 24 jefes de estado y de gobierno, pero nunca se ha quedado una silla vacía, siempre ha aparecido o un vicepresidente o un canciller.

Las reuniones se celebraron en un clima que yo creo que ha sido muy importante, porque el ambiente era muy distendido, muy informal, muy de amigos, que no es poca cosa. Es fundamental que esta comunidad apunte a eso. Hay un dato que yo siempre menciono: el único lugar en el que el presidente cubano, Fidel Castro, podía conversar con sus colegas en los diez primeros años, era en las Cumbres Iberoamericanas, hecho que demuestra los activos que tenía esta iniciativa.

Al principio las reuniones eran informales, mucho coloquio sobre los temas más relevantes de América, Europa y el mundo, pero luego se pensó que había que usar esta herramienta para promover la cooperación. Nació una primera tentativa de creación de una Secretaría para la Cooperación, de fomentar un proyecto de cooperación, hasta que posteriormente se genera ya la Secretaría General Iberoamericana, que surge en el 2005, y está ahora funcionando con buena salud y mucha actividad.

 

¿Cuál es su valoración del periodo 2005 – 2014, años en los que fue Secretario General Iberoamericano?

Para mí fue un periodo muy importante, en lo personal fue volver un poco a España; me había ido cuando tenía 3 años, y aunque volvía muy a menudo, fue la primera vez que comencé a venir a radicarme en España. Vine para armar este ejercicio con entusiasmo, con mucha gente que me acompañó para formar esta Secretaría, darle una estructura internacional, con todas las formalidades que tiene todo este esfuerzo.

Siempre tuvimos una gran colaboración de los gobiernos españoles y portugueses, y un gran apoyo y seguimiento de todos los países de América Latina. Armamos todo un árbol de áreas de cooperación en lo económico, en lo social, en lo cultural, y en lo político, que, de alguna forma, le dieron contenido a esta iniciativa, que va creciendo por sus importantes objetivos y contribuciones.

Resulta interesante destacar que la cooperación iberoamericana, particularmente de España con América Latina no es nueva. Hace setenta años que se creó la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), y posteriormente se crearon otras instituciones vinculadas con otros temas, como con la justicia o con los problemas de la seguridad social, que es otro de los temas que España empezó a privilegiar hace más de cincuenta años. Es decir, la idea de cooperar siempre existió. Aún en los periodos difíciles de las relaciones políticas entre España y América Latina, siempre hubo una vocación de apoyar la cooperación y de alimentar una relación que estaba más allá de los encuentros políticos que existieron en esa época.

 

¿Qué papel juegan para usted la cultura y la movilidad académica en el futuro de lo Iberoamericano?

Respuesta: Las dos son realmente muy importantes. La cultura es la base, el sustrato de la comunidad. Cuando hablo de cultura hablo de valores, de tradiciones, de dos lenguas que unen a toda la región, más allá de las lenguas vernáculas que existen y que son muchas, y, sobre todo, con objetivos comunes en materias de democracia.

La cultura es el mayor activo que tiene la Comunidad Iberoamericana, siempre lo pensé. Por eso, de alguna manera, el sector cultural tuvo gran prioridad durante todo este periodo y lo sigue teniendo, porque realmente es el gran capital que tiene la comunidad iberoamericana, y la que la distingue de otro tipo de relaciones, incluyendo la de Europa. Es decir, hay más cosas para compartir en esta comunidad que las que realmente se comparten en Europa, donde hay un conjunto de culturas que se agrupan pero que tienen sus identidades propias. En América Latina también las hay, pero el sustrato común es realmente muy vigoroso.

 

¿En qué medida es importante la cultura vinculada al desarrollo?

La cultura es la base sobre la que debería asentarse la política de desarrollo, porque en la cultura están los valores fundamentales que mueven a una sociedad, para proceder y distribuir con igualdad y justicia. Esos valores son fundamentales en cualquier estrategia del desarrollo. Es decir, sirve para beneficiar a la sociedad. No solo a su bienestar físico, sino a su bienestar espiritual. Son valores comprometidos. La política de desarrollo no puede ser insensible a trabajar para los valores, porque ese es el objetivo central del desarrollo económico social inclusivo.

 

Usted llegó a Uruguay con tres años. Uruguay le acoge a usted y a su familia, le forma y le educa. Es increíble el papel de Uruguay acogiendo a la migración. ¿Cómo se siente usted?

Me siento, primero, muy agradecido y muy orgulloso de ser uruguayo. Como usted dice, llegué con tres años y el país me abrió todas las puertas. Nunca me sentí otra cosa que uruguayo, y siempre recuerdo que nací en Asturias. Tanto es así que tengo una Fundación, la que publica este libro, que se llama Fundación Astur, ¡por algo será! De alguna manera, mi origen siempre ha estado presente, pero nunca he sentido en mi país que alguien me señalara el no haber nacido en Uruguay, o el no tener acceso a cualquier cosa, menos una, que es el ser presidente de la República, (ríe), afortunadamente.

 

Entre sus muchos cargos, usted ha trabajado para Naciones Unidas, y fue Secretario Ejecutivo de la CEPAL en una época difícil, durante la dictadura de Pinochet, ¿qué recuerdos le trae esta época?

Recuerdos buenos y recuerdos duros, tristes. Chile siempre fue un país muy abierto a la cooperación internacional y a la presencia internacional. La CEPAL fue creada en Chile en 1948 y eso fue debido, precisamente, a esa vocación internacionalista que ha tenido siempre el país, y eso hizo que Santiago se convirtiera en una de las grandes capitales de Naciones Unidas. La CEPAL fue para mí un lugar muy importante de formación desde mi temprana juventud, porque conocí muy de cerca los trabajos pioneros que lanzó su fundador, el Dr. Prébisch. Siempre he tenido una relación muy estrecha con la CEPAL y con su Instituto de Planificación.

Era un poco volver a casa, al alma máter de mi formación en las disciplinas de ciencias económicas y sociales. Fue un periodo muy interesante, pero nos chocamos con que yo empecé allí en 1972 y un año después comenzó el periodo autoritario hasta 1990, y me tocó vivirlo en sus momentos más duros y más difíciles. Fue cuando aprendí la importancia de las Naciones Unidas, especialmente la trascendencia de los derechos humanos y la valoración de los grandes objetivos en libertad y democracia. Aprendí cómo esta institución pudo, con su bandera azul, ayudar en momentos muy difíciles a personas e instituciones como parte de la responsabilidad que tiene el sistema con respecto a esos temas.

De manera que fue una experiencia muy grata trabajar para la CEPAL y agradezco la oportunidad de haber podido estar con la bandera de Naciones Unidas al servicio de los problemas de la gente y de sus instituciones. En ese sentido, tengo recuerdos muy tristes de la gran división en la familia chilena, un país que yo quiero mucho. Soy muy amigo de Chile, me siento muy cerca de ese país. Ver su salida hacia la democracia fue muy grato y muy importante para terminar ese periodo tan difícil.

 

Y del pasado, al presente. Estamos todos muy preocupados con la situación en Venezuela y hace pocos días el Mecanismo de Montevideo le señaló a usted como uno de los posibles negociadores del conflicto. ¿Cuál es su postura?

Es un problema muy difícil. Por supuesto, siempre que se pueda ayudar a recuperar la paz y la convivencia hay que estar a la orden. Y es con ese espíritu que estaría dispuesto a colaborar con esta iniciativa que claramente tiene algunas condiciones previas. La primera es que realmente las dos partes quieran aceptar esta iniciativa como un instrumento de diálogo y de cooperación. Eso todavía no está claro y por tanto este mecanismo está a la espera de lograr estos consensos.

Luego, por supuesto, está el compromiso de dar salida a los problemas dificilísimos que tiene Venezuela, comenzando por el tema de las elecciones o el respeto a los derechos humanos y a todos los temas que entrarían en un paquete negociador. Habrá que esperar un poco a ver cómo evolucionan los hechos, la situación no es nada fácil, es muy peligrosa, y hay mucha gente sufriendo. Habría que tratar las soluciones cuanto antes para ayudar a revertir la situación tan difícil que vive la sociedad venezolana.

Publicaciones y lecturas seleccionadas boletín 2

AGENDA 2030

Huenchuan, Sandra. (2018, diciembre). Envejecimiento, personas mayores y Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: perspectiva regional y de derechos humanos. Comisión Económica para América Latina y el Caribe. Ver.

 

ARGENTINA

InnContext. (2019, enero). El Índice de Progreso Social. Una radiografía del nivel de bienestar del Conurbano bonaerense. Ver.

 

BRASIL

Tible, Jean. (2018, julio-diciembre). Estamos todos en peligro: Razones y perspectivas de la victoria electoral autoritaria en Brasil. Revista Política Latinoamericana. (nº 7). Ver.

Burns, Nick. (2019, enero). Brazil’s Foreign Minister Wants to Save the West From Postmodernism. Foreign Affairs. Ver.

 

CENTROAMÉRICA

Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). (2018). Informe de coyuntura económica y negocios: Calibrando para una travesía de largo plazo. (nº 1). Ver.

 

CUBA

Torres, Ricardo. (2018). Informe de Economía de Cuba. Centro de Estudios de la Economía Cubana, Universidad de La Habana. Ver.

 

DESARROLLO Y COOPERACIÓN INTERNACIONAL

The Reality of Aid. (2018). The Changing Faces of Development Aid and Cooperation: Encouraging Global Justice or Buttressing Inequalities? Ver.

Comisión Europea. (2019). Informe de la UE para 2019 sobre la coherencia de las políticas de desarrollo, incluidas las respuestas de los Estados miembros. Ver.

 

ECONOMÍA

Werner, Alejandro. (2019, enero). Latin America and the Caribbean in 2019: A Moderate Expansion. Fondo Monetario Internacional. Ver.

 

EDUCACIÓN

García, Fernando L. (2019, enero). Making Room for Innovation in Latin America. Center for International Higher Education. Ver.

Vincent-Lancrin, S., et al. (2019). Measuring Innovation in Education 2019: What Has Changed in the Classroom? Educational Research and Innovation, OCDE. Ver.

 

INTEGRACIÓN

Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe, Banco Interamericano de Desarrollo. (2019). Informe de 2018. Ver.

 

INVERSIONES LATINOAMERICANAS EN ESPAÑA

ICEX-SEGIB. (2019). Global LATAM. Series Inversión Extranjera. México. Ver.

 

MIGRACIONES

Latek, Marta. (2019, enero). Interlinks between migration and development. Parlamento Europeo. Ver.

Comisión Económica para América Latina y el Caribe. (2019, enero). Observatorio Demográfico de América Latina 2018: Migración internacional. Ver.

Noe-Bustamante, L. y López, M.H. (2019, enero). Latin America, Caribbean no longer world’s fastest growing source of international migrants. Pew Research. Ver.

 

MUJER Y TRABAJO

Bustelo, Monserrat et. al (enero, 2019). Female Labor Force Participation, Labor Market Dynamic, and Growth. Banco Interamericano de Desarrollo. Ver.

 

NICARAGUA

The Dialogue (2019, enero). Nicaragua en 2019: ¿Es hora de cambiar? Ver.

 

REFUGIADOS

Clemens, M., Huang, C., y Graham, J. (2018, octubre). The Economic and Fiscal Effects of Granting Refugees Formal Labor Market Access. Center for Global Development. Ver.

 

VENEZUELA

Shifter, Michael. (2019, enero). Crisis in Venezuela: What lies ahead for Juan Guaidó? The Inter-American Dialogue. Ver.

Gunson, Phil.  (2019, enero).  En Venezuela, un gambito de grandes apuestas. International Crisis Group. Ver.

The Economist. (2019, enero). How to hasten the demise of Venezuela’s dictatorship. Ver.

Nueva Sociedad. (2019, enero). Urgente, Venezuela. Ver.

Council of the European Union. (2019, enero). International Contact Group on Venezuela. Ver.

The Economist. (2019, febrero). The battle for Venezuela’s future. Ver.

Ernst, Falco. (2019, febrero). Mexico’s New Neutrality in the Venezuela Crisis. International Crisis Group. Ver.

Ramsey, G. y Smilde, D. (2019, enero). Venezuela’s Crisis Explained. WOLA. Ver.

Smilde, David. (2019, febrero). La Unión Europea propone Grupo de Contacto Internacional. WOLA. Ver.

Caritas Venezuela. (2019, febrero). Comunicado sobre Ayuda Humanitaria. Ver.

Encuentro de becarios de la Fundación Carolina en Valencia

El lunes 11 de febrero de 2019 se celebró en Valencia un encuentro de becarios de la Fundación Carolina. Al evento acudieron 47 becarios que están realizando posgrados en las universidades de València Estudi General, Politècnica de València, Jaume I, Miguel Hernández, Alicante, Murcia y Castilla la Mancha, entre otras.

La jornada comenzó con un café de bienvenida en la Universidad Politécnica de Valencia, al que siguió una bienvenida institucional en el Salón de Actos del Rectorado de D. José Luis Cueto, vicerrector de Alumnado, Cultura y Deporte de la misma universidad, y de Dña. Cristal Mariátegui, jefa del área de Cooperación y Liderazgo de la Fundación Carolina. Tras ella, el catedrático e investigador de la Universidad Politécnica de Valencia D. Vicent Botti presentó una conferencia sobre Inteligencia Artificial.

La segunda parte de la actividad consitió en una visita al Puerto de Valencia, en la que se incluyó un encuentro con D. Francesca Sánchez, director general de la Autoridad Portuaria de Valencia, y con D. Aurelio Martínez, director general de la Fundación Valenciaport.

Tras el almuerzo, los becarios se dirigieron al Oceanográfico de Valencia, donde se les presentaron algunos de los proyectos de investigación y conservación de la Fundación Oceanográfico de Valencia.

Presentación del XII Informe de inversión española en América Latina

En el anfiteatro de la Casa de América se reunió el 20 de febrero un nutrido público para la presentación de la 12ª edición del Informe de Inversión Española en América Latina. Además de la inauguración y la presentación de los contenidos del informe, se desarrollaron tres mesas redondas sobre turismo, energía e infraestructura.

En la inauguración, el director general de la Casa de América, Antonio Pérez-Hernández Torra; el Secretario de Estado, Juan Pablo de Laiglesia; el decano de Global and Public Affairs de IE University, Manuel Muñiz; el socio fundador y presidente de Llorente & Cuenca, José Antonio Llorente, y el director de ventas de Iberia para América Latina, Víctor Moneo, presentaron un panorama general sobre la importancia que tiene América Latina para España y para sus empresas.

América Latina había sido el destino que permitió la internacionalización de muchas empresas españolas, y ahora ocurre también que hay inversiones latinoamericanas en España, particularmente mexicanas y brasileñas. Esto, en buena medida, es posible porque la región es prioritaria para la política exterior española, como ha quedado de manifiesto en las giras de trabajo que han realizado tanto S. M. El Rey como el presidente del gobierno en fechas recientes. La política hacia América Latina es una política de Estado, basada en el consenso político y social más amplio posible. Además, es una política multidimensional, universal e incluyente, que permite llevar una relación con todos los países latinoamericanos, pero sin renunciar a un trato diferenciado, según los intereses que persiga España en cada caso. La política española hacia América Latina se basa en y defiende el Estado de derecho, la democracia y los derechos humanos, y se articula a nivel bilateral con asociaciones estratégicas y mecanismos de diálogo y, a nivel regional, mediante las Cumbres Iberoamericanas.

La relación empresarial y económica de España con América Latina sumaba 57 mil millones de dólares en 2016. Esto ha sido posible por la confluencia del potencial económico español y el crecimiento de las clases medias en América Latina. Hoy, hay algunas amenazas a las inversiones españolas en la región, producto de la inestabilidad política. Por eso, España considera fundamental tener seguridad jurídica (vía los Acuerdos para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones o APPRI) y que se cuide el medio ambiente, conforme lo indica la Agenda 2030. España también mantiene una posición a favor del multilateralismo. Por eso, trabaja de cerca con los organismos económicos y financieros que tienen un papel en la región (Alianza del Pacífico, BID, CAF, FMI) y con CEPAL para temas de Objetivos de Desarrollo Sostenible y Agenda 2030, en particular a lo referente al nuevo estatuto para países de renta media. En el marco de la UE, España defiende e impulsa los acuerdos de libre comercio, como el que está en negociación con Mercosur.

La importancia de estas inversiones debe entenderse a la luz de lo que ocurre con el orden internacional, el cual está en una etapa de transición marcada por fuertes cuestionamientos al andamiaje institucional. En los principales foros internacionales se advierte que hay mayor riesgo político producto del conflicto geopolítico en ascenso. En el ámbito interno, no puede soslayarse el hecho de que las sociedades han dejado de creer en y apoyar el comercio internacional, la libre empresa y la democracia. En ese sentido, América Latina era un pequeño oasis de calma, pero el entorno también tiene impacto en la región. Así pues, estamos en una etapa de incertidumbre global, en la que se cuestiona el orden existente, pero América Latina sigue siendo, por ahora, espacio de crecimiento y estabilidad, por lo que tres cuartas partes de las empresas españolas seguirán invirtiendo en la región en el futuro previsible.

El informe lo presentó su responsable, Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor de Economía de la IE Business School. Es producto de una encuesta realizada entre septiembre y diciembre de 2018. Entre sus características principales están que se hizo con una muestra más grande e incorpora tanto grandes empresas como pymes. Si bien el entorno económico es complejo, se espera que las empresas españolas sigan invirtiendo en América Latina, particularmente en los países de la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú) y en Brasil, países que fueron una suerte de tabla de salvación cuando la crisis económica iniciada en 2008 golpeó a España y que ahora muestran crecimiento por el ascenso de las clases medias. El panorama no está libre de incertidumbres, particularmente las relativas a la desaceleración, la inestabilidad y posibles devaluaciones, particularmente en Brasil y México, países en los que acaba de cambiar el gobierno y se plantean cambios en su modelo económico.

Mesa redonda: Oportunidades de negocio e inversión en el sector del turismo en América Latina

Con el director de ventas de Iberia para América Latina y el director de Utópica de Viajes El Corte Inglés, se discutió sobre la importancia del sector turístico latinoamericano para las inversiones españolas. La región les permite mantener un negocio rentable y fortalecer su marca, gracias al crecimiento de las clases medias en América Latina. Los viajeros iberoamericanos que viajan a España/Europa se han multiplicado, y son pasajeros de alta calidad, que viajan más y por muchos motivos, incluidos los negocios, y se le considera un turismo Premium. En ese sentido, ambas empresas buscan hacer de Madrid puerta de entrada a Europa, África e incluso Asia para los viajeros latinoamericanos. Parte del éxito de estas empresas en América Latina está en haber sabido adaptarse a las diferencias presentes en el consumidor en cada país latinoamericano y ajustar el modelo de negocio para hacerlo adecuado para mercados distintos, cambiantes y, en algunos aspectos, más avanzados. En su visión, a los países latinoamericanos les hace falta explotar su potencial turístico; la política turística debe ser una política de Estado. Hay que invertir en infraestructura y formación, además de brindar seguridad jurídica a las inversiones.

Mesa redonda: Invertir en el sector energético en América Latina

Representantes de tres empresas energéticas de distinto corte con inversiones en América Latina (Naturgy, Grenergy y Saeta Yield) hicieron referencia al sector y a lo que hace que sus inversiones sean rentables en la región. Entre sus principales retos está conseguir, junto con los gobiernos y los reguladores, un modelo energético sostenible, con un marco jurídico y regulatorio claro y estable que favorezca la inversión. Hay una gran demanda energética, producto del crecimiento de los países de la región, pero, a veces, el gran número de trámites que hay que hacer complica las cosas. Hoy, hay grandes necesidades de energía barata en América Latina y, en ese sentido, tanto el gas como las renovables tienen buenas oportunidades en la región.

Mesa redonda: Infraestructuras: ingeniería, construcción y concesiones 

Miembros de tres empresas con inversiones en América Latina (ACCIONA Infraestructuras, Sacyr y Construcción Auxiliar de Ferrocarriles) se refirieron a su experiencia en el ámbito de la infraestructura en América Latina, un sector clave para el desarrollo de la región. Después de educación o sanidad, la infraestructura es el elemento que más contribuye a la igualdad de oportunidades. América Latina es un mercado prioritario para estas empresas, particularmente para reconstrucción/desarrollo de infraestructura, concesiones y servicios. Además, al apostar por el talento local, han creado miles de puestos de trabajo. En cuanto a las necesidades de la región, las tres empresas coinciden en que falta mucha infraestructura (movilidad urbana, puertos, ferrocarriles, hospitales, agua, aeropuertos, electricidad). La región tiene gran diversidad de terreno y de población, pero también una gran debilidad en sus estructuras fiscales. Por ahora, apuestan por la financiación público-privada como un buen mecanismo para atraer capital extranjero y los megaproyectos. Se trata de mejorar la calidad de la vida de la gente, pero los gobiernos tienen problemas para conseguirlo. No se lo plantean como beneficio social. Preocupa la politización en la provisión de servicios públicos. Hoy, puede decirse que hay toda la necesidad del mundo en materia de infraestructura, hay proyectos y ahora también hay capital. El principal problema son las condiciones. En muchos países, la legislación es un obstáculo.

Por Érika Ruiz Sandoval
FUNDACIÓN CAROLINA

Fotos y Video cedidos por Casa de América

 

 

El patronato de la Fundación Carolina aprueba las cuentas anuales, el Plan de Actuación y la renovación y nombramiento de nuevos miembros

Fotos: © Casa de S.M. el Rey. Para su reproducción es necesario solicitar autorización del propietario de los derechos.

El 4 de febrero se celebró en el Palacio de la Zarzuela, la XXX sesión ordinaria del patronato de la Fundación Carolina, presidida por S. M. el Rey. En el acto estuvieron presentes el presidente del Gobierno y presidente ejecutivo del patronato, Pedro Sánchez; la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo; el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell; la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño; el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y Caribe, Juan Pablo de Laiglesia; la directora de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Aina Calvo; el director de Relaciones Culturales y Científicas de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Miguel Albero; la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan y el Primer Secretario General Iberoamericano, Enrique V. Iglesias.                           .

Se aprobaron las cuentas anuales correspondientes a 2017 y el Plan de Actuación 2019, y se procedió al nombramiento y a las renovaciones de sus miembros.

Durante la sesión, el presidente del Gobierno destacó cómo el extraordinario trabajo de la Fundación Carolina sigue dando frutos, pocos meses después de la designación de un nuevo equipo directivo. Señaló la importancia de contar con el apoyo activo de las empresas que forman parte del patronato a las que reconoció y agradeció su trabajo que da sentido a la naturaleza público privada de la Fundación y que muestra un interesante camino en pos de una agenda común. Recordó el compromiso del Gobierno de España con los Objetivos de Desarrollo Sostenible que constituyen una valiosa herramienta al servicio de objetivos urgentes y realistas, así como los ejes en los que nuestras sociedades y gobiernos deben centrar sus prioridades. En sintonía con la lucha contra la desigualdad entre hombres y mujeres destacó el programa que la Fundación ha lanzado junto con la Secretaría General iberoamericana orientado a reducir la brecha de género en el ámbito de la ciencia y la tecnología. Finalizó su intervención recordando que la cooperación no es opcional sino una obligación, por lo que es tiempo de reivindicar la unión y la eficacia del multilateralismo. También de renovar el apoyo a la Fundación Carolina.

El director de la Fundación Carolina presentó las principales líneas de trabajo contenidas en el Plan de Actuación 2019, inspirado en la Agenda 2030 y el nuevo impulso que la cooperación española está teniendo al amparo de ese compromiso mundial. En cuanto al programa de formación, estas líneas se sustancian en la apertura de una nueva línea de becas, definida con la SEGIB, y centrada especialmente en las disciplinas de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (“STEM”, por sus siglas en inglés) bajo un enfoque de igualdad de género. Por otra parte, la Fundación seguirá profundizando en su apuesta por los estudios en manejo de datos, ciberseguridad o biotecnología, y completa su convocatoria de becas financiando asimismo cursos de postgrado en el ámbito de las artes, la comunicación y las humanidades, cubriendo, como es de esperar, una oferta integral que se extiende a todas las áreas de conocimiento. Destacó asimismo la mayor atención que se presta en este Plan a criterios de equidad y de generación de valor e innovación social.

El director comentó cómo la Fundación se ha impuesto el objetivo de reimpulsar su labor como centro de análisis en cuestiones de cooperación y desarrollo, acción exterior, y un mejor conocimiento de la realidad latinoamericana, dados los intensos cambios que se están produciendo en esa región, como en el conjunto del sistema internacional. De igual modo, se refierió al nuevo impulso que se dará al programa internacional de visitantes que permite diseñar agendas de visitas que invitan a nuestro país a figuras de referencia latinoamericanas, recuperando de ser posibles programas que tanto hacen por visibilizar problemáticas todavía presentes en la región. Finalmente, comentó cómo la Fundación Carolina está acometiendo un giro en su política de comunicación, con el fin de que esta sea más transparente y eficaz, y que sin perder su propio perfil, actúe de manera sincronizada con otros agentes de la acción exterior y del sistema de la cooperación iberoamericana

Finalmente, S.M. el Rey pronunció unas palabras de clausura que inició con un sentido recuerdo a la figura de Belisario Betancur, miembro del Consejo de Protectores de la Fundación Carolina, y recientemente fallecido. Felicitó a la Fundación por sus casi dos décadas de existencia y señaló que el balance de su actuación es notable y su futuro prometedor. “Se trata de un instrumento que apuntala nuestra vocación e identidad iberoamericanas, articulando e institucionalizando un efectivo espacio iberoamericano de convivencia, cooperación y hermandad en la educación superior, la ciencia, la tecnología y la diplomacia pública”. Comentó, en tal sentido, cómo en sus constantes viajes por la región se encuentra con “carolinos” que integran gabinetes presidenciales y ministeriales, consejos de administración, claustros universitarios, gobernaciones y alcaldías, medios de comunicación. La presencia de América Latina en los foros internacionales, con varias naciones en el G20 —además de España— reclama para el continente un papel destacado en la gobernanza global y una participación activa en la toma de decisiones de la que depende la reconfiguración del orden internacional. Para esta tarea cuentan con el decidido apoyo de la Corona, del Gobierno de España y de esta Fundación iberoamericana.

Al acto acudieron los siguientes representantes de las empresas españolas miembros del patronato: el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete; el presidente de Santander Universidades, Matías Rodríguez Inciarte; el consejero secretario general de Repsol, Luis Suárez de Lezo; el presidente de Iberia, Luis Gallego; la directora de concesiones de Suez Spain. AGBAR, Asunción Martínez; el director general de Comunicación y Relaciones Institucionales de Naturgy, Jordi García Tabernero; el presidente del Grupo Planeta, José Crehueras; el presidente de la Fundación Iberdrola, Fernando García Sánchez; el director de Fundación Endesa, Carlos Gómez Múgica; el director general de CECA, José María Méndez; el consejero ejecutivo de BBVA, José Manuel González Páramo; el presidente de ACS, Florentino Pérez; el presidente de Mapfre, Antonio Huertas; el presidente de El Corte Inglés, Jesús Nuño de la Rosa; el presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO), José Carlos García de Quevedo y el presidente de Havas Media Group Spain, Alfonso Rodés.                   .

Además, el patronato contó con la asistencia de la dirección de la Fundación Carolina, constituida por el director, José Antonio Sanahuja y el secretario general y gerente, Hugo Camacho.

 

 

Encuentro de becarios de la Fundación Carolina en Madrid

El pasado jueves 31 de enero de 2019 se celebró en Madrid, una nueva reunión institucional de becarios en el auditorio de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. Asistieron 143 estudiantes de diferentes áreas académicas.
El objetivo de los encuentros es, además de darles a conocer la actualidad, diversidad y riqueza cultural de España, proporcionarles un espacio de contacto entre estudiantes de diferentes países y facilitarles el acercamiento entre ellos.

El encuentro, lo presentó el director de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, Jaime Sánchez Revenga, y a continuación el Director de la Fundación Carolina, José Antonio Sanahuja, impartió la Conferencia » Crisis de Globalización, ascenso de la ultraderecha y desafíos al orden internacional liberal».

La visita guiada a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre que estaba preparada, tuvo que ser anulada pero se pospone para realizarla más adelante.